viernes, agosto 08, 2008

Tender puentes.


















He denunciado, me he acusado en público, me he reído, he nadado a contracorriente, he desvelado engaños y simplonerías de pazguatos; lo mejor los que habéis pasado por aquí, amigos. Pero me parece que es hora de tender puentes. Soy católico, pero no quiero meter a nadie en la cárcel porque no lo sea, quiero comprender vuestras razones por eso expongo las mías, quiero dar argumentos a quienes piensan parecido pero quiero entablar un diálogo sincero con la cultura de hoy o contracultura, con no creyentes sinceros, con fracasados, todos lo somos un poco, porque sé que os preocupa la vida,la muerte, el qué hay después, la comodidad y el gregarismo de la moda o lo políticamente correcto. Pretendo que nada de lo humano me sea ajeno, no quiero cabrear a nadie, si hay algo que podemos compartir es la verdad, el estudio, los puntos de vista y la apertura. Caraacara.

2 comentarios:

LUISA dijo...

Eso de no cabrear a nadie está muy bien,pero,inevitablemente siempre alguien se enfada enormemente por el simple hecho de no tener criterios iguales.
Aunque estoy contigo en disminuir tensiones. El pobre Mundo anda tenso y crispado. Yo propongo abrir tiendas de "Buen Humor":Por favor,deme 10 sonrisas que hoy tengo un día dificil.
Un Abrazo desde Mis ideas cotidianas.

LUISA dijo...

Me has dado una idea con tu entrada y con mi comentario.
Voy a lanzar una cadena de negocios que se titula así:BUEN HUMOR.
No necesito inversores,no te preocupes, pero sí toda la ayuda intelectual que se te ocurra para la expansión de esta empresa.
Y riete del éxito que vamos a tener...ya quisiera Mcdonal
Salu2
Luisa