jueves, diciembre 29, 2011

Ministra Mato, no rectifique.



Han saltado las alrmas de lo políticamente correcto, del lenguaje impuesto por el progre-feminismi-oficial. Mato hablaba de tolerancia cero con la violencia en el entorno familiar. Se destaparon sus voces del sanedrín, inquisición laica: anathema, Mato sit, es VIOLENCIA DE GÉNERO, déjese de entornos familiares obsoletos. Una madre que maltrata sistemáticamente a su hija no es violencia de género y sí es violencia y sí es intolerable. Mato, no cambie, no rectifique. Hable, que se le entiende, mejor que a las otras: El género me recuerda al latín, tan odiado él por la progresía, concuerda en caso , número y género. No caiga en la trampa. No a la inquisición de las palabras. Déles sushi...

4 comentarios:

Javier Vicens dijo...

A usted lo que le molesta es que nosotros estemos haciendo la oposición que habríamos querido tener cuando mandábamos.

José Antonio del Pozo dijo...

Hola, Sinret: es que con esos castillitos de naipes de las palabras como ellos dictan es como construye su hegemonía ideológica la progresía.
saludos blogueros y muchas felicidades

Anónimo dijo...

donsin

La pajina salió a por la mato como ave de presa.
Es mas que probable que cuando en "la casa progre por excelencia" elijan sucesor, empiece su manera de hacer oposición a degüello".
El problema es el de siempre: el aborregado noble pueblo español, no discierne el polvo de la paja.

Feliz año nuevo.

María dijo...

Hay que darles su misma medicina. Donde las dan las toman, Pajin y Compañía.!!!!!!