lunes, enero 12, 2009

Sin condiciones.


Narra San marcos en el evangelio de hoy la vocación de los primeros apóstoles. Jesús les dice que le sigan y ellos , habiendo dejado todo, le siguen. No preguntan a dónde, para qué, por qué, cómo. Le siguen. Desde un punto de vista humano no fueron muy sagaces: ni letra pequeña, ni la primera parte de la parte contratante, ni seguros, ni blindaje, ni stock options. Cómo ando de condiciones, cómo andamos de condiciones para con Dios y los demás?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Incondicional es la retirada de la blogosfera que le exijo yo a usted, SinRetorno. Deje de envenenar el entorno.

El Chico del Amanecer

sinretorno dijo...

Chico y que haríamos tu sin mi y yo sin ti? Sé que estás muy cerca de la conversión.

Alfonso dijo...

Hombre, chico del amanecer, yo creo que con no entrar, ¿basta, no? porque pedirle a una persona que no escriba es lo que hacía gente como Pinochet, por ejemplo.
Yo es que quizás no sea tan optimista como sin retorno, y veo tu conversión más difícil, pero bueno, si estilo a la de San Pablo, pues pudiera ser. Y mira que yo discrepo muchas veces con lo que se escribe aquí, pero siempreo con respeto y tolerancia se llega a todos sitios.
Y en cuánto al motivo del post, pues, si nos miramos y nos comparamos con los primeros discípulos, a no ser que uno sea un santo, siempre salimos perdiendo. Todavía asumir eso de 'Coge tu cruz y sígueme', no es fácil. Renunciar a nuestras comodidades, nuestros lujos, nuestras seguridades, uff. no ha terminado la Navidad aún, y me suena esto a Cuaresma ya :) el tiempo corre que vuela...