viernes, abril 29, 2011

Desconcierto...ante la tiranía gay.






Magnífica reflexión del profesor Angel López- Sidro. Colega, colaborador y además amigo. Lo sucribo totalmente.

" Hoy se ha difundido como noticia la denuncia contra una clínica que realiza terapias de reversión de la orientación sexual, dirigidas a personas que han decidido combatir su tendencia homosexual. Enseguida se ha entrevistado a alguien que padeció tales terapias sin éxito, a médicos que critican que se siga contemplando la homosexualidad como enfermedad, y se han relacionado estas prácticas con creencias cristianas y curas de por medio.

No voy a entrar en el debate de lo que es enfermedad o no, a fin de cuentas se trata de algo convencional. Pero sí que hay muchas cosas que no entiendo, y paso a enumerarlas:

No entiendo que se critique un tratamiento que eligen personas voluntariamente porque no se encuentran bien con su situación actual. Y no lo entiendo porque esta sociedad no cesa de animar a todo tipo de tratamientos dirigidos precisamente a generar satisfacción en quien no la tiene.

No entiende que se critique una terapia sexual cuando incluso se quiere pagar con fondos públicos la cirugía de personas que dicen sentirse prisioneras en un cuerpo “que no es el suyo”, y para ello se les amputan o fabrican genitales sin el menor miramiento. No digamos ya si pensamos en la extendidísima costumbre de la cirugía plástica, para cuestiones tan banales como insuflar silicona en pechos, cara o posaderas. Para eso no hay objeciones, aunque a veces muera gente en el trance, o el proceso resulte dañino.

No entiendo que cualquiera pueda pretender vivir conforme a sus apetencias y conseguir lo que le place con el aplauso público, y se haga buena propaganda de parejas gays, madres sexagenarias o relaciones sexuales para adolescentes. Sin embargo, si alguien pretende sobreponerse a un impulso sexual que le desagrada, y quiere refrenarlo, sobre todo si se apoya en creencias cristianas, no queda más remedio que hacerle desistir, y prohibir la existencia de los medios que hagan posible su anhelo.

Algunos dirán que la Iglesia somete a sus fieles a una tiranía de creencias que no las deja desarrollarse como lo que son. Pero, ¿por qué una persona es antes lo que su entrepierna le pide que lo que su naturaleza indica? No entiendo que alguien deba identificarse como homosexual antes que como hombre o mujer; más bien, esto último no importa en absoluto, porque al parecer somos lo que sentimos, y lo demás es relativo. O, mejor dicho, desde esta perspectiva, todo es relativo.

Al menos aparentemente, porque cuando alguien se sale de las supuestamente mayoritarias tendencias sociales, enseguida cae sobre él todo el peso del dogma relativista, de lo políticamente correcto, de la ideología falsamente tolerante. Se puede ser cualquier cosa… salvo cristiano o creyente. No hay libertad, y si alguien se engaña pensando otra cosa, que advierta cómo la propaganda oficial bombardea a todas horas a través de sus medios diciéndonos lo que debemos sentir, lo que no debemos aceptar, y lo que debemos considerar ridículo. Esta sociedad querrá deshacerse de Dios, pero en su lugar nos quiere endosar por la fuerza una batería de ídolos de barro para que les rindamos culto y, si es preciso, matemos por ellos."

15 comentarios:

Mento dijo...

PERFECTA ENTRADA, NO LE FALTA NADA.

tomas de la torre dijo...

Completamente de acuerdo

Anónimo dijo...

Yo lo que no acabo de entender es que por ser "homo" se tenga un plús asegurado.Dicen que es la ley del péndulo,no estoy segura de que esto sea cierto.A mi el que te restrieguen por las narices las "opciones sexuales",me revienta.Un abrazo de Janusa.

Al Neri dijo...

Todas las cesiones legislativas realizadas en favor de los llamados gays se deben a las fuertes presiones mediáticas y políticas del lobby, y no a una demanda real de la sociedad, ni mucho menos para la satisfacción de unos derechos legítimos.

Sinretorno dijo...

d. tOMÁS BEVENUTO!!!jANUSA, DE ACUERDO TY DON aL NERI, BRILLANTE SU POST. mENTO, TU ERES SIEMPRE MUY AMABLE.

Maria del Rayo dijo...

Pues por más que me digan, no entiendo muchas cosas, y no rechazo a las personas gay o lesbicas, solo que no comparto la idea de sus prácticas, no me
entran en la cabeza.
Y más cosas.
Saludos.

Anónimo dijo...

La cosa funciona asín desde hace siglos y es lo que hay que hacer...lo demás son palabras huecas y más papel sobre papel (que ya sabemos aguanta todo)

Tu te encuentras con un homosexual, o una puta, o un político, o un ser humano (pa resumir)

Y a solas le cuentas la Verdad (pa seguir resuimendo) caben dos opciones o que te mande a la mierda (cosa nada infrecuente) o que se lo empiece a pensar de diferente forma.

Y ahí, entra el cristiano sin prejuicios, sin temor, sin falsas apariencias, sin creerse más sabio o más santo...se reza! se reza mucho! muchísimo...se tiene paciencia, mucha paciencia sabiendo que no eres tu el que actúas, tú te amoldas a la mirada de Cristo, te amoldas a sus tiempos, te amoldas a Él y desde Él...obedeces y actuas y dejas hacer...sólo se te pide que seas coherente y fiel a unos principios y que seas capaz de amar! aún lo que no comprendes o te gusta...ese es el amor sin "capillitas estúpidas"

Un abrazo,

JYY

PD D. Noreturn! es Vd. muy guapo!

Sinretorno dijo...

Los actos carnales entre homosexuales entre homos son pecado; así como lo son los de los heteros fuera del matrimonio y con catidad matrimonial. Amo a los gays, les quiero y que vivan como quieran, pero no me jodan el matrimonio. El anonimato es sospechosso en este blofg, pero hay queda su opinión. Lo que dice el post, es que por qué no va a poder seguir un homosexual terapias para reforzar su continencia y su espiritualidad, o aceptar su propio cuerpo. Quienes somos nosotros? y quien es usted y ustedes?. Abrazos.

Sinretorno dijo...

Mr Foucault??? El que dijo que con Jomeini, empezaba un nuevo mundo de libertad y esperanza??? Sé gay y no mires a quién. Un abrazo.

Sinretorno dijo...

Pero no te puedes casar y formar una familia, porque tu estructura corporal y la de tu compañero no tiene posibilidad de procrear.....

Anónimo dijo...

Se me olvidaba: Foucault, como tantos otros intelectuales de izquierda, se equivocó en su momento, con la revolución islámica de Irán. Imagino que se revolcaría de pánico si viera en que ha derivado: en una teocracia, fanática y cruel como todas. ¡Él, que tan comprometido estaba con la libertad! En fin: "errare humanum est"...

Sinretorno dijo...

Oiga dejen a mi sobrino en paz, que está protegido por la ley y ellibre desarrollo de de la personalidad. Y SALGAN DE SU ARMARIO DEL ANONIMATO GAY. Bobbio no es Dios, que yo ssepa. Leanse la declaración sobre el valor de la declaración de la conferencia internacional teológica de 2010 sobre ese tema. Las leyes nazis eran legales, procedimentalmente pero abominables...

Anónimo dijo...

Censura todo aquello que no tengas argumentos para responder, esa es tu filosofia.

Repito: Ayuda a tu sobrino diciendole que le vas a querer ame a quien ame, no metiendole pájaros en la cabeza de terapias de represión.

La sexualidad no se elige, te toca, igual que los padres, la familia y el color de pelo, ojos, altura...

Anónimo dijo...

No puedo estar más de acuerdo con el comentario anónimo anterior. Firmado: "Anathema".

Anónimo dijo...

Post ridículo, patético, absurdo, anacrónico, enfermizo... Gay power!!!!!!!!