miércoles, noviembre 12, 2008

Hombres y mujeres.

Iguales como personas, diferentes en cuanto que sexuados y complementarios: en la procreación, en la educación, en la vida social y laboral. No somos enemigos, ni competidores, ni más ni menos. Complementarios, para ayudarse. Algunas políticas de igualdad se olvidan de la complementariedad. De todos modos me surge, al hilo de una entrevista al autor del mono desnudo, por qué no ha habido hasta ahora grandes pintoras, compositoras. Escritoras sí que las ha habido. Imagino que con el tiempo se suplirá, lo que no es posible es que los varones sean grandes madres. En los últimos 40 años han cambiado mucho las cosas. En cualquier caso es estupenda esa variedad y la guerra de los sexos un poco ridícula.

1 comentario:

Boo dijo...

Pues mira, yo creo que no ha habido más mujeres que destacasen en otros campos como la pintura,porque no se ponían a ello, no porque sea algo exclusivo de hombres.Lo de la maternidad ya es otro tema.Hombre y mujer son diferentes, igual de dignos y no es una cuestión de empeñarse.