lunes, mayo 20, 2013

Madre Teresa y 29 céntimos.









Debéis dar lo que os cueste algo.(......)

Un día bajaba Made Teresa por la calle; un mendigo se me acercóy me dice: " Madre Teresa, todo el mundo te hace regalos; también quiero darte alguna cosa. Hoy he recibido 29 céntimos y te los quiero dar" Reflexioné un momento: " si acepto estos 29 céntimos ( que no es casi nada ), él corre el riesgo de no poder comer nada esta noche, si no los acepto, le doy un disgusto". Extendí la mano y tomé el dinero. Nunca jamás he visto sobre ningún rostro humano tanto gozo como el se ese hombre, por el hecho de haber podido dar algo a Madre Teresa. ( ...), fue maravilloso porque esas pocas monedas a las que renunciaba llegaron a ser una gran fortuna al haber sido dadas con tanto amor.

2 comentarios:

Javier Vicens dijo...

Acúsome de que cuando veo centimillos en el cestillo de la colectilla me se llevan los dimoños.

Rosa dijo...

Lo importante es el amor con que se da, lo que cuesta, no la cantidad.

Precioso testimonio. Gracias