lunes, diciembre 08, 2014

Dos barbados...dos Navidades...cual esperas???





barbados   Cierto: los dos son barbados. Pero, aparte de esta similitud, en lo demás son personajes antitéticos, símbolos de dos navidades distintas.
   La barba del infame gordo con aspecto de botella de Coca-Cola es blanca, tupida y lustrosa, ideal guarida tanto de fideos como de chinches. La barba del Bautista es oscura y recia; cada pelo se delata a sí mismo.
   El de la barba blanca es obeso, y aún así presume de entrar en las casas por las chimeneas. El nuncio del Cordero es delgado y austero, sobrio como su embajada. Vivía en el desierto (…) se alimentaba de saltamontes y miel silvestre.
   El gordo, que grita «¡Jo, jo, jo!», invita a los hombres a comprar, gastar, comer y beber. El hijo de Zacarías invita a los hombres a esperar con sobriedad al que viene: Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos.
   Mira: las dos navidades no son compatibles. O haces caso al Bautista y esperas al Señor en oración, silencio y austeridad, o sigues al gordo de las barbas y esperas la navidad en unos grandes almacenes, soltando dinero y embriagándote en comidas de empresa. Pero tienes que elegir; no puedes celebrar, a un tiempo las dos navidades.  http://www.espiritualidaddigital.com/ 

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy fácil decirlo,hay que seguir al Bautista ,pero el gordo nos tienta con todo lo mundano y es muy difícil decir que no...

Sinretorno dijo...

hay que celebrara con alegría, que para eso es fiesta...

Javier dijo...

Guay la entrada, espero seguir al bautista; aunque de cenas opíparas con un poco de cava, no se salva casi nadie el 24 de diciembre y el 31 de enero...
.
He dejado una entrada titulada "Testamento", por si quieres leerla, es la última entrada que he escrito en mi blog. Dios te bendiga:
.
Javier

nimbus nim dijo...

Una entrada para pensar, es cierto! en mi casa, papa Noel poco...Saludos, :))