jueves, octubre 22, 2009

La vuelta a casa de los anglicanos.



La Iglesia anglicana es cismática. Se separó de la comunión con Roma en el siglo XVI, por causas intrincadas. A través de la Santa Sede hemos sabido estos días que más de cincuenta obispos anglicanos y sus fieles quieren incorporarse a la Iglesia católica, la vuelta a casa. La fórmula jurídico canónica es nueva y muy interesante; se crean unos ordinariatos personales, similares al de las Iglesias orientales unidas a Roma. Es un paso gigante y manifestación de la vitalidad de la Iglesia católica y la acción del Espíritu Santo. Newman y el movimiento de Oxford en el siglo XIX en su intento de descubrir la verdadera Iglesia, intentando demostrar que la anglicana era la vía media, a pesar de sus reticencias se hicieron católicos, Santo Tomás Moro, los conversos ingleses (Chesterton, Tolkien, Blair) son un orgullo para los ingleses . La ordenación de mujeres, el divorcio admitido han llevado a muchos obispos y fieles anglicanos a encontrar su hogar en la Iglesia católica. Bienvenidos sean de corazón, además de que van a ser un estímulo ejemplar para muchos católicos. Ya algunos han dicho que la Sede de Pedro se aprovecha de no sé qué; que sepan que la cabeza de la Iglesia anglicana ha estado informada en todo momento de este espectacular paso. Seguro, como decía Newman, que los anglicanos que se olvidaron de María para encontrar a Cristo, vuelven de la mano de la Virgen a la plena comunión.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Había oido que los ortodoxs están muy cerca en la doctrina de la I católica pero sicológicamente están lejos, los angicanos lejos doctrinlmente per sicológicamente muy cerca. Qué gran paso ecuménico, la Iglesia es madre.

JUANMA SUÁREZ dijo...

Tal vez meta la pata, pero cuando hablas de "conversos ingleses" (y no sé el caso de los otros dos) creo que te sobra el nombre de Tolkien, que, según creo, fue católico desde siempre. Tal vez sea más conocido en ese paso de la conversión un gran amigo de Tolkien (quien, por cierto, tuvo bastante que ver, según cuenta el propio protagonista): C.S.Lewis...

Sólo quería aclararlo..., sin embargo, y como me fío poco de mi memoria, repasaré la biografía de Tolkien que tengo en casa...

Sinretorno dijo...

JUanma cómo te agradezco la aclaración. Lo que sí sé es que CS Lewis, gran amigo de católicos se convirtió pero no al catolicismo, de ateo a buen anglicano.

JUANMA SUÁREZ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JUANMA SUÁREZ dijo...

Sí. A Lewis le faltaron un par de pasitos más para llegar a convertirse totalmente, pero supongo que en el Cielo también hay sitio para los que buscan la Verdad aunque se hayan ido sin encontrarla del todo por falta de "tiempo"...

Ya he mirado lo de Tolkien: nace en 1892 y es bautizado en la iglesia anglicana. En 1900 su madre se convierte al catolicismo, así que, con su padre muerto 4 años antes, ella será la que se encargue de educar a sus hijos en el catolicismo, cosa que, por cierto, le acarreó no pocos problemas de peleas con su propia familia y muchos problemas económicos...

Te copio algo que escribe LEWIS en "Surprised by Joy":

"Cuando llegué al mundo se me advirtió (implícitamente) que nunca debía confiar en un papista; cuando llegué a la English Faculty se me advirtió (explícitamente) que no debía confiar nunca en un filólogo. Tolkien era las dos cosas".

Y Tolkien escribió de Lewis: "La amistad con Lewis compensa muchas cosas; (...) me ha hecho un gran bien el entrar en contacto con un hombre a la vez honesto, valiente e intelectual, un erudito, poeta y filósofo, y finalmente, después de una larga peregrinación, un amante de Nuestro Señor."

En fin, siento el "tochazo", pero es que Tolkien es una de mis debilidades y siempre me ha emocionado (no sé por qué) el leer sobre la amistad profunda de estos dos grandes autores.

Sinretorno dijo...

Juanma de tochazo nada. Me he emocionado con lo que cuentas. Claro que Lewis está muy cerca del buen Dios y se atrvió a decir , proféticamente, cosas que ni los católicos dijeron. Me emociona la clase, la humanidad , la amistad de estos escritores.Gracias.

Àngel dijo...

Pues sí, bienvenidos.