martes, julio 12, 2011

Paradoja.








Hay quienes vienen de comprar tabaco, y parece que vienen de Vietnam.






Hay quienes vienen de Vietnam, y parece que vienen de comprar tabaco.




13 comentarios:

María dijo...

Hay quién se fué a por tabaco y no volvió....

Gabriela dijo...

Si, hay quien se fue por leche y tabaco y no volvió y dejó a su esposa e hijos esperando...
Y quien se fue por una docena de huevos y entro al bar y se tomó un vino...
¿Alguien volvió de Vietnam como si hubiese vuelto de comprarse cigarrillos?
Puede ser claro, hay quien vuelve de haber abortado a 10 bebés como si volviese de comprarse un paquete de cigarrillos..

Cordelia dijo...

Hay quien ya no va a comprar tabaco y lo sigue echando de menos...

José Antonio del Pozo dijo...

Hay quien viene de negociar con Otegui como el que viene de comprar tabaco.
Saludos blogueros

Anónimo dijo...

Yo,yo lo echo de menos...pero creo que esta entrada es una alusión al valor personal,a no hacer un mundo de lo que es una nadería,tal vez me equivoco.Y...el otro dia escuchaba a un veterano,muy anciano claro,de Normandia.Dijo "en las Ardenas me hirieron gravemente en las piernas.Creí que moría,recé el acto de contricción porque soy católico y pensaba en mi madre"...quien hablaba estaba completamente lúcido.Cuento esto,enlazando la tumba india,testimonio de una madre y de un heroe.Un abrazo,me perdonais el irme por las ramas.Janusa

Sinretorno dijo...

Como toda paradoja tiene muchas interpretaciones...Janusa va por donde voy algunos hacen un mundo de una nadería, otros una nadería de un mundo. No te vas por las ramas...

Javier dijo...

No entiendo mucho la paradoja... ¿qué tiene que ver ir a la guerra con comprar tabaco?
.

Javier dijo...

Vietnam pasó a la historia, ahora la guerra está en otros lares...
.
Por cierto sobre Vietnam, me gustó mucho la historia testimonio de unu pastor protestante (metodista), capellán del ejercito de los EE. UU. de América, Merlin R. Carothers, que cuenta su vida en un libro autobiográfico titulado "de la prisión a la alabanza". Hay un par de capítulos que hablan de la guerra de Vietnam, cuando fue capellán en el ejército, y relata la historia de varios milagros allí acaecidos...
.
Es bastante bueno. A mí me gustó mucho el libro... (lo considero de mis favoritos, después de la Biblia, claro)

c3po dijo...

Yo me se de uno que ha vuelto varias veces... de Vietnam. Claro que, como suele decirse, la procesión va por dentro...
Saludos.

Mento dijo...

Yo hace tantos años que dejé de fumar que me he quitado dos problemas de encima. Uno el de tener más posibilidades de padecer cancer de pulmón y otro el de irritarme por el elevado precio.
One kiss.

MariaJose dijo...

A mí me gusta la interpretación de doña Janusa. Seguro que todos conocemos personas de los dos tipos, es más, yo confieso que actuo como uno de los dos tipos dependiendo de las circunstancias. Me rompo una uña y es una tragedia pero al de al lado le sacan el ojo y no era nada lo del ojo (es una hipérbole, que conste). Ciertamente sería estupendo que nadie hiciese un mundo de una naderia pero me temo que "semos ansín".

Anónimo dijo...

Afortunadamente siempre hay alguien cerca de nosotros que le quita hierro a los asuntos más escabrosos y que consigue sacar el lado positivo hasta en los momentos más amargos. Ojalá todos tengamos una persona así cerca, y si podemos ser nosotros mismos, mucho mejor. La vida es corta y no merece la pena vivir lamentándose.

Miriam dijo...

Genial la explicación de T Janusa
Sí, yo también conozco gente de los dos tipos¡