domingo, enero 18, 2009

Creo en la Iglesia.


Respondo a Alfonso en uno de sus comentarios del anterior post. Es bastante fácil decir creo en Jesús, pero no creo en la Iglesia. A Jesús lo condenaron por declararse hijo del Altísimo, el Mesías. Los que le aclamaban el domingo de ramos, el viernes santo gritaban crucifícale. Los que veían sus milagros, unos creyeron y otros para nada. Dios nos deja libres. Pero ciertamente tú y yo y todos los cristianos recibimos a Cristo en la Iglesia por el bautismo, la Fe, la gracia, los sacramentos, los sucesores de los apostóles en comunión con el Papa. Quiero decir que en la Iglesia hay que creer, hay elementos sobrenaturales y elementos humanos. Como humanos pecadores. El mejor argumento de la Iglesia, los cristianos, el peor los cristianos. Chesterton decía que uno de los signos de credibilidad de la Iglesia, era que con unos ministros tan malos en ocasiones, todavía no hubiese desaparecido. Tontos no somos, veo muchos defectos: por qué la mayor parte de las Iglesias están cerradas la mayor parte del día?; ponen que se confiesa media hora antes, preguntas y te dicen que vayas el próximo mes a la sesión de penitencia comunitaria; vas a Misa después de una jornada de trabajo dura y te plantan laudes, homilía de 20 minutos... hay abusos litúrgicos y pastorales. Pero lo bueno de la Iglesia es que hay tantas sensibilidades, es tan universal, que siempre encuentras el hueco para tratar a Cristo. " Quien a vosotros oye a mi me oye...a quienes les perdonareis los pecados les serán perdonados" Escrivá decía Creo en la Iglesia, a pesar de los pesares (mis defectos y los de cada uno). Si a la gente le caen mal los prelados y pastores, soy anticlerical en el sentido de que no me gustan los mangoneos eclesiásticos, pues que le vamos a hacer... a rezar, a ser mejores. Quizás esta barca no es un portaviones, ni está a la última moda, pero el que siga siendo signo de contradicción buena cosa es. Sí, creo en la Iglesia, una , santa, católica y apostólica, a pesar de los pesares.

4 comentarios:

Alfonso dijo...

Pues estoy bastante de acuerdo contigo la verdad. Yo también creo en la Iglesia, a pesar de Escrivá de Balaguer y de todos los pesares. Por eso sigo en ella, y seguiré hasta que me muera.
Y no debemos dejar de ser críticos con las cosas que están mal. Porque si no, nuestras responsables pensarán que están bien.
A pesar de la estructura tan jerárquica que tenemos, los laicos tenemos la libertad de hablar lo que queramos, no así los religiosos. Es una ventaja frente a otras religiones.

maria jesus dijo...

Yo tambien creo en la Iglesia. Me gustaría que hubiera un sitio donde hacer llegar a la jerarquia mi opinion sobre algunas cosas, o sucedidos

Alberto Esteban dijo...

Desde mi humilde punto de vista. La realidad de Cristo es mucho mayor que la de la Iglesia. El eje de todo es Jesús. Lo de la Iglesia, aunque importante, me parece más secundario.

Saludos

Mariazell dijo...

La Iglesia, desde luego es cosa de todos y además de participar, cada uno en su medida, debemos rezar por ella. Pero lo importante es que nosotros busquemos y nos acerquemos a Dios a través de ella, es un medio. Y el que quiera, a pesar de sus defectos, LO encontrará y el que no quiera, pues se hartará de criticarla para tener la excusa perfecta para no vivir cerca de Dios. ¿No instituyó Jesucristo la Iglesia? Pues sólo por eso debemos amarla y tratarla con cariño.