jueves, diciembre 08, 2016

María Inmaculada.






ORACIÓN A LA INMACULADA CONCEPCIÓN:
Oh María, Virgen Inmaculada, haz que nunca perdamos
el sentido de nuestro camino:
que la suave luz de la fe ilumine nuestros días,
que la fuerza consoladora de la esperanza dirija nuestros pasos,
que el calor contagioso del amor anime nuestro corazón,
y que nuestros ojos permanezcan siempre fijos en Dios,
fuente de la verdadera alegría. Amén.

domingo, diciembre 04, 2016

Novena de la Inmaculada.





"Cada vez que miramos a María volvemos a creer en lo revolucionario de la ternura y el cariño" (Papa Francisco, Evangelii Gaudium).






sábado, diciembre 03, 2016

Palíndromos.

 A ver si alguien aporta alguno más...










(Una diversión para descansar de tanta trascendencia)
Un palíndromo es un conjunto de palabras que forman una frase con sentido, cuyas letras son capicúas, es decir, que dicen lo mismo leídas de derecha a izquierda que de izquierda a derecha.
Quizá el más famoso es aquel que dice:
"Dábale arroz a la zorra el abad".
Hay gente con una mente increíblemente ágil para hacer palíndromos. Yo no soy de esos, pero tengo dos amigos que lo son, y a ellos he oído los siguientes palíndromos. Para mí es especialmente gracioso éste, en el mundo de la eduación:
¿Son mulas, o cívicos alumnos?

Yo hago yoga hoy
Notará más esa maratón
No maree, Ramón
Échela, la mala leche
Serían aires
Anita, la gorda lagartona, no traga la droga latina
Atila sale con Ocon y no conoce la salita
Luz azul
Salome, me molas
Di clases al Cid
A ti no bonita
Oir a Darío
Roma le aviva el amor

San Francisco Javier a los universitarios.





Resultado de imagen de san francisco javier y sus cartas a universitarios






Carta de san Francisco Javier a los universitarios de París

"Muchos cristianos se dejan de hacer en estas partes, por no haber personas que en tan pías y santas cosas se ocupen. Muchas veces me mueve pensamientos de ir a los estudios de esas partes, dando voces, como hombre que tiene perdido el juicio, y principalmente a la universidad de París, diciendo en Sorbona a los que tienen más letras que voluntad, para disponerse a fructificar con ellas: ¡cuántas ánimas dejan de ir a la gloria y van al infierno por la negligencia de ellos!

martes, noviembre 29, 2016

Felicidades a las gemelas!!!!!!!!!.


El 30 de noviembre de un año de la década de los 60 cambió el curso de la historia. No había ecografías; a mi padre expectante le dijeron, han salido dos, no sabemos si viene una tercera. El príncipe quedó destronado y hasta hoy sigue la historia.  Zorionak, felicidades, gracias!!!!








lunes, noviembre 28, 2016

In pace, Domingo Ramos-Lissón.




Excelente profesor, un caballero y buen sacerdote.

http://www.noticiasdenavarra.com/2016/11/28/sociedad/navarra/fallece-domingo-ramos-lisson-profesor-emerito-de-la-facultad-de-teologia-de-la-universidad-de-navarra

Fallece Domingo Ramos-Lissón, profesor emérito de la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra

EP - Lunes, 28 de Noviembre de 2016 - Actualizado a las 10:13h
  •  
Domingo Ramos-Lissón
Domingo Ramos-Lissón

    • Domingo Ramos-Lissón
    PAMPLONA. El profesor emérito de la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra Domingo Ramos-Lissón falleció el 27 de noviembre en Pamplona. Había nacido en Madrid en 1930, donde estudió Derecho en la Universidad Central de Madrid.
    Posteriormente se trasladó a Roma para realizar los estudios teológicos en la Pontificia Universidad Lateranense, y allí se doctoró. Recibió la ordenación sacerdotal en diciembre de 1959 en Madrid. Durante su estancia en Roma conoció a san Josemaría, quien le hizo despertar su interés por la antigüedad cristiana. Fruto de ello nació su trabajo 'Los primeros cristianos' (1968), que, ampliado y revisado, alcanzó tres ediciones.
    Se incorporó a la Universidad de Navarra en 1971, de la mano del profesor José Orlandis, donde realizó tareas docentes, investigadoras y directivas. Compaginó las labores propias de su condición sacerdotal con su actividad científica.
    Experto en Patrología e Historia Antigua de la Iglesia, mantuvo una intensa actividad investigadora con más de ochenta libros y artículos publicados en revistas especializadas. Entre sus numerosas publicaciones destacan Compendio de Historia de la Iglesia Antigua (EUNSA, 2009) y Patrología (EUNSA, 2005), centrado en la vida de los Padres de la Iglesia: "su gran sueño", tal y como señala Josep Ignasi Saranyana, profesor emérito de la Facultad de Teología.
    Fue muy importante su aportación al desarrollo del Instituto de Historia de la Iglesia de la Universidad de Navarra, del que fue subdirector de 1984 a 1990, y director entre 1990 y 1996. Además, impulsó el nuevo Anuario de Historia de la Iglesia (desde 1991).
    Una de sus labores más conocidas en la Universidad fue la de asesoramiento y colaboración en la dirección de la Biblioteca del centro académico. Por encima de todo "fue un gran amante de los libros", relata el profesor Saranyana: "Dedicó muchísimas horas a la Biblioteca hasta lograr que esta sea hoy, al menos en materias teológicas, un referente internacional".
    Domingo Ramos fue miembro de la Association Internationale d'Études Patristiques, de la Societas Internationalis Studiorum Historiae Conciliorum Investiganda, de la Sociedad Española de Estudios Clásicos y de la Association Française d'Histoire Réligieuse et des Idées. Además, su apertura al mundo internacional le llevó en 1997 a obtener el Premio Europa, concedido por el Centro de Estudios Europeos de la Universidad de Navarra.
    "Algunos lo definían como el 'perfecto caballero', y con razón, por sus educados modos y por su permanente sonrisa", afirma el profesor Saranyana. "Siempre hizo gala de una cordialidad y exquisitez extraordinarias, que nunca abandonó, ni siquiera en las etapas de mayor tensión: durante la larga enfermedad de su madre (a la que atendió con filial solicitud); cuando se acumulaban el trabajo o los compromisos editoriales; o en las temporadas en que el ministerio sacerdotal le exigía una mayor dedicación. Era, sin duda, una persona de talante pacífico, que inspiraba serenidad, un buen sacerdote y un gran universitario, muy identificado con el mundo británico, particularmente con el de Oxford", concluye.

    domingo, noviembre 27, 2016

    Imparciales.








    Puritanos y minutos de silencio.








    PURITANOS, por Juan Manuel de Prada
    (ABC, 26 de noviembre de 2016)
    Afirmaba Foxá que los minutos de silencio son “la cáscara vacía de la oración”; o sea, una oración que se ha quedado sin su meollo, sin su dulce amado centro, que es Dios. Toda la ignominia que ha rodeado la muerte de Rita Barberá, empezando por ese grotesco minuto de silencio que le dedicaron (o se negaron a dedicarle) quienes antes la habían empujado a la muerte se explica porque España es una cáscara vacía que se ha quedado sin Dios. Decía ingenuamente el Kirilov de Dostoievski que “si Dios no existe, todo está permitido”; pero lo que en realidad ocurre es que, si Dios no existe, nada puede ser perdonado. En las sociedades que se han quedado sin Dios hay muchas cosas que no están admitidas (en general, todas las cosas nobles y buenas), pero nadie puede perdonarnos, porque el Dios misericordioso ha sido suplantado por unos diosecillos puritanos que, como el doctor Pedro Recio de Tirteafuera hacía con Sancho, nos apuntan con su varilla cada vez que cometemos un pecado, negándonos el perdón. Sólo en un mundo lleno de Dios fluye la vida de tal modo que haya pecado y perdón; pero allí donde falta Dios los pecados nunca se perdonan y la vida se coagula en la acusación y el reproche, porque los diosecillos puritanos nunca dejan de señalar nuestras culpas. Y como en un mundo sin Dios tampoco hay vida de ultratumba, los diosecillos puritanos que señalan los pecados del prójimo extienden su jurisdicción incluso más allá de la muerte. Por eso Pablo Iglesias, cual Pedro Recio de Tirteafuera que administra una severa dieta moral al prójimo, considera que nada puede ser perdonado, ni siquiera en esa otra vida donde antaño Dios era único juez, y se niega a guardar un minuto de silencio en homenaje a la difunta Rita Barberá.
    La impiedad de Pablo Iglesias resulta, sin embargo, irreprochablemente lógica en un mundo sin Dios, en el que no puede haber perdón. En una sociedad religiosa, ante un cadáver se detiene el ansia justiciera, se aplaca la cólera, enmudecen los reproches; porque “la muerte todo lo calla”. Pero esta lección elemental de antropología no vale para las sociedades sin Dios, donde el puritanismo no deja de acusar ni siquiera en presencia de la muerte, donde el furor censorio de los que se creen irreprochables no se detiene ante el sufrimiento del prójimo. Pero más patético aún que este puritanismo rigorista de Iglesias es el puritanismo con freno y marcha atrás de los correligionarios de Rita Barberá, que ahora se muestran muy lloricas ante su cadáver, después de haberla abandonado a su suerte cuando aún estaba viva, mientras los medios de comunicación carroñeros le lanzaban dentelladas sin descanso, hasta conseguir que la depresión y la ansiedad la convirtieron en una sombra de lo que fue, hasta conseguir que su corazón reventara. Y estos correligionarios puritanos, después de abandonarla en vida, pretenden que su muerte tenga un efecto lustral o amnésico sobre su vileza, como si fuese la sangre del Cordero, lavando sus faltas de ayer mismo, cuando la expulsaron de su partido, cuando la dejaron sola ante las dentelladas de los carroñeros, cuando la evitaban en los pasillos, cuando no le cogían el teléfono, cuando la trataban con displicencia y hasta con desdeñosa crueldad, como siempre hacen los puritanos con el pecador (aunque sepan que no ha pecado, aunque sepan que ha pecado menos que ellos). Pero la muerte de Barberá, lejos de lavar la culpa de sus correligionarios, la hace resplandecer como una llama.
    ¿Y cómo piensan estos puritanos alcanzar el perdón de sus culpas? No será, desde luego, celebrando minutos de silencio, cáscaras vacías de donde ha desertado Dios, el único que –muerta Rita Barberá-- podría perdonarlos.