miércoles, enero 02, 2008

Paz.


















El día uno , al amparo de la madre de Dios, pedimos por la paz en los corazones, en las familias, en el mundo. Año tras año. Y no es un poco ingenuo pedir por esto de la Paz, cuando resulta que el número de conflictos es enorme, Pakistán, Irak, Kenia (q que parecía civilizado), terrorismo, etc, etc?. Escrivá decía que no puede haber paz si no la hay en los corazones de cada uno y eso significa pelear, luchar con uno mismo para no ser cómodo, avaricioso, soberbio. La Paz es un don de Dios. Por otra parte que es la paz? S. Agustín la define como tranquilitas in ordinem, tiene que haber orden y tranquilidad.

2 comentarios:

Mariazell dijo...

Paz en los corazones, paz en las familias, en el mundo.... Paz en las familias, por favor! Qué nos pasa? Me uno a tus oraciones.
Feliz año nuevo.

Enrique Monasterio dijo...

y yo, además, te robo las palomas.