domingo, octubre 30, 2011

Los que buscan a Dios.



Tras el encuentro inter-religioso en Asís, el pasado día 27, que conmemoró el primer encuentro tenido en la ciudad franciscana hace 25 años (1986), por iniciativa de Juan Pablo II, el actual papa Benedicto XVI elogió en la sala clementina del Vaticano, al día siguiente, la presencia y la actitud de muchos agnósticos sinceros que buscan a Dios. Algunos de esos agnósticos, por iniciativa del Vaticano y de otras confesiones, habían asistido al encuentro de Asís y estaban presentes en la sala. Toda una novedad de felices consecuencias. Personas -dijo el papa- a las que no les ha sido dado el don de poder creer y que, sin embargo, buscan la verdad, están en la búsqueda de Dios. Personas como éstas no afirman simplemente”No existe ningún Dios” y sufren a causa de su ausencia. Buscando lo autentico y bueno, están interiormene en camino hacia Él. Son peregrinos de la verdad, peregrinos de la paz. Plantean preguntas tanto a una como a la otra parte. Despojan a los ateos combativos de su falsa certeza, con la cual pretenden saber que no hay un Dios, y los invitan a que, en vez de polémicos, se conviertan en personas en búsqueda, que no pierden la esperanza de que la verdad exista y que nosotros podemos y debemos vivir en función de ella. Pero tambien llaman la atención a los seguidores de las religiones, para que no consideren a Dios como una propiedad que les pertenece a ellos hasta el punto de sentirse autorizados a la violencia respecto de los demás. Estas personas buscan la verdad, buscan al verdadero Dios…

8 comentarios:

Javier Vicens y Hualde dijo...

De todas las entradas que he leído en este blog esta es la que más me ha gustado. Y de todas las fotos que he visto del Amable BXVI esta es la que más me gusta.
Gracias.

Sinretorno dijo...

A usted D. amable entre los amables

José Antonio del Pozo dijo...

muy acertado ese "plantean preguntas a todas las partes". Buena transcripción, que no conocía, Sinret.
saludos blogueros

Mento dijo...

Los que buscan a Dios necesitan de los que ya lo hemos encontrado. Y no podemos callarnos ni quedarnos con Él en exclusiva.
El Amor de Dios no se comprime, se expande y puede llegar a todos los corazones. Solo tenemos que estar dispuestos y trabajar en ello.
Buena entrada Sinret.
Un beso amigo.

Anónimo dijo...

donsin,

Será mi bajo nivel académico. Pero, si se es agnóstico, creo yo, que no se busca a Dios. Además de en su entrada lo he visto en muchos medios. Un agnóstico por definición no busca a Dios y quizá tampoco las verdades "últimas". ¿ Ustedes que piensan ? No se diría más bien personas "sin fe".

Un, realmente, muy indignado.

Saludos

Sinretorno dijo...

Es el Papa quien habla de ellos, no tienen Fe que es un don, pero buscan y eso es estar en camino, creo.

Anónimo dijo...

En los medios de comunicación no se ha hablado casi nada del encuentro.Se les ve el plumero...

Miriam dijo...

Gracias¡¡¡
Me ha recordado lo de "Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá. Porque todo el que pide recibe; el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá."
Hay que pedir, buscar y llamar