viernes, octubre 08, 2010

Los hijos no se van de casa.



Parece que ni a tiros. El 40 por ciento, en España, de comprendidos entre 20 y 35 viven con algún progenitor. Benditas familias, benditos abuelos, de los que ya no tendremos otra generación. De todos modos imagino, o quiero imaginar que esos hijos colaboran a fondo con sus padres: horario, tareas del hogar, aportación económica. En una entrevista de esas rápidas veo que un "tío" dice: "mi madre me plancha y me friega, así que vamos bien". Ese tío es un maltratador de su madre. Ruego que la ministra Aido se tome en serio el tema de maltrato materno o paterno para "tíos así".

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Tarjeta roja a ese "tío", maltratador y machista.

Raisa dijo...

Entonces España está llena de maltratadores porque , para mí, que casi todos los que viven con su mami hacen lo mismo y lo peor es que ellas los consienten.

eligelavida dijo...

Es que cada vez la adolescencia comienza antes y acaba después... o no acaba!

LAHDDEC dijo...

QUIEREN SEGUIR SIENDO NIÑOS Y ESTA SOCIEDAD NO LES AYUDA A CRECER EN NADA.
ESTAMOS LOS PADRES SOLOS COMPLETAMENTE EN ESTO, MENOS MAL QUE EL SEÑOR ESTA AHI ENMEDIO DE NOSOSTROS PARA ILUMINARNOS! PORQUE ES NUESTRA TABLA DE SALVACION

Anónimo dijo...

Buenos días:
Que le vamos hacer, estamos en la generación sandwich, la que ha sido esclava de sus padres y ahora son de sus hijos.
Un saludo.

Javier Vicens y Hualde dijo...

Si su ruego llega al Ministerio de Igualdad le responderán, con estas o semejante palabras, que están pensando en una nueva ley del aborto -más tolerante y abierta- que autorice a los padres a liquidar a sus hijos, tengan la edad que tengan, mientras dependan económicamente de ellos.
Yo que usted no le daría muchas ideas a doña Bibiana.

mjbo dijo...

Bueno yo creo que con tantos medios esta sociedad está desnortada. Los hijos fatales pues lo tienen todo y los padres unos calzonazos de cuidado.

Habrá que aspirar a la pobreza.

Mateo García Lobato dijo...

sí, creo que vivimos en una sociedad "adolescente", que es más insufrible que una "infantil"