sábado, septiembre 10, 2011

También soy laico...



Manifestación laica, educación laica, pensamiento laico, indignados laicos. Gran confusión con el término laico. Para empezar en la Constitución española no aparece el término laico en ningún sitio. Hoy se entiende por laico, no creyente, agnóstico o ateo, frente a creyente. Curiosamente el término laico tiene evocaciones canónicas y católicas muy claras. Laicos son aquellos fieles de la Iglesia que no son sacerdotes y tampoco consagrados a instituto religioso, la mayor parte de la Iglesia, que están llamados a santificar y santificarse en las realidades temporales, sin soluciones únicas, en la familia, el trabajo, la vida social, económica y familiar. La fe construyó las catedrales medievales, cierto, pero las matemáticas, los arquitectos, los albañiles también. No se contraponen están en diferentes puntos de visión. Y el llamado pensamiento laico está lleno de creencias, de moral o amoralidad y no es neutro de ningún modo.Para saber un poco más ver mi artículo: A contracorriente. ¿Es España un Estado laico?.



10 comentarios:

José Antonio del Pozo dijo...

Y es que saber distinguir el significado de los conceptos es esencial, si no se hace un batiburrillo en el que vale todo. Muy oportuno por eso tu comentario, Sinret.
Saludos blogueros

Cristina dijo...

Después de tantas tonterías a cuenta de la palabra, pones toda la sensatez lingüística en este mundillo de malpensantes y malhablados. Gracias

María dijo...

En su artículo, estoy totalmente de acuerdo en la aportación a nuestros conceptos, refiriéndose a la palabra actual "laico" como un significado cargado de ideologías, que muchas veces, por no decir la mayoría de ellas, nos las ocultan y velan, creando falsedad, incertidumbre y mentira en nuestra sociedad, en lugar de buscar la verdad y el bien.

Al Neri dijo...

Yo les llamaría laicistas o, mejor aún, anticlericales.

Anónimo dijo...

Es que ellos en su profunda ignorancia de radicales se denominan lo que les da la gana. Como dice Al Neri son anticlericales, pero eso supondría enseñar la patita de cuales son realmente sus intenciones.

Anónimo dijo...

Fantástico!

Estas cosas, que son de cajón, conviene recordarlas.

En la perversión del lenguaje está el "arma" de la Mentira (de Satanás! nos negamos a no nombrarlo)

No hay posible discusión a su artículo...quién lo discuta, mentirá.

Gracias!

JyY

Anónimo dijo...

Buen post.El caso es meterse siempre con los mismos.Esta de moda ir contra el catolicismo etc etc.Ya dará la vuelta

Antonio José Alcalá dijo...

Bueno, aunque caro verte la cara, bien puedo escribirte aquí. A estos gárrulos ignorantes no hay maestro que les meta el catón. Ellos son el POGRESO, aunque no saben tampoco qué sea eso, ni dónde van, ni qué quieren, ni, por supuesto, dónde anhelan despeñarnos... Estos cutos se despeñan por el acantilado... No les eches perlas..., que pierdes el tiempo, caro amigo.

María dijo...

Sí, es cierto, en las Sociedades va por modas, unas veces muy puritanos y acto siguiente aparece la debacle, no hay término medio.
Sin embargo lo que perdura siempre es la Palabra, eso no cambia, y el mensaje de Jesús que es el mismo, pase lo que pase en nuestra sociedad.

Anónimo dijo...

El "progresismo" nos ha matado.Estoy de acuerdo con Al Neri.Casi todos los que te restriegan el que son laicos están mirando con ojos golositos como meter mano a la Santa Iglesia.Un saludo de Janusa