viernes, julio 08, 2011

A quemarropa...




De Carlos Santostefano.

23 comentarios:

Mento dijo...

Que bueno, y aunque parece un chiste y puede hasta arrancar una sonrisilla, es una realidad en nuestros dias que tendriamos que erradicar.
un beso.

Cordelia dijo...

No nos andamos con pañitos calientes... Hay temas en los que no se puede

Sinretorno dijo...

Ave Cordelia...

MariaJose dijo...

Me gusta la viñeta. En mi experiencia, que no sé si es generalizable, incluso mucha gente que está en contra del aborto no le parece mal la experimentación con embriones, ni te digo de los abortistas. Y pienso que es porque a los embriones, al contrario que a los fetos, no se les ve la carita. En la viñeta sí se le ve la carita y por eso es impactante.

filósofo dijo...

DonS Sin,

Me acuerdo cuando pusieron al miserable ministro aquel, Bernat Soria, se llamaba el muy jilón, bueno pues parecía que la investigación con células madre y va a ser la reoca. ¿ En qué quedó todo ? ¿ Por qué cierran la puerta a la investigación con células madre no provenientes de fetos ? Quizá porque es la manera de demostrar cuánto dominan y su desprecio hacia la vida.
Ahora viene el miserable RubaSITEL a hacernos creer que tiene la pócima que acabará con el paro. No le creo, porque este químico sólo utiliza las mezclas para esconder pruebas que oculten sus múltiples fechorías.

Saludos

Anónimo dijo...

El tema de la viñeta,que es muy tiste,es sagrado,es la vida.Gracias,sobrino segundo,por este disparo a quemarropa.Y,de acuerdo de pé a pá con filósofo.Un abrazo de Janusa

Igaljo dijo...

De acuerdo con MªJosé.Además de conocer gente que dice lo que cuenta ella,conozco otros(o los mismos) supuestamente muy bien formados que están de acuerdo con el aborto en los primeros meses de embarazo "porque es una cosa sin forma definida,sin cuerpo ni nada"
¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡!!!!!!!!!!!!!!!!!y mil tristezas más.No,millones.

Javier dijo...

Sería muy gracioso si la temática no fuese tan escalofriante...

Anónimo dijo...

¿Me pueden solventar una duda? Todos en el momento de nacer llevamos el pecado original con nosotros, y el bautismo nos libra de ese pecado y nos abre las puertas del cielo. Mi duda viene a raíz de la viñeta, ¿ese embrión no nato no debería estar en el purgatorio por el pecado original? No se si sabrán la respuesta, pero se lo agradecería a quien ayudase.

María dijo...

Anónimo, ya lo ha dicho la iglesia, que los niños que mueren en el vientre de su madre están en el Cielo, no están en ningun purgatorio, sino al lado de Dios. Y aunque no lo dijera la iglesia, tendríamos que pensarlo así, es más coherente.

Vila dijo...

Los niños no nacidos van derechitos al Cielo, así lo ha indicado la Iglesia no hace mucho afirmando que no van al limbo.

Salvo que me equivoque, algo tiene que ver las apariciones de la Virgen en las que, en alguna ocasión, ha dicho que estos niños están con Jesucristo.

Personalmente me alegro, estas criaturas son las más inocentes de la creación. Y no nos olvidemos que Dios es infinitamente misericordioso y justo. Y bajo mi humilde razonamiento esto me encaja a la perfección.

Anónimo dijo...

anónimo,mi respuesta es que los niños abortados,en cualquier fase de su "vida" no han nacido,ni con pecado ni con nada.Se les elimina,!zás!,sin defensa,sin derechos...Alguna jocosa doctora llama a los embriones congelados,"los pescanova"...¿les divierte? !A mi me entra un asco!...Un abrazo de Janusa.Y no sé por qué pero no advierto demasiada inocencia en las preguntas de anónimo.

Anónimo dijo...

Gracias por la aclaración, la verdad que no lo tenía nada claro, muchas gracias.

A la última anónima, no la conozco, pero solo alguien que no merece cofianza es capaz de juzgar y desconfiar de quien no conoce de nada. Se cree el ladrón que todos son de su condición.

Muchas gracias a los demás.

Sinretorno dijo...

Me parece necesaria desde la prudencia una aclaración. La Iglesia lo que ha dicho es que el limbo, estado de felicidad natural, es una construcción teológica sin base.El Bautismo quita el pecado original, regenera. Dios es el Señor de la historia y de la creación y esa incertidumbre acerca de nuestra salvación es parte de nuestra condición de criaturas. Misericordia y justicia deben combinarse, spe salvi 47,el purgatorio sí que existe. La misericoria de Dios es infinita y parece lógico que esos niños no nacidos estén con Dios y salvados. Alguns revelaciones privadas así lo indican, pero eso no justifica en modo alguno, el aborto provocado. Ya dentro del caos actual, alguno podría decir aseguremos el cielo a esas criaturas no nacidas matándolos...pues así es seguro que irán al cielo. Gracias a todos y todas.

Anónimo dijo...

Por supuesto sin retorno, estamos de acuerdo. Aprovechando que me han solventado la duda, ¿alguien conoce si cuando pasamos a mejor vida se hace de forma corpórea?

Quiero decir, en la viñeta, se ve a un anciano y a un niño, se supone que el niño murió con esa forma, aunque en realidad sería con una forma de una célula, y el hombre mayor murió asi según se refleja. ¿Esto tiene alguna base teológica? Porque por ejemplo el Santo Sudario reflejaba la ascensión de JesuCristo y lo hizo con una forma corpórea del momento de su muerte, ¿quiere decir esto que todos vamos al cielo/purgatorio con la forma corpórea en la que morimos? ¿O estoy mezclando churras con meninas?

Gracias por el abuso.

Sinretorno dijo...

Gracias a ti. La viñeta es eso una viñeta. Te recomiendo consultes el catecismo de la Iglesia católica, en los apartados correspondientes. En el enlace de santa sede puedes oonsultarlo, que está en este blog como link.

Anónimo dijo...

Si he ofendido a anónimo,me disculpo y reconozco que no tengo por qué merecer su confianza.No establezco polémica alguna,expresé mi impresión-equivocada g a D-y nada más.Lo mismo me ha ocurrido con la viñeta,triste para mi.Es delicado opinar sobre estos aspectos,podemos equivocarnos facilmente,el embrión está vivo y si se le deja crecer,y nacer,será una persona.Con esto me quedo yo y a partir de ahi,saco conclusiones.Un abrazo de Janusa

MariaJose dijo...

D. Anónimo, está usted mezclando varias cosas en sus comentarios. No se lo digo para polemizar, mucho menos como reproche, sólo lo puntualizo para que se dé cuenta de que en el escaso espacio de un comentario de un blog no se pueden responder tantos temas en los que hay que hilar fino. Si el dueño del blog me permite echar mi no-tan-humilde cuarto a espadas:

Primero, el tema que usted propone no es estrictamente “el de los niños abortados” sino el más amplio de “los inocentes (esto es, personas inimputables de pecado personal pero con el pecado original) muertos sin bautizar”. ¿Qué ocurre con sus almas? Esta pregunta se la plantearon ya los primeros cristianos y es una pregunta difícil de responder porque: ¿cómo Dios, infinita Misericordia, puede no salvarles? Pero ¿cómo Dios, infinita Justicia, puede salvarles? En el desarrollo de la doctrina se propusieron toda clase de respuestas, incluida la construcción teológica de “limbo”. Actualmente, la Iglesia “los confia a la misericordia de Dios”(CIC 1261), esto es, tiene la esperanza de que Dios los salve por medios extraordinarios, distintos del medio ordinario (el bautismo). Aquí le dejo un enlace que explica fácil y amenamente todo esto:
http://www.corazones.org/diccionario/limbo.htm

Segundo, algunos conceptos de los comentarios aparecen un poco confusos como por ejemplo: 1) el limbo es una hipótesis (cualquier católico es libre de creerlo o no) y el cielo, el infierno y el purgatorio pertenecen al depósito de la fe (todos los católicos creemos que existen); 2) el Papa NO “abolió” el limbo, no sé como podría abolir una hipótesis, desde luego los medios de comunicación actuales no se destacan por su lógica; 3) la Iglesia no conoce el destino final de las almas de los inocentes y sólo propone lo que espera (de Esperanza, virtud teologal) que suceda, por tanto cualquier católico es libre de creer lo que quiera y 4) utilizar esa esperanza para no bautizar a los niños o para decir que no importa abortarlos porque van a ir al Cielo… bueno, no tengo palabras (que no sean tacos) para calificar tamaña gilipollez (uy, perdón, se me ha escapado uno).

Tercero, la Sábana Santa es una reliquia y, por tanto, no es objeto de fe (cualquier católico es libre de creer que es auténtica o no). La Iglesia piensa que es auténtica, hasta hoy todas las pruebas científicas apuntan a su autenticidad pero si mañana una la negara sería falsa, lo cual no afectaría ni un comino a nuestra fe. En cualquier caso, está relacionada con la Resurrección, no con la Ascensión.

Cuarto, las almas son inmateriales pero desde antiguo se han representado como un cuerpo, lo que explica la representación de la viñeta, por dos motivos fundamentales: 1) lo inmaterial no tiene forma y 2) pintar el alma como el cuerpo señala la unidad entre cuerpo y alma que no son dos entes separados. Como me estoy enrollando mucho sólo le diré: con su pregunta usted ha tocado la Resurrección, la Asunción de la Virgen María, el juicio personal, la resurrección de la carne y el Juicio Final. No me veo capacitada para resumir esto en un solo párrafo.

Espero que este comentario le haya servido de alguna ayuda. De todos modos, el mejor consejo es el don Sinretorno, en el Catecismo o el Compendio están explicadas todas estas cosas.

Anónimo dijo...

Me ha ayudado muchísimo. De verás gracias señor anónimo!

María dijo...

Los antiguos profetas no estaban bautizados y están sin embargo al lado de Dios. (Ver la Transfiguración). No sé si lo lío más o si aclaro algo...

MariaJose dijo...

Efectivamente, doña María, tiene usted razón. Moisés y Elías estaban junto a Jesús durante su transfiguración, luego estaban salvados. Y no sólo los patriarcas y los profetas: San José, San Joaquín, Santa Ana y todos los santos (canonizados o no) que murieron antes del Sacrificio Redentor de Jesucristo también están en el Cielo, sin haber sido bautizados por razones evidentes. Antes de Cristo, los justos, al morir, entraron en la morada de los muertos o infiernos (no confundir con el Infierno, que es sólo una parte), en la parte llamada Seno de Abraham o Limbo de los Justos (no confundir con el “limbo”, cuyo nombre completo es limbo de los inocentes) y allí esperaron la Redención. El CIC 637 lo explica así: “Cristo muerto, en su alma unida a su persona divina, descendió a la morada de los muertos. Abrió las puertas del cielo a los justos que le habían precedido.” Esto es lo que profesamos cuando al recitar el Credo de los Apóstoles en Misa decimos “descendió a los infiernos” y tuvo que ser así porque Cristo es el único Camino, nadie va al Padre sino por Él.

A partir de entonces, sin embargo, el único medio ordinario es el Bautismo y de ahí la discusión anterior sobre la salvación de los inocentes.

No sé si lo he liado mucho con eso de “la parte de la parte de la primera parte”. En este artículo hay un grafiquito:
http://www.davidmacd.com/catolicos/sheol.htm

¡Hay que ver lo que ha dado de sí esta viñeta!

Sinretorno dijo...

María José, si por mi fuese y tuviese potestad, la nombraba profesora de teología dogmática. Muchas gracias.

MariaJose dijo...

Muchas gracias por su amable comentario, don Sinretorno. Desde que lo leí ando como loca buscando mi humildad y no la encuentro por ninguna parte :)