domingo, abril 26, 2009

Emilio Nadal.



Ayer falleció Emilio, médico; la mayor parte de su vida dedicado a tareas de colaboración, formación y gobierno de la Prelatura del Opus Dei, en la Comisión regional de España. Siempre le vi sonriente, animante, atento a las preocupaciones de los demás; gran jugador de fútbol, apasionado, tenista más tarde. La última vez que hablamos, me sugirió algunas posibles publicaciones y que tuviese un corazón grande, cariñoso, para querer y animar a mis colegas, sin enquistarme en pequeñas cuestiones de la vida académica. Un verdadero motor de iniciativas educativas y académicas. Frisaba los sesenta. Qué pena Señor que te lleves a gente que podía hacer tanto por ti. Pero Tú sabes más. Emilio, descansa en paz y muchas gracias, un honor haberte tratado.

2 comentarios:

Luisa dijo...

Los sesenta.Era joven.Dios le habrá recibido con los brazos abiertos.
Misterios.¿Por qué unos tanto,otros tan poco,otros...?
Un salu2 D.Daniel.

Sinretorno dijo...

Dios sabe más. Que el ejemplo de Emilio y de tantos y tantas nos ayuden.