lunes, octubre 07, 2013

Octubre, mes del Rosario.



Cuentan que Juan Pablo II, entre una visita y otra, en viajes, en esperas... tenía el hábito de empuñar un rosario y rezar misterios. En alguna ocasión un perio...dista le preguntó cuántos rosarios rezaba diariamente. Contestó que ese día iba por el cuarto rosario. Él conocía muchas necesidades y quería ayudar eficazmente. Hoy celebramos Nuestra Señora del Rosario. El mes de octubre, por eso, es el mes del Rosario. Qué buena costumbre rezar todos los días de este mes, al menos, un misterio del Rosario (mientras vamos por la calle a algún sitio, en el metro, en el bus...)








De joven se me hacía un poco pesado. Tampoco parece una oración muy original; se repiten padre nuestros y avemarías. Con el tiempo es una oración que gana, da paz, ha sido recomendada por los Papas, por los santos, la misma Madre de Dios lo recomienda en Lourdes y Fátima. Es que me disraigo...(también comiendo o estudiando). Es una rondalla de amor y arma poderosa.


Como en otros tiempos,


ha de ser hoy el Rosario

arma poderosa, ...

para vencer en nuestra lucha interior,

y para ayudar a todas las almas...

Ensalza con tu lengua a Santa María:

reparación te pide el Señor,

y alabanzas de tu boca.

Ojalá sepas y quieras tú sembrar

en todo el mundo la paz y la alegría,

con esta admirable devoción mariana

y con tu caridad vigilante.

Roma, octubre de 1968  San Josemaría.

5 comentarios:

nimbus nim dijo...

Sí, si se toma la costumbre, cada vez cuesta menos, es cuestión de habituarse, proponerse-lo y buscar un tiempo para ello.
Desde luego, da mucha paz y se hace mucho bien.
Saludos!

http://quedateenminube.blogspot.com.es/

Rosa dijo...

La amiga, a la que regalamos el rosario en el verano, nos llamó la semana pasada y nos dijo que había sacado el rosario del cajón de la mesilla, y lo había colgado en la cabecera de su cama, que quería tenerlo ahí.

¡Qué alegría me dio!

torquiles dijo...

"El peor Rosario es el que no se reza" Juan XXIII (creo)

Sinretorno dijo...

Razón tienes Torquiles.Cómo me alegro Rosa!!!

Anónimo dijo...

El rosario puede ser monótono y aburrido dicen...todo es ponerse.

Arrancar, como en todo, es lo que cuesta.

Yo pienso siempre en el metro que voy a piropear a mi Madre, aún dormido o nervioso por lo que tengo que hacer en cuanto llegue...eso me hace no pensar demasiado en ello.

Me quita las prisas y el nerviosismo, me hace estar tranquilo...mira Madre! por esta que le acaba de dejar el novio por el móvil...o por este! que acaba de hablar con su hijo y le ha mandado a paseo.

Algunos dirán que es una especie de mantra...pos mu bien!

Con saber Madre y yo lo que es.