miércoles, septiembre 30, 2015

Papa Francisco, la película.



http://jesucristoenelcine.blogspot.com.es/2015/09/un-filme-luminoso-francisco-el-padre.html

unes, 21 de septiembre de 2015

Un filme luminoso: "Francisco. El Padre Jorge"

La primera película sobre el Papa Francisco,estrenada el pasado viernes 18 en más de 80 cines de nuestro país, venía precedida de una comprensible expectación, porque siempre supone un riesgo realizar unbiopic sobre un gran personaje qué todavía vive. Beda Docampo Feijóo, el director, y las empresas productoras ‑Pampa Films y Gloriamundi‑ decidieron correrlo. El resultado es “Francisco. El Padre Jorge”, una cinta argentino-española que se mueve dentro de una acertada sencillez cinematográfica, muy acorde con la personalidad del biografiado.

El guión, del propio Beda Docampo, se inspira en el libro “Francisco. Vida y revolución” de la periodista argentino-italianaElisabetta Piqué, que se ha convertido en una ferviente admiradora del Papa. No es la única periodista argentina que siente predilección por Francisco, porque también Alicia Barrios se considera gran amiga suya y ha escrito un libro sobre él: “Mi amigo el Padre Jorge”. Quizá por ese particular magnetismo que el Papa ejerce sobre los profesionales de los medios, Docampo ha diseñado un personaje de ficción que resulta clave en la estructura del film: la periodista Ana, muy bien encarnada por Silvia Abascal. Alrededor de ella se articulan diversos flashbacks –a modo de pinceladas–, que componen la trayectoria deJorge Mario Bergoglio desde su juventud hasta su elección para ocupar la Cátedra de San Pedro.

Que Darío Grandinetti no se parece físicamente al Papa es tan evidente como, tal vez, intencionado. Sin embargo, su interpretación es tan natural y convincente que el espectador no duda del parecido moral con Francisco y reconoce su humanidad, su cercanía, su humildad, su firmeza, sus réplicas ingeniosas, sus bromas porteñas…: todo le recuerda al primer Pontífice sudamericano de la historia.

Una de las bazas fuertes de la película es la hermosa fotografía de Kiko de la Rica(Goya por Blancanieves, Pablo Berger, 2012), que aprovecha los luminosos exteriores bonaerenses y sabe crear atmósferas intimistas, familiares o –pocas veces– siniestras, cuando la trama lo pide. La música es de Federico Jusid, conocido sobre todo por su buen trabajo en El secreto de sus ojos (Juan José Campanella, 2009).

Desde luego, el título no engaña a nadie y quienes vayan a ver “Francisco. El Padre Jorge” buscando intrigas políticas o vaticanas se sentirán defraudados, porque es un film con vocación de agradar a todo tipo de público, a creyentes y a no creyentes. Una opción no sólo legítima sino, en mi opinión, atinada. Es verdad que se podría poner algún reparo a algún punto del guión y al desarrollo narrativo, pero Beda Docampo acierta al subrayar los rasgos más característicos de su vida espiritual y de lo que será su pontificado: su devoción a la Virgen –a la que gusta invocar como Virgen de los Nudos‑ y a San José, su debilidad por los pobres y los enfermos, su compromiso con la vida y con la justicia, su mirada misericordiosa ante el error…

Como epílogo se insertan, a modo de flashes, imágenes auténticas del Papa Francisco, que redondean una cinta grata y entretenida, que –sin alardes cinematográficos– cumple con creces el objetivo de acercar a jóvenes y mayores la amable figura del Papa Francisco. Como primer filme, merece nuestro más sincero aplauso.

Juan Jesús de Cózar

martes, septiembre 29, 2015

Oración a San Miguel Arcángel.




Oración a san Miguel arcángel

Esta oración a San Miguel Arcángel es muy recomendada y eficaz en la lucha contra las tentaciones y el demonio.

"San Miguel arcángel, defiéndenos en batalla,

sé nuestro amparo contra las maldades y asechanzas del diablo,

que Dios le reprenda

es nuestra humilde súplica;

y tú, Príncipe de las huestes celestiales,

por el poder de Dios,

arroja al Infierno a Satanás

y a los demás espíritus malignos,

que rondan por el mundo

buscando la ruina de las almas. Amén."


Breve historia de esta oración

El Papa León XIII instituyó una oración a san Miguel arcángel para toda laIglesia Católica. Estableció la recitación de esta oración después de la misa.
El padre Domenico Pechenino escribe: "No recuerdo el año exacto. Una mañana el Sumo Pontífice León XIII había celebrado la santa misa y estaba asistiendo a otra de agradecimiento, como era habitual. De pronto, le vi levantar enérgicamente la cabeza y luego mirar algo por encima del celebrante. Miraba fijamente, sin parpadear, pero con un aire de terror y de maravilla, demudado. Algo extraño, grande, le ocurría.
Finalmente, como volviendo en sí, con un ligero pero enérgico ademán, se levanta. Se le ve encaminarse hacia un despacho privado. Los familiares le siguen con premura y ansiedad. Le dicen en voz baja: "Santo Padre, ¿no se siente bien? ¿Necesita algo?" Responde: "Nada, nada". Al cabo de media hora hace llamar al secretario de la Congregación de Ritos y, dándole un folio, le manda imprimirlo y enviarlo a todos los obispos diocesanos del mundo. ¿Qué contenía? La oración que rezamos al final de la misa junto con el pueblo, con la súplica a María y la encendida invocación al príncipe de las milicias celestiales, implorando a Dios que vuelva a lanzar a Satanás al infierno".

lunes, septiembre 28, 2015

Familias numerosas, bendición.




21,096 views   |   429 compartido 
  • La sociedad actual nos muestra el modelo de familia ideal con dos niños, de preferencia uno de cada sexo. Toda la cultura, empezando por la publicidad y hasta los libros de texto, promueven una y otra vez esta imagen de familia perfecta, con la promesa inmediata de que tendremos más cosas materiales y una vida menos complicada.
    Lo cierto es que a las familias con más de dos hijos, se nos cuestiona todo el tiempo si éstos fueron planeados. La gente se pregunta si somos ignorantes y no sabemos la manera de evitar un embarazo, o si simplemente hemos perdido la razón.
    Cuando mi esposo y yo descubrimos que nuestro cuarto bebé venía en camino, nos vimos frente a un reto económico importante. Por un momento sentimos que se nos venía el mundo encima. Tristemente, lo que más nos abrumaba era tener que dar la noticia a la gente: sabíamos que seríamos motivo de críticas y burlas. ¡Y no nos equivocamos! Incluso personas muy cercanas a nosotros (tal vez sin mala intención) hicieron comentarios muy hirientes: ¡Pronto tendríamos un cuarto bebé! ¡Qué clase de irresponsables éramos! ¿No acabábamos de tener un bebé? ¿Qué no conocíamos la cantidad de métodos anticonceptivos disponibles en el mercado?
    A pesar del poco entusiasmo de algunos familiares y amigos, la llegada de nuestra bebé fue un motivo de inmensa alegría. Con pequeños sacrificios nuestra economía no colapsó como pensamos, y nuestra familia simplemente se hizo más hermosa y alegre. La realidad es que existen grandes ventajas al tener familias numerosas, mi esposo y yo las hemos ido descubriendo con cada vida nueva que ha llegado a alegrar nuestro hogar. Aquí te presento algunas de ellas:
  • 1. Los hermanos mayores maduran

    Junto a las nuevas responsabilidades que llegan con los bebés, los hijos más experimentados se ven en la necesidad de ayudar con las tareas del hogar y procurar el bien de los hermanitos más pequeños. Nuestra hija mayor, de ocho años de edad, sorprende a todos con su madurez y con su gran sentido de responsabilidad hacia sus hermanos.
    Nuestro segundo hijo, de cuatro años, quien fue diagnosticado con autismo, por iniciativa propia ha aprendido a poner la mesa, a preparar biberones y a despertarnos con el desayuno servido (que casi siempre consiste en galletas y leche), entre muchas otras cosas. Sus terapeutas están sorprendidas por sus avances, lo que nosotros atribuimos a su rol de hermano mayor de dos pequeños, de quienes está siempre al pendiente. Todos, hasta los bebés —de uno y dos años, respectivamente— son muy independientes.
  • 2. Existe un gran sentido de comunidad

    En una familia grande no hay lujos, todos tienen que compartir y ver por los demás. Existe muy poca oportunidad para el egoísmo. En una ocasión, cuando estábamos en una reunión social, una niña de otra familia se nos acercó para ver a nuestra hermosa bebé tomar su biberón. Ella le preguntó a su mamá si podían también tener una bebé, a lo que la mamá le contestó que de ser así ella tendría que compartir su recámara. La niña inmediatamente cambió de parecer: tanto ella como su mamá pensaban que tener una recámara propia era mejor que traer a la familia la alegría de otra vida.
    Por el contrario, nuestros hijos, no solo están felices de compartir sus recámaras, sus juguetes y el control de la televisión, sino que cuando reciben alguna bolsa de golosinas, o algún otro tesoro, esperan a estar todos juntos para abrirlos y compartir a los demás de lo que tienen. Como padres no podríamos estar más orgullosos.
  • 3. El futuro es más prometedor

    Durante los últimos momentos de vida de la abuelita de mi esposo, quien vivía en El Salvador, nunca faltó alguien a su lado. A pesar de tener a dos de sus hijos viviendo en Estados Unidos, siempre tuvo a alguien que viera por ella y la cuidara. Durante su enfermedad siempre estuvo alguien junto a su cama y finalmente murió rodeada del amor de su esposo y de sus hijos. Ahora, entre los 6 hijos que viven en su país, se hacen cargo del papá viudo. Si estos padres generosos hubieran preferido el modelo de familia pequeña, con sus dos hijos viviendo en otro país, ¿qué habría sido de ellos? Nunca he escuchado a personas mayores arrepentirse de haber tenido una familia grande. En cambio, he conocido a muchos matrimonios con nidos vacíos, arrepentidos por no haber tenido más hijos.
  • 4. ¡Son para toda la eternidad!

    Las familias grandes implican un poco más de esfuerzo y sacrificio, pero ¿qué son esas pequeñeces comparadas con la eternidad? ¡Los hijos son para toda la eternidad! Ni los vehículos, ni los viajes, ni los lujos podrán acompañarnos cuando dejemos este mundo. Los hijos, en cambio, son un tesoro en esta vida y en la otra.
    Nosotros pronto daremos la bienvenida a nuestro quinto hijo y no podríamos sentirnos más felices y orgullosos. Y ahora, ¿qué piensas de las familias numerosas?

domingo, septiembre 27, 2015

Cataluña...





Solidaridad dentro del Estado


elecciones_catalanas--644x362En la instrucción pastoral de la Conferencia Episcopal Española del año 2002,”Valoración moral del terrorismo en España, de sus causas y de sus consecuencias”, hay un apartado muy interesante, el 5º, que hace alusión al nacionalismo y a la perversión de toda insolidaridad dentro del propio Estado. Ante el debate sobre el desafío de Artur Mas y el referéndum de independencia, os paso estas palabras, que son muy adecuadas para el debate.
Las naciones, en cuanto ámbitos culturales del desarrollo de las personas, están dotadas de una soberana espiritual propia y, por tanto, no se les puede impedir el ejercicio y cultivo de los valores que conforman su identidad. Esta soberanía espiritual de las naciones puede expresarse también en la soberana política, pero ésta no es una implicación necesaria. Cuando determinadas naciones o realidades nacionales se hallan legítimamente vinculadas por lazos históricos, familiares, religiosos, culturales y políticos a otras naciones dentro de un mismo Estado no puede decirse que dichas naciones gocen necesariamente de un derecho a la soberana política.
Las naciones, aisladamente consideradas, no gozan de un derecho absoluto a decidir sobre su propio destino. Esta concepción significara, en el caso de las personas, un individualismo insolidario. De modo análogo, resulta moralmente inaceptable que las naciones pretendan unilateralmente una configuración política de la propia realidad y, en concreto, la reclamación de la independencia en virtud de su sola voluntad. La virtud política de la solidaridad, o, si se quiere, la caridad social, exige a los pueblos laatención al bien común de la comunidad cultural y política de la que forman parte.
La Doctrina Social de la Iglesia reconoce un derecho real y originario de autodeterminación política en el caso de una colonización o de una invasión injusta, pero no en el de una secesión.
Javier Alonso Sandoica

sábado, septiembre 26, 2015

miércoles, septiembre 23, 2015

Morir o matar.


https://blogs.aceprensa.com/elsonar/la-libertad-de-obligar-a-los-demas/

22 septiembre, 2015
Los médicos se oponenEl 10 de diciembre entra en vigor en Quebec la ley que autoriza a un médico a practicar la eutanasia a un paciente que libremente la pida y esté en  una condición grave y con un sufrimiento intolerable. La condición del enfermo no tiene por qué ser terminal y el dolor puede ser también psicológico, según determinó este año una sentencia del Tribunal Constitucional que autoriza el suicidio asistido.
En Quebec estaba ya todo a punto. El Colegio de Médicos había preparado unas directrices y un protocolo con las instrucciones a seguir para la inyección letal. Pronto tendrán los médicos los “kits de eutanasia”.
Pero en medio de lo que parecía un consenso social, ha caído como una bomba la postura de los 29 centros de cuidados paliativos de la provincia canadiense, que han declarado que no practicarán ningún acto de eutanasia. Los médicos alegan que es incompatible con la filosofía y los valores de estos centros, ya que la eutanasia no es un cuidado paliativo ni una cura.
Theresa Dellar, directora del West Island Palliative Care Residence, ha declarado a la prensa que su clínica no quiere saber nada con la eutanasia: “Nuestra filosofía incluye proporcionar confort, cuidados y dignidad a las personas durante el fin de su vida y permitir que llegue la muerte natural”. De acuerdo con su experiencia, la directora explica que “cuando los síntomas y el dolor son debidamente tratados, las personas pueden morir de un modo digno”.
También los médicos del Hospital Universitario de Montreal se han expresado contra la eutanasia.
Están en su derecho. La ley reconoce la objeción de conciencia de los médicos. Y los centros de cuidados paliativos son independientes desde el punto de vista legal. La misma ley sobre el fin de la vida reconoce que “los centros de cuidados paliativos determinan los cuidados de fin de vida que ofrecen en sus locales”.
Sin embargo, el Ministro de Sanidad de Quebec, Gaétan Barrete, se ha tomado muy a mal que los objetores ejerzan su derecho, que él ha calificado de “obstruccionismo”. Les acusa de “querer obligar a los pacientes alojados en sus instalaciones a tener que irse a otra parte para tener acceso a la ayuda médica a morir”. En realidad, es él quien quiere forzar a los centros a hacer lo que no quieren, pues ningún paciente está obligado a ir a uno de estos centros para morir.
Pero se comprende su irritación. Le molesta que el sector  más dedicado y competente sobre los cuidados en el fin de la vida, considere que la ley es innecesaria.
También le fastidia que se haya roto lo que se había presentado como fruto del consenso social. En el largo debate parlamentario, la oposición al suicidio asistido se había descalificado como un signo de cerrazón, pero ahora se descubre que la sociedad no comulga en una única visión.
Igualmente ha saltado por los aires la idea de que la eutanasia garantiza la libertad de elección del paciente, sin obligar a nadie. Theresa Dellar ha recordado que el gobierno dedica  cada año 18 millones de euros a financiar los cuidados paliativos, pero con estos fondos “se garantiza el acceso a este tipo de cuidados solo al 16% de los canadienses que los piden. ¿Cómo se puede decir que en este tema existe la libertad de elección?” Desde luego, el “kit de eutanasia” es mucho más barato.
Pero incluso esta financiación de los centros puede estar comprometida si se desmarcan de la práctica de la eutanasia.  El ministro de Sanidad ha recalcado que todos los centros sanitarios públicos tienen que tener un procedimiento para proponer “la ayuda médica a morir”.
Los medios para vencer la resistencia se advierten en la amenaza que ha hecho el abogado Jean-Pierre Ménard, jurista especializado en los derechos del paciente, que ha propuesto retirar la financiación pública a estos centros si no quieren practicar la eutanasia. “No estaba previsto que las clínicas se comportaran así. Esto compromete el derecho de los ciudadanos al acceso a los cuidados”. No deja de ser curioso que el abogado califique como “cuidado” un gesto de muerte por el que el paciente deja de necesitar más curas.  Pero no hay que pedirle mucha lógica. Al no poder acusar a estos centros de incumplir la letra legal, les reprocha que “así no se respeta el espíritu de la ley”. Y tras recordar que una parte de su financiación es pública, se pregunta “si como sociedad debemos continuar financiándolas”.
Se repite así  un proceso bien conocido de la dictadura del relativismo. Para garantizar la libre elección de un nuevo “derecho”, hay que impedir que decidan libremente otros agentes que no quieren involucrarse en una práctica que rechazan. Si en uso de su libertad quieren mantenerse al margen, la amenaza será la retirada de la financiación pública, no porque su servicio no sea útil, sino porque “discriminan”.   En cambio, discriminar en el uso de los fondos públicos no por lo que haces sino por lo que no quieres hacer, responde al espíritu del permisivismo intolerante.

lunes, septiembre 21, 2015

Seguir a Jesús, sentado????


http://www.espiritualidaddigital.com/

CxMO_LEVANTARSE_DE_UNA_SILLA.jpg_659879267   Dicen que toda larga marcha comienza siempre con un paso… Pero no es verdad. Antes de ese primer paso es preciso un gesto crucial, sin el cual no habrá ni primer paso ni larga marcha: el heroico gesto de levantarse.
   Y no debe ser fácil. Porque muchas personas deciden seguir a Cristo desde la silla, la butaca, o incluso el banco de la iglesia. No hay más que ver la cantidad de feligreses que, llegado el «sursum corda» de la misa («levantemos el corazón») aún continúan sentados en sus asientos, y sólo entonces deciden levantar con gran esfuerzo, si no el corazón, al menos las posaderas.
   Se dicen cristianos porque están a favor. Están a favor de Jesucristo, de la Iglesia, del Papa, de Cáritas, y algunos incluso de su párroco. Escuchan el sermón y se deleitan oyendo esas cosas tan profundas. Rezan desde el asiento, aprovechando que están en el templo…
   Pero si se trata de desmontar su vida para acercarse a quienes no creen, o de prescindir de comodidades para hacer limosnas… ¡Bueno, bueno, tampoco hay que pasarse! ¡Ellos ya están a favor!
   Él se levantó y lo siguió. ¡Así comienza una larga marcha! Levantando el… el corazón.

sábado, septiembre 19, 2015

En las manos y el corazón de Jesús.



Quiero saber, qué pasará, vamos bien o mal, estoy sano o no, los hijos, los padres, me pesa el pasado, me agota el futuro, quiero certezas, tengo angustia, esta barca es vieja y se hunde, corren malos tiempos y vientos, cómo será, qué será, será , hago lo que debo...???...haz actos de fe y de desagravio.
Y en las manos de Dios , día a día.










viernes, septiembre 18, 2015

La importancia de lo externo.






ceremonial   Cuando los sacerdotes, de cuando en cuando, recordamos a nuestros fieles la conveniencia de asistir bien vestidos a la misa dominical, muchos nos miran con gesto de extrañeza. Parecen decirnos, con sus caras: «¿Qué le importa a Dios eso? Dios mira el corazón». Sucede lo mismo cuando animamos a quienes visitan el templo a que honren a Jesús sacramentado con una reverente genuflexión. Algunas personas piensan que, a Dios, el ceremonial le importa poco. Que lo único realmente importante es lo espiritual. Claro que, si fuese así, no habría tenido Dios la delicadeza de encarnarse. Ya se ve que la carne también le importa.
   No me pusiste agua para los pies… No me besaste… No me ungiste la cabeza con ungüento… ¡Vaya chasco, el del fariseo, si pensaba que «lo que importa es el corazón»!
   Resulta que sí; que al Verbo encarnado, además del corazón –que le importa, y mucho– también le importa la carne. Y estoy seguro de que no te gustaría escucharle palabras como éstas: «Viniste a mi boda en chándal y zapatillas… Pasaste por delante de Mí y no me saludaste con la genuflexión… Traías el móvil encendido a mi Banquete…»
   Si realmente amas a Cristo… ¡Compórtate!          http://www.espiritualidaddigital.com/

jueves, septiembre 17, 2015

Europa, se vienen, se van.




https://blogs.aceprensa.com/elsonar/los-que-vienen-a-europa-y-los-que-se-van/

Los que vienen a Europa y los que se van

15 septiembre, 2015
Inmigrantes agradecidosLa llegada de centenares de miles de refugiados es un problema para Europa, pero también un homenaje. Llegan a las costas de Grecia o de Italia en lanchas neumáticas o en embarcaciones endebles y al tomar tierra prorrumpen en gritos de triunfo. Para ellos Europa es todo lo contrario de lo que dejan atrás: paz en vez de guerra; perspectiva de prosperidad frente a pobreza; reconocimiento de derechos en vez de regímenes despóticos; ayuda en vez de despojo… Quizá luego la realidad no cumpla todos sus sueños, pero no cabe duda de que para ellos Europa es la tierra de promisión.
Y eso que llegan a una Europa que suscita tantos lamentos de sus propios ciudadanos, agobiados por políticas de austeridad, escasez de empleo, recortes salariales y crisis de deuda. Pero parece que esa Europa que, según algunos críticos, desmantela su Estado de Bienestar y  lamina a las clases medias, sigue siendo un polo de atracción para el que está fuera.
La lenta e indecisa reacción frente a la crisis de los refugiados puede considerarse un nuevo síntoma de la desunión en la UE, de un funcionamiento deficiente y falto de objetivos claros. La misma reticencia de algunos países de Europa del Este a acoger a miles de musulmanes ha sido interpretada como un sesgo de intolerancia religiosa. Pero si algo revela la crisis es la quiebra de los países de Oriente Medio de donde proceden los refugiados.
Desde Libia a Afganistán, pasando por Siria e Irak, lo que más destaca es el fracaso de una civilización para incorporarse a la modernidad. Como escribe Walter Rusell Mead en Wall Street Journal, desde la caída del imperio otomano y el fin del colonialismo, todas las diversas ideologías que han intentado vertebrar al mundo árabe y musulmán han fracasado: “El nacionalismo liberal de los comienzos del siglo XX fracasó, así como también el nacionalismo socialista de Gamal Abdel Nasser en Egipto y el de sus contemporáneos. También ha  naufragado el autoritarismo: basta comparar lo que creó Lee Kwan Yew en un país sin recursos como Singapur, y la herencia de los Assads en Siria o de Saddam Hussein en Irak”. Ayer asistimos al fracaso de las “primaveras árabes” y hoy al del islamismo fanático en la versión del EI, que con su violencia brutal ahuyenta a esa misma población a la que dice querer liderar. Los choques de sunitas contra chiítas,  de clanes contra clanes, del ejército contra islamistas, han acabado expulsando de sus tierras a millones de habitantes.
En estas condiciones, no deja de ser paradójico que el Estado Islámico reclute yihadistas en Europa para fomentar en Oriente Medio la violencia y el caos del que huyen los refugiados, y para organizar atentados en Europa. Estos jóvenes yihadistas, salidos a menudo de los hijos de inmigrantes musulmanes, son también el testimonio de una integración cultural fracasada. Lejos de haber hecho suyos los valores de una Europa ilustrada, encuentran en el islam más fanático un modo de llenar el vacío de su espíritu y de sentirse héroes empuñando un fusil.
Lo cual indica también una crisis de civilización en Europa. Una civilización que niega las raíces de donde han salido sus valores,  que desconecta las libertades y derechos de su fundamento en la dignidad humana, acaba resultando incoherente y poco atractiva.
Hoy nos compadecemos de esos niños que llegan con sus padres a Europa tras un viaje largo y peligroso, y les ofrecemos protección. Sin duda estas familias van a necesitar  techo, comida y trabajo, pero también una educación que integre a esos niños en nuevos valores que no han conocido en su país. Sería triste que cuando se hagan mayores encuentren más atractivo en la yihad que en la democracia.

martes, septiembre 15, 2015

lunes, septiembre 14, 2015

José Miguel Ibáñez Langlois, sacerdote y poeta.


http://www.latercera.com/noticia/cultura/2015/09/1453-646924-9-jose-miguel-ibanez-langlois-yo-no-deje-de-ser-sacerdote-ni-cristiano-a-la-hora.shtml

José Miguel Ibáñez Langlois nació en 1936, hijo de abogado, es el mayor de siete hermanos.
Tenía 14 años y era estudiante del Saint George. José Miguel Ibáñez Langlois estaba en su casa, después del colegio, y buscaba algo de música para distraerse. Puso un disco sin tener claro su contenido. Eran las Alturas de Machu Picchu recitadas por Pablo Neruda. “Quedé como debe quedar uno al salir de una hipnosis”, recuerda el sacerdote, poeta y ex crítico literario en el libro Conversaciones con J. M. Ibáñez Langlois, que acaba de publicar editorial Universitaria. 
Un recorrido por su vida, desde su infancia, su acercamiento a las letras -compañero del poeta Armando Uribe-, su vocación religiosa, el encuentro con el Opus Dei, cómo se convirtió en Numerario de “la Obra”, su relación con su fundador, Josemaría Escrivá de Balaguer, hasta su ocupación como crítico literario, bajo el seudónimo de Ignacio Valente, durante 30 años en el diario El Mercurio. Ese trayecto se resume en el diálogo que establece con tres profesores de la U. de los Andes. 
Tras la negativa de escribir sus memorias, Ibáñez Langlois, hoy de 79 años, responde preguntas en un volumen donde predomina el tema religioso. Sin embargo, hay algunas historias que revela cuando era el único crítico de la letras locales, durante el régimen de Pinochet. Tribuna desde donde elogió la antipoesía de Nicanor Parra, el debut de Raúl Zurita, se enfrentó a Enrique Lihn y Pablo Neruda -quien lo llamó “Curi-crítico”- y dijo que Mala onda, de Alberto Fuguet, era una “bazofia”. 
Cuenta que llegó a acumular 3 mil libros, que lo quisieron sobornar dejándole cheques, y que Ignacio Valente nació en los 60, cuando debía firmar su primer artículo en el diario. “Se suponía que no verían con buenos ojos a un sacerdote allí. Tomé el primer libro que encontré a mano, una historia de Roma, buscando un nombre latino. Me gustó Valente (un emperador). En el diario, Fernando Durán por su cuenta añadió Ignacio. Pensé en quitarlo después. Pero ya era tarde: un tal Ignacio Valente había comenzado a existir con vida propia”, dice Ibáñez Langlois en el libro. Ahora, responde a La Tercera, dice que ya no escribe poesía. “No, porque ya no soy capaz. Solo escribiría peor lo que antes hice mejor”, agrega. 
¿Qué fue lo más difícil, en los 80, de ser crítico y a la vez sacerdote? 
Para mí no hubo nada complicado. Yo no dejé de ser sacerdote, ni de ser cristiano, a la hora de hacer crítica. Pero la hice, al mismo tiempo, con un respeto muy profundo por la autonomía de los valores propiamente literarios: de la belleza, la expresividad y la fuerza del lenguaje. La fe cristiana siempre me ha parecido una perspectiva privilegiada para juzgar los valores de la escritura, y al mismo tiempo una garantía de independencia. 
A distancia de esos años, ¿se arrepiente de alguna crítica? 
Sí. Yo me indigné cuando María Luisa Bombal murió en la sala común de un hospital, y sin el Premio Nacional, que en cambio el gobierno militar entregaba a escritores muy menores por el solo mérito de no ser de izquierda. Entonces lancé exabruptos contra ellos y los jurados.  
¿Qué destacaría hoy de la obra de Gabriela Mistral, Nicanor Parra, Pablo Neruda y Gonzalo Rojas? 
De la Mistral destaco su sólida raigambre castellana y bíblica. De Parra, la recuperación del habla coloquial y del dialecto de la tribu, salvando a nuestra poesía de los metaforones oscuros en que estaba prisionera hacia los años 60. De Neruda destaco la gracia perdurable de su poesía juvenil, el poder oscuro y casi hipnótico de las dos primeras Residencias, y el encanto ligero de las Odas elementales. Gonzalo Rojas me parece que no está a la misma altura, aunque destaco su poesía de la sintaxis. 
¿Hay poetas que estén publicando en la actualidad que le gusten?
Pocos. Del retroceso general de las humanidades en las últimas décadas, pienso que la poesía se ha llevado la peor parte, peor que otros géneros literarios, en el mundo y en Chile. Añoro intensamente leer y analizar poesía de verdadera altura, pero encuentro poca. 
¿Qué opina de la crítica actual? 
Tengo una buena opinión, con dos salvedades: cierta timidez a la hora de pronunciarse sobre la calidad de la obra, cosa que estimo una parte esencial de la crítica, y una necesidad de los lectores. La otra salvedad se refiere a la falta de crítica de poesía.
¿Cree que el Opus Dei tiene una imagen negativa en Chile? 
El Opus Dei tiene una imagen sumamente positiva entre innumerables personas que conocen de cerca la institución: su espíritu, sus apostolados y miembros. Entre quienes tienen un conocimiento lejano o nulo, habrá de todo, también los típicos rumores de la ignorancia.

sábado, septiembre 12, 2015

Moralistas católicos ante el Sínodo dela familia.



No es un Sínodo más, es decisivo. Que cada uno haga cuanto pueda.


http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=24835

MORALISTAS CATÓLICOS, CONTRA EL PUNTO 137 DEL IL DEL SÍNODO

«Nos sentimos moralmente obligados a hablar contra la distorsión de la enseñanza católica»

Acaba de ser publicado un manifiesto firmado por más de 50 prestigiosos moralistas católicos a favor de las encíclicas Humanae vitae y Veritatis Splendor, que supone además una crítica contundente al punto 137 del Instrumentum Laboris (IL) del próximo sínodo sobre la familia, que se va a celebrar en octubre. De dicho punto aseguran que «propone un método de discernimiento moral que decididamente no es católico».
11/09/15 1:07 AM | Imprimir | Enviar
(InfoCatólica) El manifiesto explica que el parágrafo 137 del Instrumentum Laboris, que en español reza así...:
137. Teniendo presente la riqueza de sabiduría contenida en la Humanae Vitae, en relación a las cuestiones tratadas en el documento, surgen dos polos que deben ser constantemente conjugados. Por una parte, el papel de la conciencia entendida como voz de Dios que resuena en el corazón del hombre educado a escucharla; por otra, la indicación moral objetiva, que impide considerar la procreación una realidad sobre la cual decidir arbitrariamente, prescindiendo del designio divino sobre la procreación humana. Cuando prevalece la referencia al polo subjetivo, es fácil caer en opciones egoístas; en el otro caso, se percibe la norma moral como un peso insoportable, que no responde a las exigencias y a las posibilidades de la persona. La combinación de los dos aspectos, vivida con el acompañamiento de un director espiritual competente, ayudará a los cónyuges a escoger opciones plenamente humanizadoras y conformes a la voluntad del Señor.
... «se refiere a un documento clave del Magisterio moderno, la Humanae vitae, de un modo que, a la vez, pone en cuestión el vigor de su enseñanza y propone un método de discernimiento moral que decididamente no es católico. Esta aproximación al discernimiento contradice lo que ha sido enseñado por el Magisterio de la Iglesia acerca de las normas morales, la conciencia y el juicio moral, al sugerir que una conciencia bien formada puede estar en conflicto con las normas morales objetivas».
Los autores y firmantes del manifiesto aseveran:
«Como teólogos y filósofos moralistas católicos y nos sentimos moralmente obligados a hablar contra la distorsión de la enseñanza católica que está implícita en el parágrafo 137.Si es aprobado por el Sínodo, el deficiente texto del Instrumentum laboris puede crear confusión entre los fieles». 
Tras analizar las diversas versiones del texto (inglés, italiano original y español), se denuncia que su redacción «es profundamente ambigua, tiende a presentar la norma moral como algo extrínseco a las personas y a la vida buena a la que son llamadas; por lo tanto, la norma aparece como algo exclusivamente negativo y, por así decirlo, como meramente coercitiva»
Y más adelante se advierte que:
El parágrafo 137 del Instrumentum laboris no solo no aconseja confiar en Dios en el esfuerzo para conformarse a sus mandamientos, sino que, en cambio, sugiere que el agente moral puede ser capaz de encontrar un punto medio en el que sopesar sus subjetivas «necesidades y posibilidades» que ha auto-discernido, contra el contenido actual de la ley moral. Lo que se pierde aquí completamente es la comprensión del Concilio de la gracia de la redención de Cristo que ha sido reiterado en el capítulo tercero de la Veritatis splendor: «Para no desvirtuar la cruz de Cristo».
El manifiesto denuncia igualmente la distorsión de la enseñanza del punto 16 de la Gaudium et spes, del Concilio Vaticano II, sobre el papel de la conciencia en el cristiano. Y advierte:
La idea de que la conciencia haga una referencia intrínseca a una verdad objetiva del bien está totalmente ausente en el parágrafo 137. Al presentar la conciencia como un polo que está en oposición dialéctica con la ley, el Instrumentum laboris propone una concepción incompatible con la enseñanza del Magisterio de la Iglesia y disminuye la dignidad espiritual de la persona humana en cuanto alguien capaz de conformar sus acciones con la verdad objetiva.
El texto explica cómo afecta ese error a la hora de formar el juicio moral. Y sentencia:
Las formulaciones ambiguas imprecisas del parágrafo 137 sugieren un rechazo de la existencia de actos intrínsecamente malos. El texto implica que no hay normas morales con un valor absoluto, universal e inmutable que prohíben siempre y sin excepciones las acciones intrínsecamente malas. En consecuencia, el texto parece poner en cuestión la Tradición de la Iglesia y la enseñanza explícita de la encíclica Veritatis splendor (nn. 79-82. 115).
En relación a la Humanae Vitae, se asegura:
... el parágrafo 137 está muy lejos de promover la sólida antropología en la que el Beato Pablo VI, y después de él San Juan Pablo II, basaron la normativa precisa enseñada por la Iglesia: los seres humanos están destinado a amar y ser amados. La contracepción, de hecho, es incompatible con amar y ser amado. Al usar los anticonceptivos, no solo se rechaza el significado procreativo del acto conyugal, sino también el significado del acto en cuanto verdaderamente «unitivo», queda así radicalmente comprometido el genuino acto de amor (cfr. HV 12).
Y se advierte que:
Aunque el parágrafo 137 habla de la «riqueza de sabiduría» de Humanae vitae de hecho mina su contenido fundamental.
Los filósofos y teólogos moralistas firmantes recuerdan en su conclusión que:
El fracaso de muchos teólogos e incluso de algunos obispos y sacerdotes en dar un sólido respaldo a la enseñanza de la Humanae vitae ha llevado a décadas de una débil identificación con la enseñanza de la Iglesia, no sólo en materia sexual, sino en todos los ámbitos. El Sínodo es una oportunidad para corregir esta deficiencia. El parágrafo 137 debe ser rechazado y reemplazado por un fuerte respaldo a la enseñanza de la Humanae vitae y una clara explicación de la relación entre la conciencia y las normas morales objetivas como enseña laVeritatis splendor.

viernes, septiembre 11, 2015

Dónde están los países árabes en la crisis de refugiados????



http://xcarrio.blogspot.com.es/2015/09/los-paises-de-la-liga-arabe-porque-no.html?spref=fb




Las dramáticas imágenes de los refugiados de Siria en su huida hacia Europa también están sacudiendo al mundo árabe, donde sus ciudadanos han incendiado el debate al negarle sus gobiernos un refugio a sus"hermanos" sirios. Este malestar se disparó tras la muerte del niño sirio Aylan Kurdi y la difusión de su foto yaciendo sin vida en una playa turca.

La principal cuota de refugiados sirios, más de 4 millones de personas, se reparte entre Turquía, Líbano y Jordania. En cambio, desde que comenzó el conflicto en marzo de 2011, ni los países del Golfo ni demás compatriotas árabes se han ofrecido a recibir a las víctimas de esa guerra.

Los ciudadanos árabes, al igual que están haciendo estos últimos días los europeos, están cuestionando en tanto cafés como en redes sociales, "la moralidad" de sus gobiernos, que han cerrado sus puertas a estas personas, entre ellas en las ricas monarquías del Golfo Pérsico.

Las monarquías del Golfo Pérsico tienen uno de los niveles de vida más elevados de todo el planeta. La renta per cápita de estos países es la más alta, con gran diferencia, del mundo musulmán. Sus sectores petrolero y de la construcción emplean a centenares de miles de trabajadores importados de todo el mundo.

Grandes enemigas de Irán, las monarquías del Golfo han sido los principales financiadores de los grupos rebeldes que luchan contra Bashar al Asad, el dictador sirio apoyado por Teherán. Sin embargo, en la tremenda crisis de refugiados que se vive en Oriente Medio, Arabia Saudí, Kuwait y demás destacan porque por el momento han aceptado acoger a… cero personas.

Qatar, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Omán y Kuwait no quieren sirios en su territorio,según revela un informe de un informe de Amnistía Internacional. Están muy implicados en el terrible conflicto sirio, pero se niegan a dar acogida a una sola de sus víctimas.

Otros países de la región con significativa presencia de refugiados sirios son Irak, que a su vez está inmerso en una espiral de violencia que amenaza su propia supervivencia, y Egipto. Entre los dos acogen a unas 350.000 personas.

Su riqueza, su proximidad a Siria e Irak y su implicación directa en los conflictos bélicos que asuelan el mundo árabe no parecen razón suficiente para que las monarquías del Golfo tomen cartas en el asunto de la acogida de refugiados, lo que les ha procurado fuertes críticas, incluso dentro del mundo musulmán, como ha quedado de manifiesto en campañas como la que tuvo lugar en la red social Twitter la semana pasada bajo el lema “Acoger a los refugiados sirios es un deber del Golfo”, en la que intervinieron decenas de miles de usuarios.

Las petromonarquías no forman parte de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, por lo que no aceptan peticiones de asilo, ni siquiera por parte de ciudadanos musulmanes suníes de otros países. Para entrar en Arabia Saudí o Qatar, un sirio tiene que solicitar un visado como turista o trabajador, requisito muy difícil de cumplir para quienes huyen de una guerra tratando de salvar la vida.

Mientras que las ricas monarquías petrolíferas del Golfo rechazan cualquier asistencia humanitaria a sirios e iraquíes, tres países acogen en estos momentos a casi 3,5 millones de refugiados. Se trata del Líbano, cuyos 1,1 millones de refugiados representan el ¡26%! de su población; Turquía (1,6 millones) y Jordania (620.000). La renta per cápita en estos tres países está por debajo de los 20.000 dólares. Arabia Saudí, en cambio, exhibe 52.000; Kuwait, más de 70.000, y Qatar, el país más rico de la zona, casi llega a los 150.000.

La BBC recoge en un reportaje de su web los comentarios que suscitó entre la comunidad siria de Dinamarca un vídeo de Facebook en el que aparecen centenares de sirios entrando en Austria, acogidos con mensajes de bienvenida. Un usuario preguntó:

¿Cómo es que huimos de la región de nuestra hermandad musulmana, que debería asumir una mayor responsabilidad para con nosotros que unos países que describen como infieles?

jueves, septiembre 10, 2015

Amar a los enemigos ????


http://www.espiritualidaddigital.com/


Las almas y la cámara de Leon Bernzy

Leon Bernzy   Ese grito de Cristo: Amad a vuestros enemigos, es terriblemente revolucionario si uno lo toma en serio. No hay arma de destrucción masiva más poderosa sobre la tierra que el Sermón de la Montaña. Basta un movimiento de verdadero amor misericordioso para acabar con todo un ejército de enemigos y convertirlos en hermanos.
   Aunque no sé quién está orquestando las lágrimas de los europeos para que todos lloremos al ritmo de las portadas, y no sé qué Leon Bernzy se dedica a poblar de fotografías los medios, todo parece indicar que grandes masas migratorias de religión musulmana van a poblar Europa en los próximos años. No quisiera ver en ellos enemigos que amenazan mi forma de vida.
   Yo quiero ver almas; almas que Dios nos acerca para que sembremos en ellas el amor de Cristo. Quiero amar a todo ser humano, y no con amor de pancarta o de slogan barato, sino con ese Amor que es como fuego que todo lo incendia.
   Ahora bien: toda esta riada no nos encuentra, precisamente, en nuestro mejor momento. Nuestro músculo evangelizador está atrofiado entre comodidades burguesas. O nos convertimos de nuevo en apóstoles, o el cristianismo desaparecerá de Europa en dos generaciones.