viernes, octubre 01, 2010

Santa Teresita.



Murió con 24 años, santa y doctora de la Iglesia. Su camino de infancia espiritual y de sencillez ha dado muchos frutos. En su convento de clausura habla de selvas, del mundo, de cascadas. Philippe visitó el convento de Teresita y se quedó asombrado de cómo esa mujer, casi una niña, con aquellos cuatro árboles y un pequeño jardín hablaba así. Es la libertad interior de tratar con Dios la que abre las puertas de Teresita. Una monja , al morir, comentó que no sabía que iba a decir la Superiora sobre su vida. Hace como 20 años leí historia de un alma y me pareció un poco relamida. Con el tiempo he aprendido que lo mejor que puedo hacer es ser un niño ante Dios. Patrona de las misiones.

3 comentarios:

Javier Vicens y Hualde dijo...

Yo también leí la Historia de un alma y pensaba para mí: si esto es un modo de hablar de Dios, que me lleven los diablos. Pero terminé de leerla y concluí, como usted, que es mejor hacerse niños y hablar de cualquier manera que dejarse llevar por los diablos.

Miriam dijo...

Aprendí que lo que en apariencia parece dulce y fácil... es más que difícil.
Aguantar las pequeñas contrariedades un día tras otro, puede costar más que vencer a un gran gigante en un esfuerzo de un día
Gracias por el post

Susana dijo...

Hola soy Susana. Todavía no puedo poner comentarios todos los días, porque no tengo la contraseña del oprdenador que es de mi hemano. Me gusta mucha esta santa y he visto la película.