jueves, julio 02, 2009

La Junta de Andalucía como campo experimental psoe-nazi.



El Decanato de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sevilla eliminó las frases relativas al aborto y la eutanasia que constan en el Juramento Hipocrático. Éste texto es leído cada año por los recién licenciados en Medicina en el acto de graduación que se celebra a finales del último curso de carrera. En la celebración, que tuvo lugar el pasado 12 de junio, más de 200 alumnos recibieron por parte del Colegio de Médicos de Sevilla un pergamino con el texto que posteriormente se procedió a leer conjuntamente.Según José Luis Alcántara, médico cirujano del Hospital Virgen Macarena presente en el acto y vicepresidente del Colegio de Médicos, el coro que dirigía la lectura suprimió la parte que decía: «A nadie daré una droga mortal aun cuando me sea solicitada, ni daré consejo con este fin. De la misma manera, no daré a ninguna mujer pesarios abortivos». Alcántara asegura sentir una enorme «indignación» por este hecho, ya que considera el juramento del médico griego como «un símbolo de la deontología» de los profesionales de la medicina. Sara Vinat, una de las alumnas presentes en el acto, confirmó a ABC que«desde la organización nos avisaron de que nos habían dado el juramento antiguo y pasaron fila por fila diciéndonos que había habido un error de impresión y que no pronunciáramos esa frase».Por parte de la Universidad, la versión de lo ocurrido se centra en que el Colegio de Médicos, que dona los pergaminos a los alumnos para este acto,envió el juramento original y no «el pactado». Según Carmen Osuna, decana de la Facultad de Medicina, el Juramento Hipocrático «sólo se lee para dar un marco solemne al acto». «Hace unos años nos enteramos de que Hipócrates no hizo realmente el juramento, por lo que lo estuvimos revisando y elegimos incorporar una adaptación de la Organización Mundial de la Salud», asegura Carmen Osuna que insiste, además, en que la reducción del texto se produjo«sobre la marcha» y en que detrás de ello «no hay nada». La decana también aludió a que la Universidad no tenía la intención de provocar un debate sobre unos temas, el de la eutanasia y el del aborto, que tanto están dando que hablar en estos meses. «Cuando no se tiene la intención de hacer una declaración de principios sobre algo, mejor se elimina», expresó Osuna, que también se refirió a la graduación de los alumnos como «un acto festivo sin mayor trascendencia», en el que la lectura del juramento sólo busca que los recién licenciados tengan presente la existencia de un código deontológico.Sin embargo, Alcántara no cree que lo sucedido sea fruto de una confusión.El médico señala que «el año pasado ya hubo cierto problema con las referancias al aborto y a la eutanasia y por eso se suavizó el texto».

3 comentarios:

cambiaelmundo dijo...

Son unos "hachas", es admirable como van "decostruyendo" todo, sin dejar el más pequeño detalle y poniendo cara de "aquí no ha pasado nada".
Los argumentos de Carmen Osuna son de manual.

Stepario dijo...

Poco a poco nos deslizamos hasta la debacle... Perdón por el pesimismo, seguiremos firmes.

Andrés Cárdenas M. dijo...

INCREÍBLE