miércoles, enero 05, 2011

Serían las cuatro de la tarde....


Dos discípulos de Juan el Bautista, fijándose en Jesús que pasaba. Juan les dijo "este es el cordero de Dios". Los discípulos siguieron a Jesús. Jesús les preguntó que buscaban; Rabí donde vives?. "Venid y veréis". Fueron, vieron donde vivía y se quedaron con El; serían las cuatro de la tarde. Juan recuerda, muchos años después, la hora en que encontró a Jesús, pequeño detalle, pero tierno e importante. Me pregunto y te pregunto: a qué hora le conociste?, quizás no ha llegado esa hora. Pero nunca la olvides. Jesús sigue pasando por la Gran Vía, por Kinshasa, por Tokio, por el bronx, por tu calle. Sal y abre.

5 comentarios:

Andrés dijo...

Yo le presenté a Pedro, mi hermano, a Jesús. Que recuerdos...

Anónimo dijo...

Pues yo no se qué hora sería,pero me imagino que en el paritorio nada más al salir a este mundo,pues mi madre habría dado gracias a Dios por verme.Bonito y tierno post.Feliz año sinretorno,me ayuda,gracias.

Maricruz dijo...

Todas las horas del día ;)
Gracias por recordármelo.

Javier Vicens y Hualde dijo...

Don Caraacara o don Sinretorno o don Comosellame: Es usted uno de los ocho tipos más amables que he conocido en mi vida.
Que Dios me lo bendiga ochenta veces.

Sinretorno dijo...

Usted d. Vicens, o D. Hualde o como se llame es de los tres más amables.