jueves, octubre 07, 2010

Profesor.



De vuelta a las aulas. Ellos tienen 20 años, yo uno más, nacieron en el 90!!!, con la expo y los juegos olímpicos tenían dos años!! (horror, soy un anciano). Tomás Moro le decía a un amigo que tenía un puesto para él, como maestro de filosofía. A su amigo le parece poco, aspira a cargos políticos o económicos. Moro le dice, " es un trabajo excelente, tus testigos serán Dios y tus alumnos". Aye me escribía un chico que acabó la carrera de ciencias políticas y con el que coincidí en un curso de verano. Me mandaba un libro que ha escrito sobre cataluña y monarquía parlamentaria, para que se lo lea y le aconseje. Sólo por cosas como esa merece la pena esta profesión grande. Gracias a mis alumnos siempre.

7 comentarios:

Javier Vicens y Hualde dijo...

Gracias a usted, Maestro.

Miriam dijo...

Cada año que pasa, el recuerdo de los maestros en vez de diluirse, se hace más fuerte.
Y valoro más lo que me enseñaron, de la materia correspondiente, del comportarmiento y de la vida
Gracias maestros.

mjbo dijo...

Pues mire, mi padre que tiene un tantito de Alzheimer, repite una y otra vez que el mejor maestro que tuvo fue D. César. Cuenta de él y no acaba. Así que mire todo lo que tiene por delante.

AlumnoUjaén dijo...

Ya era hora que volviese a clase!!! Pero durante cuanto tiempo? Jajajajaja

Susana dijo...

No sabía que usted era maestro. Yo también aprecio mucho a mis profesoras que les mando desde aquí un saludo.

Sinretorno dijo...

Perdone Susana no soy maestro. Soy catedrático de Universidad, ahí mi vanidad queda reflejada. A fin de cuentas un Maestro es mucho más. Alumno de Jaén, el día 20 estaré allí. Dejen de espiarme.

Àngel Aparisi dijo...

Lo cierto, es que yo en mi Universidad también considero a algún que otro profesor, un verdadero Maestro. Así que tenga la seguridad D. Sinretorno, de que el sentimiento es recíproco.

Un saludo.