martes, febrero 20, 2007

Síndrome de down vs.síndrome nazi.















Mi amigo Gorka tiene una hermana con síndrome de down y somos amigos desde los cinco años, aunque ya tiene cuarenta y jugamos con globos o cantamos como en la ópera. Recientemente en alfa y omega leí el testimonio de un famoso periodista de la revista Time. "nos aconsejaron abortar, nos desearon que a lo mejor moría antes de los dos años, que era muy sencillo y nos insultaban con su consejos. Para mí Eddy es... mi hijo simplemente, al que quiero con todo mi amor. Muchos nos compadecen por tener un niño así y yo les compadezco de no tener a Eddy". Dicen que estos niños y niñas tienen la capacidad de generar mucha alegría, paz y unión. Salvan muchos matrimonios, porque nos hacen menos egoistas. En ciertas partes de España no hay niños con síndrome de down con menos de quince años. eso quiere decir que alguien decidió que no debían vivir: padres mal aconsejados, médicos, aseguradoras de hospitales. Eso de decidir así y la eugenesia lo practicaron con primor los espartanos y nazis (curiosamente los espartanos tan fuertes y sanos desaparecieron y los otros acabaron en un búnker quitándose la vida). A un hijo , a una persona no se le niega el derecho a la vida por tener un defecto. Una familia se mide en criterios de amor no de eficacia o rentabilidad, se quiere por lo que se es. Mierda de nazis modernos.

4 comentarios:

Eos dijo...

Me ha gustado mucho tu artículo y tu blog.
Estoy toalmente de acuerdo contigo.
"A un hijo , a una persona no se le niega el derecho a la vida por tener un defecto"
Esta frase en concreto me ha gustado mucho

Lilian dijo...

Lo felicito muy buena entrada

"A un hijo , a una persona no se le niega el derecho a la vida por tener un defecto"
Esta frase en concreto me ha gustado mucho
Como dice Eos

Das Gretchen dijo...

Te felicito por la bitácora que enlazo de inmediato en la mía.
Un saludo!

Anónimo dijo...

La realidad social global ha llevado desde hace muy poco tiempo a una concienciacion de los valores de convivncia social, lo cual se contrapone a los antivalores que nos llegan desde la meca del cine y la television mundial de guerra y perfeccion de la raza humana, el hecho de oseer una discapacidad o tener un familiar con algun sindrome no limita las potencialidades de esa persona, asi como incrementa os valores de solidaridad y amor para con el projimo, te felicito por tu artículo. Prof. Heberto Ortega. Maracaibo-Venezuela