sábado, enero 13, 2007

Caná.

























Jesús con su Madre y discípulos va a una boda, era realidad queda santificada y Jesús hace un milagro aparentemente inútil. Si no tienen vino, a mí qué me cuentas? La Virgen les dijo a los sirvientes: haced lo que El os diga. Es su mensaje. En la vida el amor de los esposos se acaba el vino, a mí también se me acaban la voluntad, pero el agua se convirtió en vino, y de muy buena calidad.

3 comentarios:

Luisma dijo...

Menos mal que luego no tenían control de alcoholemia sino.. todos positivo. Las cosas cambian, y al igual que hoy Jesus no podría convertir el agua en vino, la Iglesia debería adaptarse a las circunstancias.

sinretorno dijo...

Perdóname, pero no sé que tiene que ver el culo con las témporas. La Iglesia nos muestra a Cristo en la palabra y la Eucaristía. Las bodas en aquella época duraban varios días. La Iglesia está a favor de vino, moderado, la alegría, la fiesta y los esposos.Abrazo.

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho este post. Este pasaje es muy bonito-no solo porque el vino me gusta mucho-sino pordemás cosas.
Yo lo veo por tantas veces que por mi pereza, mi empanamiento mental, mis cosas malas, o porque algo sale mal por mala fortuna, me quedo sin vino en la vida. Entonces me gusta pensar que la Virgen está en los cielos dice: Mira no tienen Vino.... y una vez mas ( con la confesión o con ayuditas que no sabes de donde salen ) el agua se convierte en vino.

Sinretorno: Un abrazo muy fuerte