miércoles, noviembre 05, 2008

Liverpool

Me emociona su estadio, tan parecido al viejo Atocha de donosti y ayer me emocionaron en el comienzo de su partido. Todo el estadio cantando, una sola voz " nunca caminarás sólo", que suena a bíblico. El fútbol sabe a lluvia, a bruma, a tarde de domingo. Yo tampoco quiero caminar sólo y aunque no soy del Liverpool, el Dios del antiguo testamento y el del nuevo nos dice que estará siempre entre nosotros. El penalty no lo fue contra el Atleti, pero el Liverpool me hizo sentir emociones pasadas con bufanda de la real. Sí ya sé que ganó Obama, pero ayer quien me emocionó fue el Liverpool.

2 comentarios:

Alfonso dijo...

A mí Obama no es que me emocione, pero sí más que un partido de fútbol, y sí me ha puesto contento que la era Bush vaya finalizando ya, así como que el pueblo estadounidense haya rechazado a Mrs. Palin.

Anónimo dijo...

No caminan sólos, el árbitro camina con ellos, no está mal.