viernes, julio 10, 2009

Oración.


Hoy en día, muchas personas tienen sed de vida espiritual, sed de Dios y quieren hacer oración personal, pero no saben muy bien cómo empezar, o sobre todo cómo perseverar ante las dificultades. Jesús nos dijo que no se trataba de hacer grandes discursos. Sería una equivocación medir el valor de nuestra oración por lo que hemos hecho durante ese tiempo. Santa Teresita del Niño Jesús, tenía un problema en sus tiempos de oración, ¡ se dormía!. Era muy joven y no dormía quizás lo suficiente, pero no se ponía triste: " Creo que los niños pequeños gustan lo mismo a sus padres cuando duermen que cuando están despiertos, (...), el Señor ve nuestra fragilidad, que recuerda que no somos más que polvo"( Historia de un alma, cfr. J Philippe, Tiempo para Dios, Rialp, Madrid 2004).San Josemaría decía, que no sabes hacer oración?, díselo a Jesús y ya estás hablando con El (Camino, un librito con el que mucha gente se ha metido por caminos de oración).

4 comentarios:

Anónimo dijo...

lo importante es detenerse en el quehacer diario y quedarse a solas con dios.da pereza y el cuerpo tira para abajo.proposito:volver a comenzar y echarle ganas de verdad

eligelavida dijo...

Se que la he repetido alguna otra vez, pero la dejo aquí de nuevo porque es una frase maravillosa. Dice Santa Teresa acerca de la oración:

“Digo que importa mucho y el todo una grande y muy determinada determinación de no parar hasta llegar a ella, venga lo que viniere, suceda lo que sucediere, trabájese lo que trabajase, murmure quien murmurare, siquiera llegue hasta allá, siquiera se muera en el camino o no tenga corazón para los trabajos que hay en él, siquiera se hunda en el mundo” (Camino de Perfección 21, 2).

sinretorno dijo...

Gracias elige la vida, así sea.

Angel dijo...

Los que llevamos años, queriendo seguir a Jesús, seguimos planteándonos ¿qué es hacer oración?cuantas arideces, cuantos obstáculos se nos pone y sin embargo la seguimos deseando y anhelando. Sin ella no me levanto. Y qué importante es para los padres enseñar a los hijos a querer estar a solas con Dios. Y los padres solo podemos enseñar con el ejemplo. Gracias por el post.