miércoles, octubre 29, 2014

Los que quieren y no pueden....



Comentario del evangelio de hoy  http://www.espiritualidaddigital.com/   Lo que no es posible para el hombre, sí lo es para Dios.


puerta estrecha   Cuando dice Jesús, respecto del Cielo, que muchos intentarán entrar y no podrán, debemos entender sus palabras en relación con la advertencia anterior: Esforzaos en entrar por la puerta estrecha.
   El Cielo sólo tiene una puerta que lo comunique con la Tierra, esa puerta es sumamente estrecha, y es la Cruz. Pasar a través de ella requiere del hombre un esfuerzo de «adelgazamiento» espiritual, que lo lleve a despojarse –o a dejarse despojar– de todo lo que le impide cruzarla. Estamos hablando de todo aquello de lo que fue despojado el propio Cristo: riquezas, fama, honor, amigos, salud, y hasta de la propia vida. Sólo quienes atraviesan la décima estación del Via Crucis («Jesús despojado de sus vestiduras») podrán después pasar a través de la puerta estrecha.
   Los muchos que intentarán entrar y no podrán son todos aquéllos que quieren llegar al Cielo por el camino del buen burgués: oración sin sacrificio, piedad sin apostolado, mística sin obediencia, consuelo (el del Tabor) sin angustia (la del Calvario)… En una palabra: quienes creen que son más listos que los demás porque han encontrado el modo de no privarse de nada en la Tierra y tenerlo todo también después en el Cielo.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Que miedo.....!

Sinretorno dijo...

justo lo mismo llevo pensando todo el día...... por eso he puesto que Dios sí puede...pero sí es verdad que sería muy duro, oir : no te conozco....la Virgen nos ayudará.

Javier Vicens dijo...

Digo yo que aquí vale lo de "Querer es poder". Siempre que no sea un querer no queriendo.

Sinretorno dijo...

D. Javier, usted sabe....

Gabriela dijo...

Yo nunca pensé en qué Estación del Vía Crusis estoy. Pero mi preferida es la 8, las mujeres de Jerusalén lloran por Él... Quiero convertirme en una mujer confiada, para entrar un día por la Cruz.

Sinretorno dijo...

estupenda esa estación...

Gabriela dijo...

Hola! La verdad es que desde mi primer encuentro con el Vía Crusis, me identifiqué con una de las mujeres de Jerusalén. Luego además Jesús les dice: "No lloréis por mi..." Ah, 😊 con respecto a la Entrada, yo ya perdí toda esperanza de entrar al Cielo sino es colada gracias a su infinita misericordia.