miércoles, septiembre 12, 2007

Desánimos, dramas.


















Leo un libro que se llama tiempo para Dios, de Jackes Philipe. Sin oración, vocal, pero sobre todo mental es casi imposible llevar vida cristiana. No te preocupes de tus discursos,lo más importante es que Dios te escucha, cuéntale como sepas lo que preocupa, lo que no entiendes, tus necesidades, tus fracasos, tus alegrías. Tentaciones: hago oración y veo mis defectos más grandes que quienes no la hacen, no estoy a la altura, rezo cuando me apetece, no tengo tiempo. Tu , mi propia indigencia ante Dios es lo más importante, no tengo nada, no puedo nada, no me sale nada. Santa Teresa dejó casi un año y medio de hacer oración porque pensaba que era hipócrita, menos mal que volvió. La oración perseverante da consistencia, estabilidad, paz. Hay días en que soy estupendo porque tengo buen ánimo, a los dos días soy insoportable por elmal humor, porque tengo contradicciones. Así soy llevado por puros estados de ánimo. Con la oración soy más libre , no dependo de cómo estoy solamente. En cuanto a lo del tiempo, no oí a nadie que deje de comer porque no tiene tiempo. Una hora de gimnasio mejora la vida y un tiempo diario para Dios, con ganas y sin ganas? Lo que más duele a Dios no son los fallos, sino nuestra falta de confianza. Detrás de mucho drama inventado se esconde vanidad,soberbia, estar pendiente del juicio de los demás y no de Dios. Animo a sacar un tiempo diario para Dios.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Tienes toda la razón, pero, para los que no tenemos hábito, cuesta un pico. aunque no es escusa. Así que a por ello.

Anónimo dijo...

SinRetorno:

Me ha gustado mucho el post. Este tipo de reflexiones ayudan mucho.

All the best

Ángel dijo...

Siempre hay aliento en tus post

gioconda dijo...

Un buen post,que refleja lo que a todos nos pasa.Pero al ponerlo por escrito me doy cuenta que no soy la única ,y me gustan las reflexiones que haces.Me ayudan.Recuerdos del hospital-center del norte.El personal va bien ,con mucho ánimo.

haciendo camino dijo...

Llegue aquí desde otro blog y me puse a leer y realmente este post me parece de lo más interesante. Este tipo de reflexiones son las realmente nos pueden ayudar en nuestro día a día.
Animo y muchas felicidades me gusto mucho.

David C. dijo...

Me encantan los libros de Jacques Philippe, ahora mismo estoy leyendo "La paz interior".

Que Dios te bendiga.