domingo, octubre 17, 2010

Virtudes humanas.



Ultimamente y no sé porqué, se habla mucho de valores y poco de virtudes. La virtud es un hábito bueno costoso; Jesús Urteaga en el libro "El valor divino de lo humano" resaltaba que el cristiano se edifica sobre una base sólida de virtudes humanas: lealtad, sinceridad,reciedumbre, constancia, magnanimidad, puntualidad, paciencia, ideales grandes, estudio y trabajo serio. Cómo vas a ir contracorriente en un mundo muy cómodo, si no eres capaz de aguantar una ducha fría? Cómo ser fiel si no eres leal a la palabra dada? "Oras, te mortificas, trabajas en mil cosas de apostolado, pero si eres estudiante y no estudias seriamente, no sirves si no cambias". Es un punto de Camino, no literal, que me enseñaron de joven. Cristiano no es quien acumula prácticas de piedad que no se corresponden con una vida atractiva llena de virtudes humanas. Eso sería como adornarse con joyas en paños menores. Jesús fue perfecto hombre y perfecto Dios, ejemplo de humanidad y divinidad. Por eso es urgente formar en virtudes humanas, que claro, exigen esfuerzo.

12 comentarios:

Javier Vicens y Hualde dijo...

Un buenísimo amigo del colegio -el mejor de la clase- hundió para siempre mi autoestima mandándome un papelito en el que podía leerse: "No me explico que te llames cristiano cuando llevas esa vida de vago inútil". Claro que la culpa fue mía. Porque, antes, yo le había mandado otro papelito en el que ponía: ·Tú, por sabio y renombrado, deberías estar atado a un pesebre, como un mulo".
Así de amablemente nació nuestra amistad. Aún dura.

Sinretorno dijo...

Ese sí que es el comienzo de una gran amistad..

Pablo dijo...

Ay que ver que cosas tan cultas os escribiais en el cole... xD!!

Yo las pasaba notitas para quedar por las tardes a jugar al fútbol o hacer una guerra de globos de agua xD!!

El colegio público es lo que tiene... xD!!

Javier Vicens y Hualde dijo...

Don Pablo: No juzgue usted apresuradamente. En mi clase jugaban al fútbol todos menos yo y otro que ya está en el cielo. Lo que diferenciaba a mi colegio de los colegios públicos no era el público, precisamente.

Nicolás dijo...

Educación en las virtudes.
Con este título vamos a promover una nueva asignatura, obligatoria, en la ESO.
El manual irá acompañado de un DVD con fragmentos de películas que expliquen gráficamente cada una de las virtudes.
No habrá exámenes escritos, todo será pura práctica.
Se lo voy a proponer al ministerio. A lo mejor cuela.

filósofo dijo...

Sinre,

"perfecto Dios". No será esto uno tautología ?


Saludos

Sinretorno dijo...

Pues seguramente filósofo. Es la terminología que usa el símbolo atanasiano, de los primeros años del cristianismo. Nicolas, usted me habló de virtudes humanas en Harry Potter, es muy buena idea.

Pablo dijo...

Nico, si no hay examen, de poco te van a servir los videos :P

Javier, no me llame Don, que me siento muy muy viejo xD!! Y hablaba en tono de brooooma!! Que se lo toma usted todo muy a la tremendaa!! Relájese hombree!!

Unos jugamos a fútbol y a tirarnos globos de agua, y otros discuten sobre cmo ser un mejor cristiano :) Aquí cada loco con su tema :)

Javier dijo...

Es una buena reflexión, me ha gustado.

Javier Vicens y Hualde dijo...

Yo jamás bromeo, don Pablo: ¡jamás!

Pablo dijo...

Pues muy mal Javier, la vida hay que tomársela con humor :) sienta mejor!! :)

Sus dijo...

Acabo de llegar a esta entrada buscando entre mis feeds algo sobre la puntualidad, el gran drama de mi vida (bueno, mejor dicho, la ausencia de puntualidad). Y me ha encantado el post (además, te admiro porque, al contrario que una servidora, sabes ser conciso).
Hace poco estaba en clase, y el profesor trataba de explicar el concepto de "hombría del ser", que por lo visto era una forma que tenían antes de llamar a la honestidad, y que no tenía por qué excluir a las mujeres a pesar de llamarse así... yo quise ayudarle con la explicación, y comenté: "¿Eso es como el concepto de virtud? Al fin y al cabo, nace etimológicamente de vir, varón, pero se utiliza para ambos sexos..."... Y para qué las prisas. Al hombre pareció darle un sarpullido. Decía que no tenía nada que ver, que el concepto virtud tiene una significación religiosa, que él se refería a un término "laico", que esos orígenes latinos de la palabra y su significado ligado a lo religioso le traían reminiscencias de otras épocas, que patatín, que patatán...
Y luego preguntó: "¿de verdad siguen utilizando ustedes ese concepto?" (se refería a todos los estudiantes, no a los católicos en concreto).
Pues eso, me dejó patidifusa, ni idea tenía que el concepto "virtud" y lo que implica despertaran reacciones así.

Perdón por enrollarme tanto, pero la verdad es que me apetecía compartir el episodio con vosotros.
Por cierto, ahora debería estar en clase con ese profesor (clases que a pesar de su carga ideológica me encantan), con lo cual demuestro que lo que dices en el post se cumple en mi caso... Y lo peor es que ya no sé cómo cambiarlo. Son demasiados años así.

Por cierto, feliz año a todos :)