domingo, julio 31, 2011

amores obscenos.



Entre lo sublime y lo cutre existe una delgada línea roja o un kilómetro de basura. Basta seguir el verano de parejas "maravillosas", que celebran, con escapaditas a Formentera, a Ibiza, a Cancún, su primer aniversario de idilio a "muerte", que no suele durar hasta la próxima escapadita, o que se han liberado de sus "ex" y lo pasan en grande, de nuevo "libres" con muchos amigos, que nunca se saben quiénes son, que ríen, con mucha agua, sol y arena y gafas de sol hasta en el aeropuerto. Creo que fue Pieper el que decía, que bastaba diez minutos de espera en la peluquería, para quitar la palabra "amor" del propio vocabulario al menos durante un mes. El amor es discreto.






Hoy es San Ignacio de Loyola, gran santo vasco y español: cuida de tus paisanos, en este momento incierto y de la Compañía que fundaste para el bien de la Iglesia y de la humanidad.



10 comentarios:

Anónimo dijo...

Primero,mi recuerdo,oración agradecida por todo lo que le debemos y petición a gritos para que cuide de su tierra vasca,tan amada,tan bonita,tan española,tan en peligro.Y después,decirte don Sinre que en efecto,los efímeros revolconcitos veraniegos,son basura dañina.Las revistas,que envejecen rapidamente en peluquerias y consultas de dentista,por ejemplo,nos traen para desconcierto de adolescentes,y no tanto,lo que no es amor sino una mueca del mismo.Un año,unos.Al siguiente,los mismos con otros pero posando y pasando por caja.La sonrisa puesta siempre,luego nos espantamos de la del noruego,y la promiscuidad por delante para avisar de que eso es lo bueno.Un asco.Un abrazo de tu tia Janusa

Anónimo dijo...

Por supuesto,la oración y petición,son para San Ignacio.No hace falta que se lo recuerde pero me parece que no lo he puesto antes.Mis disculpas,j

José Antonio del Pozo dijo...

Lo que celebran esas parejas es su propio aturdimiento, en el que campan a sus anchas.
Saludos blogueros

Mento dijo...

Algunos por desgracia se dejan llevar por el instinto animal que vive en nosotros mas que por el racional que es el que deberia dominar. Y van como animales a tropel corriendo cuando les abren las puertas. lastima. Porque siempre quedan los daños colaterales, la mayor parte de ellos con cara de menores.
Un beso, feliz dia del Señor.

Igaljo dijo...

Yo literalmente no entiendo cómo son capaces de llevar a la práctica tanto "amor"y "desamor".¡¡¡Pero si es agotador!!!Lo malo es que se venden como tales,y luego vienen las decepciones en el día a día.
Se oye mucho eso de "necesito sentir mariposas en el estómago cuando estoy enamorado y así sé que lo estoy"y,claro,ninguna mariposa tiene una vida tan duradera como el verdadero amor.
S.Ignacio sí se dejó encontrar por el Amor,no se miró a sí mismo,no se preguntó por las "mariposas" de su estómago y...fue feliz.

María dijo...

Pero también cabría apostillar, que existe una subespecie de hombre, que cuando su mujer va arreglada, la presenta como su esposa o su mujer, mientras que si va desaliñada, la presenta como "la parienta".
Esto es un clásico de algunos hombres, que no alcanzan a entender, que todo lo que le sucede a la mujer de más importante, le sucede en su interior.

NIP dijo...

Buenos días. El relativismo moral tiene sus frutos pero también un dios cristiano muy deformado cobija tales comportamientos, señalar; la viga y la brizna.Un abrazo.

Anónimo dijo...

Yo creo que el relativismo es un poco la causa de "deformar" a Dios.Esto,que no se puede hacer,lo conseguimos relativizando todo,haciendo una moral,y también uba religión,a la medida de nuestros deseos.Este tema,que me parece no es el de la entrada,es importantísimo.Y con dña Maria estoy de acuerdo pero añadiendo que,muchas veces,somos las propias mujeres las que parecemos,por propio gusto,malos y ridículos árboles de navidad.Volvemos otra vez a las revistas,alimento espiritual de tanta gente,no lo olvidemos.Están llenas de iconos que me dejan estupefacta.Pero yo soy muy mayor,lo malo es que venden su producto a gente joven que quiere lo mismo,sl precio que sea.Un abrazo de Janusa

mjbo dijo...

... y lo peor de todo es que muchos de ellos han cumplido los sesenta y tantos. Los conozco bien: sólo les interesa que siga la juerga.
Saludos

María dijo...

El problema Doña Janusa es que muchos hombres se enamoran como Usted bien dice del Photoshop, que aparece en las revistas, que consumen una gran parte de los ciudadanos, adscritos a estas dinámicas.
Todo el mundo quiere soñar, aunque a veces es a costa del engaño.
Pasa con todo, Soñar es una cosa, pero luego pasa el primero de turno y te desmonta el Sueño.
Si no eres lo suficientemente fuerte, tu Sueño se hace polvillo, y vuelta a empezar.
Por eso es bonito tener Sueños que nadie te los pueda robar. Un abrazo