viernes, enero 25, 2013

De granos y de madres.






Se levantó con un grano en la nariz. Lo vio claramente en el espejo. Uno a uno hasta 18, le dijeron que tenía un grano en la nariz. Fue a comer a casa de su madre. Su madre le dio un beso y no le dijo nada. A los cinco segundos, su madre le dio un tubo de crema: "toma, para el grano". No me digáis que tengo un grano, dadme crema para el grano.


6 comentarios:

mj bo dijo...

Una madre siempre es resolutiva, siempre

Rafael dijo...

Como diría Jaimito: madre, no hay más que una.

Anónimo dijo...

Jaimito dice que asín es

Jyy+

Anónimo dijo...

Yo también necesito crema y madre

doramas de luis dijo...

Llevo un rato navegando por algunos blogs...

Me ha gustado la anécdota narrada. Me figuro que es original.

Saludos.

doramas de luis dijo...

Llevo un rato navegando por algunos blogs...

Me ha gustado la anécdota narrada. Me figuro que es original.

Saludos.