lunes, junio 23, 2008

Con la medida que juzgues..

Caraacara ha cumplido más de mil entradas desde noviembre de 2004. Todo empezó como sugerencia de warrior, me vio demasiado alterado. Vengo de Misa y el evangelio de hoy es de los que llegan a fondo : por qué no te quitas la viga de tu ojo antes de quitar la mota del que está a tu lado. Aquí ha salido de todo, pero os aseguro que cada letra me ha servido para pensar en mí, para ajustarme, para decírmelo a mí mismo en primer lugar....y vuestros comentarios, todos, me han servido para repensar, para agradecer, para pedir perdón, para dar razón de la esperanza que me anima, para aprender, para rezar. Gracias.

6 comentarios:

LUISA dijo...

Siempre he pensado que es una suerte no ser Dios ¡que dificil juzgar y dar a cada uno lo suyo!
Nosotros a lo nuestro. A pensar.A rezar.
Salu2 al Sur de España.
Pd.-sigo atenta a todo lo que haga falta.

j.a.varela dijo...

Las gracias a Ud., desde este rincón del mundo, por sacudirnos la modorra.

Felicidades.

j.a.varela

Stepario dijo...

Felicidades. Y a por otras mil.

Anónimo dijo...

ENHORABUENA POR Hablar a la cara, sin caretas, sin retorno, a quemarropa..........

SOLO UN RECUERDO

Bienvenidos

Gracias a mis amiguitos me inicio en este mundo que me parece un tanto increible.Suelo tener ideas brillantes, inesperadas, ingeniosas, pero me cuesta expresarlas por escrito, soy más de palabra que de letras.Cada vez estoy más convencido de que se pueden defender tesis contrarias, basta con ponerse en el papel procesal correspondiente de atacar o defender. En mis años jóvenes asistí a un juicio de derecho laboral, de aquellos de la transisción, en el que el juez ante el tumulto que formó, ordenó desalojar y yo como alumno asistente fui detenido. Aunque estudiaba derecho, desde ese momento supe que no me iba dedicar alos juicios. Dicen que quien sabe algo lo hace, quien no lo sabe lo enseña. Soy de los segundos. Mucha gente me dice que no se acalara conmigo, que digo una cosa y a la vez la contraria, soy facil de convencer en lo externo pero no en el fondo, eso que llaman cabezón. Recuerdo la película de woody allen Zelig, en la que se mimetizaba con las personas que estaba,:gordo con los gordos, chino con los chinos, barbudo con los barbudos..........a mi me pasa muchas veces lo mismo y a mucha gente. Existe un pudor natural, una cierta reacción a no desentonar con el ambiente que nos rodea, un temor a la diferencia, una tendencia en nuestros tiempos a lo políticamente correcto, ya estoy harto de ese término y por eso me propongo hablar a la cara y que me hables a la cara, sin caretas, sin retorno, a quemarropa.........abrazos.

sinretorno dijo...

Gracias por el recuerdo de ese primer post...escribía mejor y es curioso uno se olvida hasta de lo que ha escrito, jajajajaja. me emociono.

Mariazell dijo...

Y yo que creo que cada vez escribes mejor...
Felicidades