martes, abril 25, 2006

Una escena que me encanta.


Narra San Juan que después de resucitar Jesús , estan reunidos los apóstoles y Pedro dijo vamos a pescar, que era su profesión. Jesús desde la orilla les llama "muchachos, cómo va la pesca", Juan se da cuenta de que es Jesús y se lo dice a Pedro, Pedro se tira al agua y seguramente llegó más tarde que la barca. Jesús les ha preparado pescado y pan, no sé porqué pienso que sería un besuguito (reminiscencias de mi padre en Orio o Getaria) y les invita a comer. Eso es el cristianismo también, comer juntos. Jesús no es alguien sólo espiritual: ha preparado la leña, y con los rescoldos asa un pez y seguramente sabría que hierbas le van bien. Lo más divino es muy humano. El cristianismo no es una magnífica teoría o remedios morales , es el encuentro con Jesús, después viene lo demás, y ese encuentro puede ser para media mañana o de almuerzo, ah y además le encontraron en su trabajo, donde tenían que estar.

3 comentarios:

hna josefina dijo...

¡A mí también me encanta! ¡Ese asadito a la madrugada!...

Anónimo dijo...

He pasado el finde en donosti y me han "atracado" en un restaurante del puerto. Vaya precios que tiene el pescado en gipuzkoa!!.

sinretorno dijo...

Hay que preguntar, los del puerto son muy caros, lo siento.