domingo, abril 30, 2017

Frases lapidarias, de señoronas; y el seiscientos.





Resultado de imagen de seat 600






Una señora me dijo. Daniel, todo lo que me gusta o engorda ,o es pecado. Sabia.



También , otra señora me dijo: Daniel vivo como San Juan Bautista, visto con pieles y como langostas.



Y el punto 600 de Camino.  


Cuánta gente que conozco, al ver su flamante seiscientos, se acordaba de este punto de Camino, de Escrivá. La gente joven no me entenderá..
“¿Tú..., soberbia? -¿De qué?”
¿Tú..., soberbia? -¿De qué? (Camino, 600)
Cuando el orgullo se adueña del alma, no es extraño que detrás, como en una reata, vengan todos los vicios: la avaricia, las intemperancias, la envidia, la injusticia. El soberbio intenta inútilmente quitar de su solio a Dios, que es misericordioso con todas las criaturas, para acomodarse él, que actúa con entrañas de crueldad.
Hemos de pedir al Señor que no nos deje caer en esta tentación. La soberbia es el peor de los pecados y el más ridículo. Si logra atenazar con sus múltiples...


5 comentarios:

Celtia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sinretorno dijo...

el seiscientos era un coche de los años 60, muy duro, muy pequeño. El punto 600, es coincidenca, de Camno dice: tú soberbia de qué ???. Una industria humana para acordarse de que somos un pequeño seiscientos, duro, pero pequeñ ypoca cosa en la carrertera. La soberbia es una este...

Sinretorno dijo...

peste

Celtia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sol Hidalgo Romero dijo...

Mi niñez...mi adolecencia transcurrió en un seiscientos..mi madre lo conducía. Cabíamos todos...eramos felices..cuanto aprendimos en aquel 'seita"...