domingo, septiembre 01, 2013

Pensamiento profundo.









4 comentarios:

Gordon dijo...

Buenísimo.se qué es triste pero en mi caso es la realidad..

Sinretorno dijo...

No es verdad, gordon; usted cuida de los suyos con generosidad, van a Misa juntos, cuida de sus alumnos y alumnas, les ilustra con bellas historias de mitología práctica, y le va el glamour, . Pues muy bien , viva Gordon !!!!!!

Javier dijo...

Parafraseando a alguien, aunque no recuerdo hace tiempo, el pensamiento débil cambió las grandes preguntas de: ¿de dónde venimos? ¿a dónde vamos? ¿cuál es el sentido de la existencia? por estas otras: ¿Que hacemos este fin de semana? ¿cuanto ganas? ¿qué echan hoy en la tele?
.
Me he inventado un poco las preguntas, pero es que no lo recuerdo bien...

Rafael dijo...

Un amigo sacerdote me contaba que en vísperas de unas primeras comuniones preguntó a uno de los niños:

- Bueno, y mañana, ¿qué vas a recibir?

A lo que el chaval respondió:

- ¡Una play-station!

Tal cual.