martes, julio 17, 2018

Para casarte, no esperes demasiado.



http://www.aceprensa.com/articles/para-casarse-mejor-no-esperar-mucho/


Los millennials, esa generación que llegó a la mayoría de edad en los albores del siglo XXI, esperan más que sus antecesores para tomar la decisión de ponerse el anillo de bodas. Si entre los jóvenes de antes pasaba una media de cinco años entre el momento de conocerse y el de casarse, las parejas de 25-34 años se demoran seis años y medio.
La medición la realizó una fuente citada por el New York Times, y Melissa L. Braunstein, que escribe de familia y otros temas, reflexiona sobre el asunto en la web del Institute for Family Studies. Su consejo a los de esta hornada: que deberían formalizar sus relaciones cuanto antes.
Braunstein apunta que, en los años 70, las parejas se casaban a principios de la veintena –ellas a los 20,3 años; ellos a los 23–. ¿Por qué hoy tardan más? Entre los factores para que ese momento se esté postergando, la analista cita la creciente prevalencia de la cohabitación: según un informede los CDC, en EE.UU., un 17,1% de las mujeres y un 15,9% de los hombres de 18 a 44 años vivían en 2015 en esa modalidad de unión.
“Es improbable que los estadounidenses vuelvan al modelo de los 70 en algún momento inmediato, especialmente los graduados universitarios”, reconoce, pero aporta seis razones por las que los jóvenes harían bien en darse el “sí, quiero” más temprano que tarde.
1. La cohabitación puede prolongar las relaciones frágiles. Es cada vez más frecuente que las parejas pasen a convivir poco después de conocerse, pero las que lo hacen sin un compromiso compartido pueden caer en la inercia, y la relación puede terminar disolviéndose.
2. El matrimonio y la felicidad van de la mano. Los casados son más dados a declarar en las encuestas que son felices. Cuando la General Social Survey pregunta a los estadounidenses sobre este punto, el 54% de las personas de bajos ingresos, el 56% de los trabajadores y el 65% de los de clase media dicen estar “muy felices” en sus matrimonios.
3. Demorar el casamiento no es un seguro contra divorcios. Antes de los 32 años, cada año adicional de matrimonio reduce las posibilidades de ruptura en un 11%. Para los que se casan después de los 32, estas se incrementan en un 5%, según análisis efectuados a partir del National Survey of Family Growth.
4. La espera ejerce presión sobre la fertilidad. A la biología no le importan nuestras preferencias personales o profesionales. Para cualquier pareja que desee tener una familia, ello significa que mientras más demore tener hijos, más difícil le será llegar al número deseado.
5. La perfección es como un unicornio. En la era de Instagram y Photoshop, que muestran vidas perfectas, es mejor enfocarse en alguien que te complemente, con sus fallos y demás. Una vez que encuentres a esa persona, no podrás imaginar no tenerla en tu vida.
6. La vida es breve. Si amas a alguien, asegúrate de que lo sepa. Celebra esa conexión interpersonal y no desprecies oportunidades de festejar y compartir tu alegría con los demás.
Búsqueda avanzada
ar y compartir esa alegría con otros.

lunes, julio 16, 2018

Escapulario de la Virgen del Carmen.



https://opusdei.org/es-es/article/el-escapulario-de-la-virgen-del-carmen/

El escapulario de la Virgen del Carmen

El 16 de julio 1251 la Virgen se apareció a San Simón Stock, y le dijo: "El que muera con el escapulario no padecerá el fuego eterno". No se trata de un asunto de poca importancia, decía Pío XII: alcanzar la vida eterna en virtud de la promesa hecha por la Santísima Virgen.
TEXTOS PARA ORAR
Opus Dei - El escapulario de la Virgen del Carmen
El escapulario del Carmen es una manifestación de la protección de la Madre de Dios a sus devotos. El 16 de julio 1251 la Virgen se apareció a San Simón Stock, y le dijo: «El que muera con él no padecerá el fuego eterno».
Alude a este hecho el Papa Pío XII cuando dice: «No se trata de un asunto de poca importancia, sino de la consecución de la vida eterna en virtud de la promesa hecha, según la tradición, por la Santísima Virgen».
También reconocida por Pío XII, existe la tradición de que la Virgen, a los que mueran con el Santo Escapulario y expían en el Purgatorio sus culpas, con su intercesión hará que alcancen la patria celestial lo antes posible, o, a más tardar, el sábado siguiente a su muerte.
El escapulario del Carmen es un sacramental.
San Josemaría y el escapulario de la Virgen del Carmen
Lleva sobre tu pecho el santo escapulario del Carmen. —Pocas devociones —hay muchas y muy buenas devociones marianas— tienen tanto arraigo entre los fieles, y tantas bendiciones de los Pontífices. Camino, 500
Madre! -Llámala fuerte, fuerte. -Te escucha, te ve en peligro quizá, y te brinda, tu Madre Santa María, con la gracia de su Hijo, el consuelo de su regazo, la ternura de sus caricias: y te encontrarás reconfortado para la nueva lucha. Camino, 516
No estás solo. -Lleva con alegría la tribulación. -No sientes en tu mano, pobre niño, la mano de tu Madre: es verdad. -Pero... ¿has visto a las madres de la tierra, con los brazos extendidos, seguir a sus pequeños, cuando se aventuran, temblorosos, a dar sin ayuda de nadie los primeros pasos? -No estás solo: María está junto a ti. Camino, 900
Permíteme un consejo, para que lo pongas en práctica a diario. Cuando el corazón te haga notar sus bajas tendencias, reza despacio a la Virgen Inmaculada: ¡mírame con compasión, no me dejes, Madre mía! -Y aconséjalo a otros. Surco, 849
Nuestra Madre es modelo de correspondencia a la gracia y, al contemplar su vida, el Señor nos dará luz para que sepamos divinizar nuestra existencia ordinaria. A lo largo del año, cuando celebramos las fiestas marianas, y en bastantes momentos de cada jornada corriente, los cristianos pensamos muchas veces en la Virgen. Si aprovechamos esos instantes, imaginando cómo se conduciría Nuestra Madre en las tareas que nosotros hemos de realizar, poco a poco iremos aprendiendo: y acabaremos pareciéndonos a Ella, como los hijos se parecen a su madre.
Imitar, en primer lugar, su amor. La caridad no se queda en sentimientos: ha de estar en las palabras, pero sobre todo en las obras. La Virgen no sólo dijo fiat, sino que cumplió en todo momento esa decisión firme e irrevocable. Así nosotros: cuando nos aguijonee el amor de Dios y conozcamos lo que El quiere, debemos comprometernos a ser fieles, leales, y a serlo efectivamente. Porque no todo aquel que dice Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos; sino aquel que hace la voluntad de mi Padre celestial.
Hemos de imitar su natural y sobrenatural elegancia. Ella es una criatura privilegiada de la historia de la salvación: en María, "el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros". Fue testigo delicado, que pasa oculto; no le gustó recibir alabanzas, porque no ambicionó su propia gloria. María asiste a los misterios de la infancia de su Hijo, misterios, si cabe hablar así, normales: a la hora de los grandes milagros y de las aclamaciones de las masas, desaparece. En Jerusalén, cuando Cristo —cabalgando un borriquito— es vitoreado como Rey, no está María. Pero reaparece junto a la Cruz, cuando todos huyen. Este modo de comportarse tiene el sabor, no buscado, de la grandeza, de la profundidad, de la santidad de su alma.
Tratemos de aprender, siguiendo su ejemplo en la obediencia a Dios, en esa delicada combinación de esclavitud y de señorío. En María no hay nada de aquella actitud de las vírgenes necias, que obedecen, pero alocadamente. Nuestra Señora oye con atención lo que Dios quiere, pondera lo que no entiende, pregunta lo que no sabe. Luego, se entrega toda al cumplimiento de la voluntad divina: "he aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra". ¿Veis la maravilla? Santa María, maestra de toda nuestra conducta, nos enseña ahora que la obediencia a Dios no es servilismo, no sojuzga la conciencia: nos mueve íntimamente a que descubramos la libertad de los hijos de Dios. Es Cristo que pasa, 173

¿Qué es el escapulario de la Virgen del Carmen?

Seguramente se ha cruzado por la calle con gente que lo llevaba puesto sin ser visto. Es el escapulario de la Virgen del Carmen, una devoción nacida en el siglo XII.
P. Miceal O´Neill, Carmelita: “El entonces Superior general, un inglés llamado Simon Stock, tuvo una visión en la que la Virgen María le dio esta prenda, el escapulario, y le prometió que cuidaría de la nueva familia religiosa carmelita”.
La Virgen María prometió una especial protección durante la vida y en el momento de la muerte a quien lo llevara puesto. Rápidamente, la devoción se extendió a otras órdenes religiosas y se convirtió en una devoción popular.
Esta pequeña prenda recuerda el hábito de los carmelitas. Las personas que lo llevan se comprometen a vivir una vida de oración, devoción a la Virgen María y compromiso con la Iglesia.
P. Miceal O´Neill, Carmelita:“Se le añadió este significado de protección durante la vida y en el momento de la muerte. Algo que durante los siglos se convirtió en muy importante para muchas personas. Así, la devoción al escapulario carmelita creció muy rápidamente”.
Esta devoción popular incluye el privilegio sabatino que garantiza a quien lo lleve ir al Cielo el primer sábado después de su muerte.
También es una devoción muy extendida entre los papas. Juan Pablo II la vivió durante toda su vida.
P. Miceal O´Neill, Carmelita: “No era ningún secreto que él ha llevado el escapulario toda su vida y habló de él, como una expresión de su particular amor por la Virgen María”.
Tras el Concilio Vaticano II, se dio un nuevo impulso al escapulario de la Virgen del Carmen.
Mucha gente pide a los carmelitas que le impongan el escapulario con una pequeña oración. La medalla puede ser de tela o de metal con una imagen del Sagrado Corazón en el reverso. Cualquier sacerdote puede imponer el escapulario al cristiano que lo solicita. Y quien lo lleva se vincula de alguna forma a la familia carmelita.

viernes, julio 13, 2018

Psoe y su horrible manía a la Iglesia, bueno de casi todos.





Resultado de imagen de migrantes







Bajaron los inmigrantes del Aquarius. Se fueron los políticos de la foto. se fueron los periodistas. Se quedó Cáritas Diocesana. La que siempre se queda.

miércoles, julio 11, 2018

El supremo americano y el nuevo de Trump.


Del gran Navarro Valls.



Brett Kavanaugh escucha a Trump anunciarlo como su candidato para reemplazar al juez Kennedy. comentarios

Cuando este martes, en horario de máxima audiencia, Donald Trump desveló el nombre de su candidato al puesto vacante dejado por Arthur Kennedy en el Tribunal Supremo Federal de Estados Unidos las reacciones fueron muy dispares.
Los demócratas se removieron inquietos en sus asientos y comenzaron a afilar sus cuchillos para crear una zanja que no permita a Brett Michael Kavanaugh (53 años, juez de apelaciones del DC) saltar la mayoría simple del Senado que le separa de la confirmación. Al contrario, los republicanos -salvo una pequeña minoría- cerraron filas con él, de modo que se consolide la mayoría conservadora que controle ese "pequeño organismo con un inmenso poder", que es el Tribunal Supremo.
La razón de la alarma de los demócratas es comprensible. El juez nominado por Trump tiene, para el partido del asno, antecedentes inquietantes. Formó parte del equipo de Ken Starr que postuló, desde su puesto de consejero independiente, el 'impeachment' de Clinton, al que llegó por derivación de los casos Foster (suicidio de abogado de la Casa Blanca con Clinton), el escándalo de la empresa de viajes de la Casa Blanca y la discutible intervención de los Clinton (en especial Hillary) en la confusa trama que llevó, simultáneamente, al hundimiento inmobiliario de un centro de vacaciones y a la quiebra de una caja de ahorros (caso Whitewater).
Posteriormente formó parte del grupo de abogados que ayudaron legalmente a Bush en su elección para la presidencia, a través de la discutida votación en torno al voto del estado de Florida. Ya presidente Bush, se integró en el pool de abogados de la Casa Blanca, y el propio presidente fue el que lo postuló para el cargo de juez de apelaciones del Distrito de Columbia. Un ejemplo típico de la élite republicana de abogados de Washington.
Antes he dicho que, salvo una minoría, los republicanos han cerrado filas tras él. Esa minoría la forman unos republicanos que sospechan que, al haber trabajado en el equipo del dimisionario magistrado Kennedy, Kavanaugh puede haberse "contaminado" de la tendencia de Kennedy de oscilar en su voto entre los bloques progresista y conservador. De ahí su nombre de "magistrado péndulo", no raro entre los nombrados por presidentes republicanos. Así ocurrió, por ejemplo, con David Souter (nombrado por Bush, padre) y Sandra Day OConnor (nombrada por Reagan) .
Kavanaugh es católico. De este modo el tribunal Supremo está constituido por una mayoría de cinco católicos. Es importante resaltar que los magistrados católicos han sido nombrados por presidentes protestantes. Kennedy, que fue el único presidente católico, nunca nombró a ningún miembro de esta confesión: Byron R. White era protestante y Arthur Goldberg era judío.
La mayoría católica no es un designio buscado por los presidentes, más bien es el resultado de una demografía en la que esta religión es la minoría mayoritaria de Estados Unidos. Una demografía de la que salen personas tan distintas como Sonia Sotomayor, católica de origen portorriqueño, hija de una enfermera y un obrero; Jhon Roberts, hijo de un alto ejecutivo; o Clarence Thomas, afroamericano hijo de una empleada del hogar y converso al catolicismo, una vez nombrado magistrado. Lo cual no quiere decir que voten del mismo modo.
Otra característica de Kavanaugh es su relativa juventud (53 años), con lo que viene a aumentar los 'jóvenes' del TS. Conviene recalcar que estos 'jóvenes' constituyen hoy por hoy una relativa 'mayoría conservadora', frente a la vieja guardia liberal. Sin embargo, esta afirmación hay que matizarla, pues Sotomayor o Kagan no es infrecuente que voten con los 'viejos'. Por otra parte se tiende a hablar de conservadurismo en materia de pena de muerte, control de drogas y aborto. En esta última materia hay que deshacer el equívoco de entender que la progresiva erosión de la sentencia Roe v. Wade (que instauró un amplísimo sistema de aborto) suponga su eliminación. Lo que han hecho los 'jóvenes' -apoyados por algunos 'mayores'- ha sido 'devolver' a los estados una cierta competencia legislativa sobre el tema. Pero se minimiza la sorprendente posición de los 'conservadores' al apoyar la constitucionalidad del escarnio a la bandera o en su decidido apoyo a derechos civiles incluidos en la Primera Enmienda como libertad religiosa u objeción de conciencia.
Suele decirse que el TS se compone de "nueve alacranes en una botella". La realidad es que aunque hay enfrentamientos jurídicamente feroces, la tolerancia y el buen trato suelen primar últimamente. Sobre todo cuando Scalia (icono conservador) justificaba así su conocida amistad con el icono 'progresista' (Ruth B. Ginsburg): "Si no estás dispuestos a disentir de tus colegas en materia jurídica y, al tiempo, conservar la amistad, hay que buscarse otro trabajo". Parece que ese también es el talante positivo de Brett Michael Kavanaugh.

viernes, julio 06, 2018

Virtudes heroicas de Alexia.

Conocí  a sus padres, su madre otra santa.






jueves, julio 05, 2018

Carta de Luis Gaisse a Cristina Fallarás.









https://www.sevillainfo.es/noticias-de-opinion/ignorancia-y-respeto/



Cuanto más crecen las posibilidades informativas y culturales no deja de sorprender que, sin embargo, aumente la ignorancia. Pero no es algo contradictorio si se tiene en cuenta que la mayor información no  aumenta el saber si está filtrada por la ideología y más si el filtro lo componen un conjunto de prejuicios de intolerancia y fanatismo.
Dicen que Cristina Fallarás va a estar en el Consejo de rtve, la televisión de todos los españoles, la que pagamos entre todos con nuestros impuestos y debe ser un servicio a todos. Pues de esta señora me llegan unas declaraciones sobre la Virgen María realmente sorprendentes, cargadas de ignorancia y sectarismomos a venerar una Virgen y la idea de la virginidad, lo que supone un descredito de toda. Lo peor es que se le ve el plumero, afloran sus traumas personales y su afán dictatorial, tiránico e intolerante. Dice que ni ella, ni el oyente (al que se dirige en masculino), ni nuestras madres, mujeres y abuelas son vírgenes, y en cambio en España nos dedicas las que no lo son, que además parecen guarras (sic) por lo que son castigadas humilladas, etc. Y esto es lo que se enseña a valorar en muchos centros educativos del país con nuestro dinero (¡!). Para concluir su aberración nos deja la perla de que ahí está la clave del machismo ¡Toma del frasco! ¡Alucinante! No se pueden decir más tonterías en menos espacio. Y tener que contestar esto da pena, de verdad, pero lo voy a hacer con sencillez y ánimo constructivo.
En primer lugar, por si le interesa a Doña Cristina F. la razón fundamental por la que se venera a la Virgen María es por ser la Madre de Jesús y para los Católicos la Madre de Dios (ya que creemos que Jesús es Dios) y por extensión la Madre espiritual de todos los que se acojan a esta fe. El hecho de ser virgen es una circunstancia, no la razón de ser. Lo que se venera por encima de todo es la maternidad de María. No se confunda con sus obsesiones.