domingo, septiembre 28, 2008

Paul Newman.

Qué voy a decir, que no se diga estos días en tantos medios. El planeta cine pierde los mejores ojos azules y un as de la interpretación. El golpe, dos hombres y un destino. Hizo muchos papeles, pero me quedo con su sentido del humor, su sentido de la lealtad, su comprensión de la vida, que no se puede fingir. Redford dice que hizo mejor a Estados Unidos y a todos, porque latía vida en sus interpretaciones. El perdedor en sus últimas películas no lo era tanto y se hizo más humano, tierno. Con sentido religioso y leal en sus relaciones. Gracias Paul y que el que te consoló en Ben Hur, te acoja.

3 comentarios:

JUANMA SUÁREZ dijo...

Supongo que ha sido un lapsus, o es que hay algo que yo no sé, pero la frase "el que te consoló en BEN-HUR..." Creo que te has confundido, o de película o de actor... A menos que haya alguna historia entre Ben-Hur y Paul Newman que yo no conozca.

Por cierto, por supuesto EL GOLPE, pero ¿y "La gata sobre el tejado de Zinc"? ¿Y su papel en "Ni un pelo de tonto", ya mayor, o en "Mensaje en una botella", haciendo de padre de Kevin Costner? En esas películas me inspiraba humanidad, no sé; siempre he tenido debilidad por ciertos actores clásicos, y Paul formaba parte de ellos..., y ahora, más aún.

sinretorno dijo...

Efectivamente el de ben Hur es otro, Heston??

Luisa dijo...

A mí me apasiona este actor.Y como somos eternos,nunca morirá.