jueves, septiembre 04, 2008

Ley de aborto...

Me hubiese gustado equivocarme, de verdad, que el Ministerio de igualdad iba a ser para otra cosa...pero no. La ministra se hace cargo de una nueva regulación del aborto. También se quiere hacer una nueva ley de libertad religiosa y Garzón apoyado por el antiguo falangista ministro de Justicia inicia un proceso hacia el pasado para descubrir caídos. Parece que cuanto peor le va a este gobierno en lo que debe gobernar: paro, precios, internacional, inversiones...su escape mediático y de gobierno consiste en fracturar más si cabe la sociedad y plantear una moral, sí costumbres, más asesinas y hedonistas. Combatiré. Que la Virgen del Pilar y Santiago nos echen una buena mano.

8 comentarios:

Alfonso dijo...

La ley del aborto es una necesidad. Por desgracia, el aborto existe, nos guste o no. Yo soy católico, y no apoyo el aborto, por supuesto, pero tampoco puedo compartir los falsos y confusos argumentos de algunos católicos que piden una prohibición de la ley, que lo único que conseguiría es volver a la situación que había en España antes de la primera ley del aborto: a saber, las mujeres ricas abortaban en Londres y las pobres, abortaban con la bruja de turno, muriendo ellas y el niño.
Una ley reguladora, hace que la madre se acerque al médico, y si tiene la suerte de encontrar un católico, puede echarse atrás.
Una ley que regule el aborto evita más abortos, que prohibirlo de por sí, que como explico, la sociedad hará como el avestruz, mirará para otro lado, pero el asesinato del no nacido se seguirá produciendo.
Los católicos tenemos que luchar por la vida, y la mejor manera es haciéndole frente y no mirándo hacia otro lado, beneficiando solo a grupos que se aprovechan del aborto para hacer politicas anticristianas y meternos el capitalismo hasta los huesos.

Luisa dijo...

Hemos coincidido en el tema,aunque el mio está programado para publicarse.

No estoy de acuerdo con Alfonso ni con tantos como él. No creo que la solución de la prostitución sea habilitar zonas higiénicas y confortables al lado de nuestras casas, o en los parques de nuestros hijos.
No creo que se le haga un favor al drogadicto facilitandole la coca en el super de la esquina-así no sufrirá abusos de los camellos y se asegurará una buena calidad.
No estoy de acuerdo en legalizar el aborto ni la eutanasia.
Creo que es demencial y que hemos perdido el Norte y todo sentido objetivo y razonable del tema.
Sí se seguirán produciendo abortos,sí seguirá habiendo pederastas,sí habrá asesinos a sueldos, y seguirá habiendo mafia, y se seguirán prostituyendo niñas, pero no será con mi beneplácito ni con mi bendición. Faltaría más.
Salu2
Luisa

Anónimo dijo...

Yo también soy católico y no apoyo el homicidio, pero como el homicidio se seguirá cometiendo lo mejor es una ley que lo facilite. Todo será más higiénico y sin alevosía.
De verdad, que cuando alguien dice "Yo soy católico pero..." me da grima. O se es católico con todas las consecuencias o mejor decir que uno es otra cosa.
100.000 niños que iban a nacer han sido quemados, decapitados, estrangulados el año pasado en el seno de sus madres.Me parece muy bien lo de proteger a la mujer, pero los derechos del niño cuándo se van a defender de una manera real. O "soy católico, pero eso de considerar al feto un niño, una personita, es un falso y confuso argumento".Y si soy contundente en mi post más contundente son los bisturíes que mientras lo escribí atravesaron la cabeza de varias docenas de niños asesinados, uy perdón, abortados,más perdón aún,interrumpidos en su concepción.

Anónimo dijo...

Estimado Alfonso,

No estoy de acuerdo con lo que dices. La ley del aborto no es una necesidad. En un conflicto de derechos ( el de la madre y del no nacido persona humana ). En una democracia se aplica justicia, y esta basada en los derechos reales de las personas, siendo el derecho a la vida uno de los fundamentales.

Creo que te han comido el coco, pues la realidad no está escrita en clave "Ricos / Pobres" las cosas son ( y los derechos existen ) independientemente de los recursos financieros. Y Si llevamos el argumento rico-pobre hasta el extremo, el no nacido es el más pobre, con menos recuros ( misma dignidad ) y el que siempre pierde, pues no puede trasladarse a un pais donde se le defienda pues depende al 100% de su madre.

Si bien el aborto es un tema complicado - al igual que el hambre en el mundo - no por ello se acaba con el problema legalizandolo. Es como si se acaba con el hambre matando a los que no tienen que comer.

Alfonso, me permito un pequeño consejo: Piensa, no te dejes arrastrar por argumentos de poca profundidad.

All the best

Anónimo dijo...

Otra vez, para dar una opinion en el mismo post ( al releer el anterior )

Quisiera comentar al anónimo 1 ( yo soy el 2 ) que no comparto su crítica respecto a los católicos 100%.

Creo que uno es católico por bautismo y por adhesión de su "cabeza" a su fe. Es comprensible el que existan dudas y confusiones ( naturaleza humana ). Creo que todos los católicos somos hermanos

All the best

Stepario dijo...

Para Alfonso: me parece que no ha escuchado los argumentos de la ministra: que ninguna mujer tenga problemas para abortar en ninguna parte de España. Esto significa facilitar el aborto -flexibilizarlo aún más, si cabe- y poner en dificultades a los médicos objetores de la sanidad pública, cuya postura es la que impide que en algunos territorios no se pueda abortar. La cosa se ponde muy difícil, porque ya los médicos objetores sufrían presiones, veremos ahora.

Anónimo dijo...

Lo más esencial que tenemos los seres humanos es el derecho a la vida.El aborto es un asesinato.LO QUE HAY QUE HACER SON POLÍTICAS DE AYUDA Y NO "LEYES DE BLANQUEO",para desviar la mirada de la nefasta política económica que llevan los ZPs.A Alfonso solo decirle que de necesidad nada,dice q existe ,ya y por eso hay que aprobarlo?tambien el robo ,los maltratos ,etc,etc y eso está bien???????No al aborto.

Santiago Chiva, Granada dijo...

En la cuestión del aborto, incluso bastantes personas que defienden la posibilidad de abortar legalmente, dicen que no son pro-abortistas sino contrarios a castigar a la mujer que está en esa situación difícil. En Alemania ha ocurrido algo curioso. Algo que refleja que el aborto legal afecta negativamente a un país. Y también que se puede promover una cultura de la vida por parte de los ciudadanos. Allí ha habido, desde la liberalización del aborto, cuatro millones de abortos, según datos. Por ese motivo, entre otros, los niños se ven como un efecto no deseado del sexo. Muchas personas pensaban que era necesario promover una mayor aceptación social de los niños en una sociedad envejecida. Y la sociedad civil actuó, sin esperar a medidas del Estado para el fomento de la natalidad. Se unieron diversas empresas y curiosamente, después de la campaña, la natalidad ha crecido en Alemania. El vídeo es emocionante. Míralo aquí:
http://es.youtube.com/watch?v=Rv-C0TxfGHk
Santiago Chiva (Granada, España)