martes, julio 21, 2009

Un tiro por la culata a la modernidad.



Han saltado todas las alarmas con el caso "Marta", y el de menores violadores. Delincuentes muy peligrosos con doce años, horror. La Fiscalía dice que ya avisó en 2005...de que??. El discurso de la modernidad decía que no se debe reprimir, que el sexo libre y variado era estupendo; series muy modernitas y muy falsas ofrecen modelos aberrantes. La violencia, la sexualidad humana son temas delicados, que exigen esfuerzo y responsabilidad. Nuestra naturaleza, está herida y el camino fácil es ir cuesta abajo. Responsables políticos, educadores, padres, cadenas de tv revisen muchos de sus planteamientos.

3 comentarios:

Carlos Esteve Rozas dijo...

Si la prensa y la tv hiciesen algo la cosa cambiaría un poco. Pero se creen que el morbo es lo único que da dinero....
Saludos

Angel dijo...

El defensor del menor y sobre todo el juez Juan Calatayud están advirtiendo constantemente de los peligros de los programas basura para los jóvenes. nadie les hace caso. Siempre priman los intereses económicos ¿cuántas vidas y familias hay que destruir para que se reaccione?

JUANMA SUÁREZ dijo...

...y se regalan condones a las puertas de los colegios, se dan asignaturas de sexualidad en los institutos, se anima a los jóvenes a que vivan su sexualidad sin tapujos y sin temor, cuanto más mejor... Si hay algún "problema" se elimina asesinando; no hay que poner puertas ni límites a la diversión... De aquellos barros vienen estos lodos, pero me temo que nadie de los que "mandan" va a ser lo suficientemente valiente como para decir en voz alta la verdad: que éso del "estado del bienestar", de la "libertad sexual" y del "vive deprisa y deja un bonito cadáver" no eran más que mentiras. Mentiras que sirven para que unos pocos descerebrados campen a sus anchas y crean que están salvando al mundo cuando en realidad lo están llevando al precipicio...