miércoles, agosto 24, 2016

Prelado del Opus Dei ante el terremoto de Italia.



Opus Dei - Palabras del Prelado ante el terremoto en el centro de ItaliaAmatrice, Italia
Al tener noticia del terremoto que, en la madrugada del 24 de agosto, ha sacudido algunas zonas del centro de Italia y ha causado numerosas víctimas, Mons. Javier Echevarría ha solicitado a los fieles de la Prelatura del Opus Dei que se unan a las intenciones del Papa Francisco “pidiendo el consuelo del Señor sobre estos corazones adolorados: ¡que Él les conceda la paz!”.
“En estos momentos de dolor —afirmó el Prelado— rezamos por quienes han perdido la vida, por los heridos y por quienes han sufrido daños materiales, así como por sus familias. Ojalá llegue a cada uno de ellos nuestra cercanía espiritual y humana”.
“De modo especial —dijo Mons. Echevarría—, pido a los fieles y a los amigos de la Prelatura que se encuentran en estas zonas, que colaboren en todo lo que puedan y ayuden a quienes se ocupan de socorrer a las personas afectadas por el terremoto”.

sábado, agosto 20, 2016

Carolina, esfuerzo y juegos olímpicos.








Hiciste que me pusiera nervioso en la  final por el oro. Lo que me hizo sentirme vivo, gracias. Una española la mejor del mundo en bádminton, un juego que me pareció siempre un poco raro; que es espectacular, vistoso y emocionante. Eres la primera no asíática en hacerlo. Tienes 23 años y desde los catorce llevas trabajando en esto, nueve años. Felicidades de corazón!!!!.

El Deporte es una escuela de esfuerzo, superación, voluntad, entrenamiento. San Pablo habla de que los corredores lo hacen por un triunfo, y con ese símil nos anima a pelear por llegar a la meta que es el cielo. La lucha cristiana y humana tiene mucho que ver con el deporte.

También en estos Juegos se nota que muchos deportistas confían en Dios: la gimnasta americana va a Misa y reza el Rosario, Carolina se encomienda a la Virgen del Rocío , Bolt lleva medalla de la Virgen, Mireia ofrece sus medallas a la Virgen. Y estas personas también se acuerdan y dedican sus triunfos a sus abuelas. Gracias .

viernes, agosto 19, 2016

En la gruta de Lourdes, hace un año.








Fuimos desde San Sebastián hasta Lourdes, dos horas. Lourdes es siempre un punto de referencia, al menos para mí. Mucha Fe, dolor, enfermos, multicolor, el rezo del Rosario, las fuentes de agua del manantial que surgió de las apariciones, carritos, voluntarios, peregrinos, velas. 
Hay que hacer cola para pasar por la gruta, pero va rápida. Mucha gente toca las paredes de esa gruta, no sé si de modo muy religioso...botellas vacías, bidones para rellenar de agua. Tomé agua también. Ponerse de rodillas ante la imagen, suave brisa, el río al lado. Paz, María sostiene al mundo y cada uno de vosotros. Procuré rezar por muchos, también a los que pasáis por aquí. El tiempo se va rápido allí con las cuentas del Rosario en la mano. Y el milagro siempre: estaba con mis peticiones, al lado una mujer de mediana edad, que rezaba con intensidad, no distinguí su lengua, rezaba en voz baja pero sin alardes me llamó la atención su Fe, la intensidad de lo que musitaba, mezcla de angustia y esperanza, con llanto. Acabé por pedirle a la Señora de Lourdes que acogiese la petición de aquella mujer.

Fuera del Santuario, pequeños cafés caros, tiendas de souvenir religioso, rosarios, pulseras, virgenes, virgencitas, museo de cera. Aire decadente de hoteles, mitad hotel, mitad hospital. 

Besamos el suelo, allí estuvo María Inmaculada y el pueblo de Dios, la humanidad sufriente necesita rezar, pedir, compartir la Fe. Volvimos con paz y esperanza. Hasta pronto!

domingo, agosto 14, 2016

La Asunción de María.









La fiesta de la Asunción de Nuestra Señora nos propone la realidad de esa esperanza gozosa. Somos aún peregrinos, pero Nuestra Madre nos ha precedido y nos señala ya el término del sendero: nos repite que es posible llegar y que, si somos fieles, llegaremos. Porque la Santísima Virgen no sólo es nuestro ejemplo: es auxilio de los cristianos. Y ante nuestra petición —Monstra te esse Matrem-( muéstranos que ere madre), no sabe ni quiere negarse a cuidar de sus hijos con solicitud maternal. ( San Josemaría, www.opusdei.org )

viernes, agosto 12, 2016

A la Mesa con Dios.







Un libro  excelente sobre la Misa, el evangelio: toda nuestra vida está llena de banquetes  y aspiramos al Banquete con Dios. El autor estudió Derecho en la Universidad de Jaén y es sacerdote actualmente.



 

Antonio Schlatter Navarro
Al principio, Dios puso al hombre en un jardín lleno de árboles frutales y alimentos sustanciosos. Al final, llamará a mi puerta, entrará en mi casa y cenará conmigo, dice el Apocalipsis. En ese lapso, Jesús vino a mostrar un camino, y para ello acude a constantes ejemplos sobre el alimento. Más aún: Él mismo se hace alimento. Es precisamente la comida el camino que Dios emplea para acercarse al hombre. El autor, mediante escenas del Evangelio, trata la hospitalidad, el hogar, la indigencia, el abandono, la misericordia y tantos detalles pequeños que pueden cuidarse con los demás, siguiendo siempre el ejemplo de santa María.
Antonio Schlatter (Sevilla, 1968) es sacerdote, licenciado en Derecho por la Universidad de Jaén y doctor en Filosofía por la Universidad de Navarra. Desarrolla su trabajo pastoral en Valencia, como capellán de un colegio mayor universitario y de una escuela de Hostelería y Restauración. Es autor de diversas publicaciones.

jueves, agosto 11, 2016

Generación facebook, cuidado !!!!









    Ayer, santa Teresa Benedicta de la Cruz; hoy, san Lorenzo. La primera encontró a Cristo tras una búsqueda incansable de la verdad; el segundo murió por no negar la Verdad que había encontrado.
    Si algo dificulta el apostolado es el desinterés por la verdad. Vivimos en la «generación Facebook»: nuestros contemporáneos no orientan sus vidas conforme al criterio verdad–mentira, sino conforme al criterio me gusta–no me gusta. Que el pecado esté hecho de mentiras no les importa, porque el pecado gusta. Y que la Cruz muestre la Verdad tampoco les importa, porque la Cruz no gusta. Ellos quieren sentir, no saber.
    Más me preocupa el que, en lugar de despertar en los jóvenes el interés por la verdad, ofreciéndoles doctrina sólida, desde la Iglesia hayamos preferido, frecuentemente, jugar a Facebook y ofrecerles cosas que gusten, aún a pesar de la doctrina. Semejante opción nos fascina porque produce frutos rápidos, pero está llena de mentira. Los jóvenes que hayamos acercado a las parroquias logrando que «les guste» nos abandonarán cuando encuentren algo que les guste más. Y, si hay algo que jamás conseguiremos, es que la virtud «mole» más que el pecado. Esa batalla está perdida. Nunca debimos emprenderla.