viernes, junio 26, 2009

San Josemaría Escrivá.


Peterskirche de Viena (Cuadro de san Josemaría)

El 17 de mayo de 1992, Juan Pablo II beatifica a Josemaría Escrivá de Balaguer en la plaza de San Pedro, en Roma, ante 300.000 personas. «Con sobrenatural intuición», dijo el Papa en su homilía, «el beato Josemaría predicó incansablemente la llamada universal a la santidad y al apostolado». Diez años más tarde, el 6 de octubre de 2002, Juan Pablo II canoniza al fundador del Opus Dei en la plaza de San Pedro ante una multitud de más de 80 países. El Santo Padre, en su discurso a los participantes en la canonización, dijo que "san Josemaría fue elegido por el Señor para anunciar la llamada universal a la santidad y para indicar que la vida de todos los días, las actividades comunes, son camino de santificación. Se podría decir que fue el santo de lo ordinario". Más información http://www.opusdei.org/ .

14 comentarios:

misideascotidianas dijo...

El santo de lo ordinario.

¿Vale tambien-cotidiano-? MIC:)

¡FELICIDADES SINRETORNO!

Día grande. Fiesta grande en la Iglesia. Fiesta en el Cielo.

Los santos son un regalo y un ejemplo a seguir.

Luisa

Sinretorno dijo...

Felicidades Luisaaaa.Misideasordinarias???, queda mejor misideascotidianas.

Anónimo dijo...

¿Cuanto te pagan para decir estas memeces?

Es el Santo Universal de los "Empastillados".

Lee: www.Opuslibros.org_asmo

Sinretorno dijo...

No me pagan y ati a lo mejor te hacía falta un tratamiento y terapia de grupo.

Sinretorno dijo...

Perdona, te encomiendo a San Josemaría.

Anónimo dijo...

Gracias sinretorno, por dar la cara. El Opus Dei y Escrivá hacen mucho bien en la Iglesia y en el mundo.

Anónimo dijo...

El 17 de mayo de 1992, Juan Pablo II al beatificar al hoy San Josemaría ante una plaza de San Pedro llena de pijos que habían viajado hasta allí en avión, en cruceros de lujo, vestidos con ropas de marca y tal, osea, también dijo al Opus Dei -y a su jerarquía en pleno- que se había olvidado de "los más pobres y marginados" (sic).

Ese es mi mayor recuerdo de aquella jornada.

Sus palabras golpearon mi conciencia como un mazazo, me abrieron mucho los ojos ante aquella "irrealidad" muelle que me rodeaba y, desde entonces, jamás las he olvidado.

Prometeo

Sinretorno dijo...

Estuve en la Beatificación con cuarenta chicos de jaen que habían empleado el dinero de fin de curso en ir a Roma. Gente de lo más normal, usé una silla de esas de palya de tijera y no iba de pijo. A la canonización fui en barco con seiscientas personas de puente de vallecas, Palomeras, Moratalaz, clase media baja, con alguna excepción. Eso sí la gentía sabía contestar en latín, procuraron ir limpios y el que pudo elegante. A lo mejor el pijo es usted. WEl Papa dijo que la Prelatura y sus miembros se ocuparan más de los más necesitados. Las autoridades de la Obra tomaron buena nota y le diré que la mayor parte bde los bancos de alimentos son gestionados por personas de la Obra, el proyecto Harambee para 30 planes de necesidades urgentes en Africa central. Donde se fomenta la vida cristiana y el apostolado, se hace mucha labor social y humanitaria.

Sinretorno dijo...

Si su conciencia le pide más vaya como voluntario de caritas o a trabajar con las misiones de carmelitas, Jesuitas, Madre teresa. Le veo muy pijo.

Sinretorno dijo...

Jesús fue muy pobre, pero trató con ricos y con pobres. Hacen falta también empresarios que sepan repartir y generar riqueza.

Anónimo dijo...

Tus comentarios se parecen a esos de las empresas que se dicen socialmente responsables:

"Somos ecológicos por reducir un 2% el consumo de papel en nuestras oficinas. Firmado: Petroquímica Río Negro".

"Nuestros coches son ecoeficientes porque emiten un 5% menos de CO2. firmado: Automóviles Polucionex"

De coña, vamos.

Anónimo dijo...

Y, por cierto, yo no le he atacado a usted. No sé a qué viene eso de "A lo mejor el pijo es usted" "Le veo muy pijo".

¿Te perdiste la clase sobre no usar argumentos "ad hominem"?

Prometeo

Sinretorno dijo...

Perdone si l molesté. Usted vio mucho pijo ayúdeles.

Anónimo dijo...

San Josemaría decía con frecuencia. se lo escuché, que el jamás apagaría ninguna luz, por pequeña que fuera, que se encendiera para dara gloria a Dios...¡Que sentencia tan sabia¡. Naturalemente las instituciones donde intervienen los hombre tienen defectos...todas.Pero, ¡por favor!, no nos dediquemos a ir soplando por la vida tratando de apagar con el mal aliento de la insidia, lo que hacen tantas personas, pobres y ricas, sanos y enfermos, cultos e incultos, etc, etc. ajenos a ideologías que destilan sospecha a diestro y siniestro. Tratemos de sembrar siempre paz y alegría. Es más constructivo...y saludable. En definitiva, tratar de ser "expertos en humanidad".
old chap