miércoles, septiembre 21, 2011

Bien y mal.

Haz el bien, evita el mal. Comiendo, me decía un padre de familia con nueve hijos: he procurado formar a mis hijos para que sepan lo que está bien o está mal. Otros le decían, además de eso habrá que procurar que hagan el bien , no basta sólo con saberlo. Ciertamente les contestó, por supuesto. Pero con mi experiencia, la de mi amigo, si haces mal y eres consciente, tienes mucho ganado, pues la vida y la gracia de Dios van a tu favor.Lo que es ciertamente un desatino, es no saber lo que está bien y lo que está mal, de entrada, o hacer pasar el mal por bien. Estamos llamados a buscar la verdad y el bien. Animo, que muchas veces no es fácil.

3 comentarios:

Javier Vicens y Hualde dijo...

Dichoso el que escucha la Palabra y la pone por obra. Otros pueden indicarnos el camino y exhortarnos a seguirlo. Pero poco más.

Anónimo dijo...

Habrá que poner a los hijos en el camino de conocer la palabra de Dios.Bueno,hijos hemos sido todos y como tales sabemos que mal se admite la inconsecuencia.No sirve que yo diga lo que está bien y lo que está mal si luego mi testimonio vital,mi ejemplo,es el de hacer lo que "me" conviene.Hace poco escuché con otros millones de personas más decir a Kiko Argúello lo que le ocurria en su casa.Sus padres eran de misa diaria,al menos su madre,y muy piadosos...pero en su casa de lo que más se hablaba era del dinero.!cuidado!.Ahora podemos,podeis hablar de esfuerzo competitivo,de no pasarse de bueno llegando a tonto.La bondad no es valor al alza pero es la piedra angular de una familia unida.Un abrazo de Janusa,por supuesto solo se trata de mi opinión.

rama.teo dijo...

El esfuerzo por enseñar a un niño lo que está bien es muy necesario,pero hay que doblar el esfuerzo en enseñarle lo que está mal.Siempre será mas difícil corregir lo malo,el ser humano ya viene desde que nace con esa tendencia.