domingo, junio 28, 2015

Movida del diablo.



Pretensión destructiva del plan de Dios. Que la Sagrada Familia nos ayuden a todos!!!


Crédito: Télam
El Cardenal Jorge Bergoglio difundió una serie de conceptos acerca de la posición de la Iglesia frente a la posibilidad de que se sancione la Ley de Matrimonio Homosexual en una carta dirigida a las religiosas carmelitas de Buenos Aires.

"Les escribo estas líneas a cada una de ustedes que están en los cuatro monasterios de Buenos Aires. El pueblo argentino deberá afrontar, en las próximas semanas, una situación cuyo resultado puede herir gravemente a la familia. Se trata del proyecto de ley sobre matrimonio de personas del mismo sexo", inició el purpurado porteño.

En ese sentido, Bergoglio sostuvo que "está en juego la identidad y la supervivencia de la familia: papá, mamá e hijos". "Está en juego la vida de tantos niños que serán discriminados de antemano privándolos de la maduración humana que Dios quiso se diera con un padre y una madre. Está en juego un rechazo frontal a la ley de Dios, grabada además en nuestros corazones", agregó.

Según aclaró, este proyecto no es uno más de los que se discuten en el Congreso de la Nación."No seamos ingenuos: no se trata de una simple lucha política; es la pretensión destructiva al plan de Dios. No se trata de un mero proyecto legislativo (éste es sólo el instrumento) sino de una 'movida' del Padre de la Mentira que pretende confundir y engañar a los hijos de Dios", aseguró el cardenal.

Acto seguido, señaló que "hoy la Patria, ante esta situación, necesita de la asistencia especial del Espíritu Santo que ponga la luz de la Verdad en medio de las tinieblas del error; necesita de este Abogado que nos defienda del encantamiento de tantos sofismas con que se busca justificar este proyecto de ley, y que confunden y engañan a personas de buena voluntad".

Ante este cuadro de situación, Bergoglio decidió recurrir a las religiosas para "pedirles oración y sacrificio, las dos armas invencibles que confesaba tener Santa Teresita". "Clamen al Señor para que envíe su Espíritu a los senadores que han de dar su voto. Que no lo hagan movidos por el error o por situaciones de coyuntura sino según lo que la ley natural y la ley de Dios les señala. Pidan por ellos, por sus familias; que el Señor los visite, los fortalezca y consuele. Pidan para que ellos hagan un gran bien a la Patria", solicitó.

Finalmente, el cardenal sostuvo: "El proyecto de ley se tratará en el Senado después del 13 de julio. Miremos a San José, a María, al Niño y pidamos con fervor que ellos defiendan a la familia argentina en este momento. Recordémosle lo que Dios mismo dijo a su pueblo en un momento de mucha angustia: 'esta guerra no es vuestra sino de Dios". Que ellos nos socorran, defiendan y acompañen en esta guerra de Dios"

1 comentario:

Anónimo dijo...

Amigo, no le parece que es el amor el que triunfa...como va a estar el diablo.??