sábado, mayo 07, 2011

Santa María de caná, en Pozuelo.


Ayer fui allí a Misa de 8 de la tarde. El templo es sencillo pero con la grandeza de un altar bien puesto, un sagrario que mueve a la piedad, no hay lujo, es de ladrillo, pero hay dignidad. Cuatro sacerdotes confesando desde media hora antes. La homilía breve pero con enjundia, la comunión muy digna. Dicen que esa parroquia es el modelo de una parroquia del siglo XXI y del Concilio VaticanoII: tradición, modernidad, liturgia sobria pero correcta. Dicen que hay meditaciones a las que asisten más de doscientos jóvenes; labor de caridad, de formación, dedicación a la comunidad cristiana de 24 horas, grupos de carismáticos, Rosario en la cripta.Me emocioné un poquito sólo y durante la comunión, en la acción de gracias, entre tantas cosas con mi Jesús, le pedía por todas las parroquias del mundo, que en su salida parecían la salida de una Universidad: gente joven, matrimonios con niños, ancianos, profesionales. El motivo de tanta descristianización está en mucha pereza o cansancio de sacerdotes semiquemados por la vida. El Padre Jozo, de Medjugorje, comentaba que cómo es posible que haya sacerdotes que dedican más tiempo al cuidado de su cuerpo que a su ministerio; por qué se ha dejado de confesar personalmente, por qué hay templos que sólo están abiertos una hora al día?? Sin sacerdotes fieles y trabajadores, no hay familias cristianas, sin esas familias, no hay vocaciones. En Medjugorje, en 1981, un régimen comunista férreo, las familias católicas tenían muy claro la oración en familia, el Rosario en familia, ir a Misa juntos, al menos en Domingo. Y todo aquel régimen antiDios no pudo nada con la formación de familias y parroquias. Tomemos nota, ante tanta queja de laicismos rampantes, que sí que existe, pero que no es excusa alguna. Hablar de Dios puede ser peligroso, pero interesante. Mi homenaje a todos los párrocos del mundo.

10 comentarios:

filósofo dijo...

Sinre,

Los laicos tenemos un papel y no pequeño. Siempre se está hablando de jóvenes: la necesidad de que vuelvan a la Iglesia... pero si los jóvenes que detectan la autenticidad al kilómetro, ven que sus mayores, su familia no viven lo que predican pues recelan.
Lo comenté hace un puñado de entradas: los sacerdotes, especialmente los diocesanos, no viven desafectos al espacio que les rodea... En cualquier caso, la esquizofrenia de vida de los laicos, entre vida y religión, se ha acabado: ahora la práctica religiosa es más bien perseguida y el que la ejerce se arriesga al menos a ser malmirado.

Saludos

Anónimo dijo...

En Santa Maria de Caná,creo yo,el continente es espectacular y el contenido,un raro oasis en la sequia que disfrutamos.Voy de muy tarde en muy tarde y no deja de sorprenderme...digo yo que algo de "culpa" de ese éxito lo tienen sus sacerdotes con el párroco a la cabeza.Ya sé que no es sentimiento cristiano pero cuando vuelvo a mi solitaria y envejecida parroquia,siento envidieja.Aunque también tengo que reconocer que las multitudes de Caná y el aspecto "social" que la rodea,me abruman un poco.Un abrazo de Janusa

María dijo...

Yo soy de Santa María de Caná, y aunque me toque la parroquia de Pozuelo estación, siempre he pensado que mi parroquia era Caná, desde sus inicios en el "barracón". Doy fe de que es un oasis en un mundo que cada vez ataca más al católico. Y aunque vivo en Pozuelo desde los años 80, voy a asistir a misas en Madrid, para poder hacerme una idea de esta realidad, de la que no siempre somos conscientes los pozueleros, que sospecho estamos muy mal acostumbrados, para bien, por supuesto.

Mento dijo...

Me uno a ti Sinret. Los que hemos tenido la gran suerte de conocer a Jesús no podemos bajar la guardia. los cristianos somos a jornada completa y no de 8 horas sino de 24 o más si existieran dias mas largos. Tenemos que apoyar a nuestros sacerdotes en esta sociedad que cada dia lanza una guerra nueva contra ellos y la Iglesia. Y los cimientos comienzan desde la educación en trasmitir la fe a nuestros hijos. Dar gratis a los demás, lo que gratis hemos recibido.

Sinretorno dijo...

Ay Mento!!!!, puedo acabar siendo un fariseo, que una cosa es predicar y otra dar trigo...

Miriam dijo...

Rezar rezar y rezar por los sacerdotes.
(ademas de ayudarles en todo lo posible)

Cordelia dijo...

En mi parroquia no hay forma de entrar, salvo para la misa; una al día, a las 7 y media de la tarde, salvo los domingos, que hay 2. Horario del despacho parroquial: los miércoles de 8 a 9 de la noche. Entre paréntesis en el cartel que informa de esto: disculpen las molestias. Esto es poner facilidades.

Gracias a Dios, hay un colegio cerca con oratorio y puerta abierta.

Mento dijo...

Pues si Sinret, pero uno pone de su parte lo que puede. Y Dios el resto.Lo importante es intentarlo cada dia, aqui lo dice una que la mitad del tiempo está en lucha con lo que pienso y lo que creo...

Anónimo dijo...

Hola me gustaría confesarme con un sacerdote de la Rcc, a ser posible joven menos de 40 ..., hace mucho ke no me confieso, seria en Madrid centro, me han hablado de santa María de cana en pozuelo, pero quiero ir sobre seguro a un sacerdote concreto ke me recomendéis y a la hora ke confiese, solo puedo mañanas y fin de semana,. Gracias.

Sinretorno dijo...

Te doy una dirección : oratorio de Caballero de Gracia; tiene entrada por Gran vía 17 o por la calle oratorio de gracia. Pregunta por D. JUan. Rewzo por ti, ánimo.abierot de 10. a 14 y de 17 a 21, todos los días.