domingo, diciembre 14, 2008

Alegría.

Tercer domingo de adviento. Alegraos en Dios, con Dios, porque es Emmanuel, Dios con nosotros. Alegría? Pero si estamos en crisis total, pero si la paz parece que desaparece, si hay enfermedades, desgracias, cada día un día más viejos. Ni siquiera entre los míos encuentro motivos de alegría (no hablo de juergas). Pues sí ,en diez días viene Dios que se hace hombre porque nos quiere con locura. Pero es que no veo nada, ni siento, ni padezco. Tengamos Fe y esperanza como aquellos locos magos de Oriente que siguen la estrella. Sí es Dios de alegría, de vida, no de muerte y tristeza. Ven.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Menos mal, con la que está cayendo y va a caer, gracias.

Luisa dijo...

Alegría de la que no se vende en los comercios, de la que no se paga con dinero...alegría compatible con esta vida que nos ha tocado vivir. La mejor de las alegrías:¡ÉL!
Pues sí que es un tiempo de profunda y especial alegría, a pesar de los pesares

Anónimo dijo...

Me has alegrado un poquito, gracias.