sábado, febrero 14, 2009

Fanáticos sufridores?.



http://www.alexiagb.org/

Me he encontrado con gente que te dice que al ser cristiano te evitas muchas preocupaciones y que todo adquiere un sentido. Seguramente tienen razón (probablemente). La respuesta es pues sé cristiano, pero no se animan. Como si fuese mejor pasar por muchas preocupaciones y no saber hacia donde vas. Pero lo dicen con otro sentido: como si al ser cristiano, no hubiese dolor, depresión, rabia, fracasos, miedos. Yo conocí personalmente a la madre de Alexia, a la que han presentado en una película de ficción (pero que el autor dice que es un ajuste de cuentas con el Opus Dei) como una fanática, manipuladora, fría, que casi se alegra con la enfermedad y muerte de su hija. Qué horror, qué error!!!!. Una hija como Alexia, se entiende por la gracia de Dios y por su madre, padre y hermanos. En concreto su madre y cómo afrontó la enfermedad y muerte de su hija, sólo se entiende por el amor a su hija y a Dios. Era tierna, delicada, discreta, alegre , franca. Hay cosas que no se pueden fingir. A mi e imagino que a muchos cristianos, me dan miedo la enfermedad, la soledad, el fracaso, la muerte, las arrugas, las canas, quedar mal, el futuro. Jesús sudó sangre en el huerto de los olivos, angustiado, consolado por un ángel, echa en falta que tres de los suyos velen con El, ante lo que se le venía. Eso nos ayuda, nos consuela, nos conmueve, y Dios además, muchas veces sin saberlo nosotros, nos acompaña siempre, con su Madre.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Alexia es un fenómeno, en la extensión de su devoción para gente joven y mayor. Gracias.

Anónimo dijo...

Todo lo que fué su vida y muerte de hermoso y ahora hay que aguantar una película desprestigiando todo aquello.Padre perdónales porque no saben lo que hacen...o sí...

Mariazell dijo...

Qué bonito lo que escribes sobre el dolor y el sufrimiento. Es cierto, que a veces no nos damos cuenta que Dios, en esos momentos, está a nuestro lado. Espero darme cuenta siempre!!

maria jesus dijo...

No he visto la pelicula, era vecinita mía, pero no la conocí.¡Pobre familia!

Anónimo dijo...

Qué manera de sacar las cosas de quicio!
Era una niña, niña sin más.Excepcional como todos los niños, curiosa, ingenua, una niña sin más.
Lo del Opus es otro tema con distancia mucho menos excepcional, curioso e ingenuo, no mezcle, haga el favor.

sinretorno dijo...

Quienes mezclan son los de la película, en lo que se me alcanza.