viernes, julio 11, 2008

Sin miedo.

Soy muy miedoso, desde pequeño. Jesús se pasó la vida diciendo a los suyos , no temáis, no tengáis miedo. Juan Pablo II nos encandiló aquella mañana de octubre con su voz poderosa diciendo no tengáis miedo a Cristo. No me asusta ZP, ni el laicismo feroz, ni a que me señalen, ni a que se burlen, no quiero tener miedo ni a la vida, con todo lo bueno y lo malo, ni a la muerte que es vida. Por eso basta ya de quejas y cristianos a trabajar con creatividad afrontando lo que tenemos. Guerra a las quejas. Para día malo en la historia, aparentemente, el primer viernes santo de la historia. El resto son anécdotas. Y cuidado porque lo miedosos, cuando se vencen, son temibles.

4 comentarios:

c3po dijo...

Ríase Vd. de la ira del español sentado!!!

LUISA dijo...

Pues sí.Apostemos por los miedosos venidos a valientes y por las buenas caras ante las contrariedades,que parecemos merenguitos.

Abrazos de
Luisa al Sur de España.

tomás moro dijo...

Un paje de cubierta hacía su primer viaje por el océano. Arriba, en la cofa del buque. No le fue mal, mientras hizo buen tiempo. Pero surgió la tempestad. El barco tan pronto subía a la cúspide de las olas como bajaba a su concavidad; tan pronto giraba a la derecha como a la izquierda. Las aguas encrespadas golpeaban amenazantes el casco del buque. Entonces el joven grumete comenzó a tener miedo. Miraba ansioso hacia abajo. Pero el capitán le gritó: "¡Muchacho, mira hacia arriba, siempre hacia arriba!"

sinretorno dijo...

Sir Thomas es un honor...sin ceremonias.