viernes, agosto 26, 2005

Rafael Termes.


Le solía ver los lunes al salir del estudio donde trabajo en Madrid. Sonriente, serio, elegante. Fue un hombre fundamental en la Banca española, en la transición . Honrado, claro, dedicó mucho tiempo a la ética de los negocios y al IESE. Montañero apasionado. Numerario del Opus Dei, desde el año 1940 en Barcelona, donde él y otros pocos sufrieron persecución, pero se fiaron de San Josemaría Escrivá y han visto colmadas sus vidas. Descanse en paz. Me produce una cierta tristeza, lógica de estas cosas,pero a la vez admiración: Federico Suarez, Calvo Serer, Alvaro del Portillo, Juan Jiménez Vargas, Termes, Escolá, López Rodó, Ullastres (sólo cito a algunos, a los que tuve la suerte de conocer), han sido pìoneros en el camino del Opus Dei y en la incorporación de los laicos a su tarea cristiana en el mundo. Cada uno muy libre,muy diferentes, pero personas que se han dejado la vida por grandes ideales y que , en sus posibilidades, cambiaron muchas cosas en España y en el mundo. Curioso, cuando el Opus Dei lo componían un sacerdote y doce o trece chicos jovencitos (1940), ya se hablaba del secreto , de intentar conquistar la Universidad, la economía. El secreto es la oración, el trabajo bien hecho y la fidelidad. Gracias por habernos precedido.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

El único que se salva de esa lista, intelectualmente honrado, es Rafael Calvo Serer.

sinretorno dijo...

Esa es tu opinión. Te aseguro que todos los que cito fueron absolutamente honrados intelectualmente. Además no creo conozcas a J. Vargas, Escolá, por ejemplo.

Anónimo dijo...

Discúlpame por las horas transcurridas desde mi anterior comentario.
He tenido que colaborar con mi mujer en la cena, atender a mi cuñada que ha venido a cenar con nosotros, acostar a mi hija, rezar con ella sus oraciones, contarle el descubrimiento de América -lleva unos días encantada con la gesta colombina- y esperar a que duerma. Cuestiones de ordinaria administración en cristianos corrientes.
También he pasado largo rato meditando si entrar al trapo que, tan arteramente, me has tendido. Finalmente he decidido que no. No lo haré.
Desde siempre me ha cautivado la personalidad y biografía de Rafael Calvo Serer. La evolución intelectual desde el integrismo ("España sin problema") hasta la oposición a la dictadura. Evolución que le llevó a perder su cátedra, su relación con el CSIC, y, finalmente, al exilio. Su pertenencia a los círculos más próximos a don Juan de Borbón. Su apuesta por la libertad en el diario Madrid. El impulso a la democracia en nuestro país con su presencia en la Junta Democrática... En fin, pocos pueden presentar méritos de tal calibre.

sinretorno dijo...

Admirable lo de tu familia y niña. Pues sí que tienes razón , Calvo Serer se sale en muchos aspectos. Pero los otros también. Por ejemplo Ullastres consiguió acuerdos co Europa increibles, estando él sólo en Bruselas, intentaron secuestrarlo. López Rodó modernizó España con la Ley del procedimiento administratico, La lay del Régimen jurídico del estado y otras, que por cierto nadie ha reconocido como excelentes leyes. Quería mostrar la variedad de persoanlifdades entre la gente del Opus Dei, su libertad en cuestiones temporales, su propia responsabilidad, pero también sus aspectos más íntimos que dieron sentido a su vida. Abrazos.

Anónimo dijo...

En este país de envidiosillos, hay gente que no ha recibido el aplauso que se merecía. El mayor mérito de López Rodó estuvo en transformar España desde una economía agrícola y "en vías de desarrollo", eufemismo que esconde la pobreza, en un país desarrollado situándolo entre las diez primeras potencias mundiales. ¿Quién se lo ha reconocido? Nadie.
Entramos en la CEE de la mano de Felipe Glez., sí es cierto, pero allanó el camino Ullastres al conseguir años antes un trato de privilegio de la Comunidad Europea a un régimen no democrático. Ahí está el mérito.

koldo dijo...

Aunque no tenga nada que ver con el tema del post, se acerca el derbi vasco (Athletic-Real Sociedad) ¿cómo lo estás preparando?

Kebir dijo...

Conocí a Termes hace un lustro, en el IESE, donde cursé unos estudios. Me asombró que a su edad y en su estado físico -creo recordar que andaba algo curvado por alguna dolencia de espalda- impartiera algunas sesiones, almorzara con los alumnos, cenara con nuestras familias, tuviera los ojos avispadísimos, saliera a dar paseos por la sierra... Esto fue en Madrid, donde sobresalía más aún su fuerte acento catalán.
Mi mujer es de profundas convicciones progresistas (yo paso de política), y siempre mantuvo lógicas prevenciones hacia personas con la trayectoria de Termes, pero en los encuentros que mantuvimos con él quedó impactada por su personalidad y humanidad.

Anónimo dijo...

Oye Sinretonno, ¿por qué pides respeto para esas personalidades del Opus Dei y tú no lo tienes para con otras de organizaciones de diverso sogno, como Peces Barba, a quien he visto que denominas en tu blog como "Heces Barba"?.

Anónimo dijo...

Que gane el Athletic, el único equipo que sólo ficha españoles.

sinretorno dijo...

Aúpa la real, siempre y a muerte. Mira mitratamiento a Peces Barba es así porque me parece abyecto en sus planteamientos y acciones. Cerca del Opus dei he aprendido a amar la libertad, las diferencias y el respeto a la persona. Pido perdón por denominar así al Comisionado. A diferencia de los que cito éste ha sido poco coherente, de católico seudo oficial pasó a Volltaire sin peluca.

Anónimo dijo...

Don Federico Silva Muñoz, Mr. Eficacia