sábado, agosto 04, 2007

Pesares.

















Donosti, el paseo nuevo, la concha. Es como el retorno a mi brideshead. Además de que peso mucho, tengo pesares. Puede ser que esté cercana la crisis de los 50, ver que la gente más joven piensa de otro modo. Que la imaginación te lleva a salirte de lo ordinario, la tentación de lo extraodinario, constatar cada vez más que has hecho pocas cosas y no demasiado bien. Que el ardor, la exigencia, la rigidez de los treinta y los cuarenta son muy relativas. Que el blanco es gris claro y el negro es azul o rojo o gris oscuro. Que uno ha tenido mucha suerte, ayuda de Dios y de tantas buenas personas. Que mis juicios se hacen más paternos, con una extraña comprensión por lo que me parece erróneo, que es más difícil. Empezar a notar que el viento que antes provocabas es una brisa a la contra que te va meciendo, que no sabes muy bien donde estás, si vas bien o mal. Sinretorno te estas haciendo un burguesote, demasiado comprensivo contigo mismo, que comparas demasiado. Que tus "sobrinitos" ya no lo son, son hombrecitos y mujercitas. Estoy como lloroso, será la alergia.

5 comentarios:

Boo dijo...

De verdad que despues de pasar la crisis de los cuarenta, toca la de los cincuenta???????si es que no salimos de una y nos metemos en otra.Yo que a mis hijos les digo que pasen la adolescencia ,pero que acaben con ella pronto y para siempre, si les digo la cantidad de crisis que les esperan a lo mejor se me instalan en la primera porque ,total, para qué cambiar si ya la conocemos...

Anónimo dijo...

SinRetorno:

No se si te gustó el video del atlético de Madrid. A mí sí me gustó y mucho.

Mucho ánimo
All the best

PD Sigo currando y aquí en Madrid estamos los semáforos y yo.

Hard dijo...

Noto cierta melancolia en este post. Sin Retorno mire hacia adelante, lo mucho que le queda por hacer y por ayudar a los demás, y sus "crisis" desaparecerán.
Algunos amigos estuvieron con usted en las JUP y vinieron encantados. Imagino que el próximo año repetirá ¿no?.
Saludos forales

Anónimo dijo...

Claro que hay que mirar hacia delante.Todavia tienes mucho que hacer.Hay gente a tu alrededor que admira el trabajo que haces.En esta vida todo el mundo tiene su"cruz",el asunto consiste llevarla con el mejor garbo posible y a por los 50...!

Enrique Monasterio dijo...

Todavía..., ¡qué gran adverbio! Habrá que dedicarle un artículo, pero, por favor, no me pises la idea.