viernes, febrero 25, 2011

San José y Pedro Beteta.



Pedro Beteta, es un sacerdote bueno, buen amigo a pesar de que le interrumpo cuando hablamos y gran jugador de tenis. Es doctor en Bioquímica ( toma ya!!!)y en Teología. Ordenado por Juan Pablo II en Roma en 1982. Con una intensa labor pastoral entre la juventud de Madrid, como capellán de centro punteros educativos como Tajamar, Los Olmos y Senara. Estudioso de Juan Pablo II, con 20 libros sobre las enseñanzas de Juan Pablo II el grande.


Acaba de publicar en editorial EDICEP un libro delicioso, imaginativo y muy pegado a las escrituras "San José y la unidad de vida". En la cadena de afectos de Cristo, después de su Santísima Madre, está José, San José " maestro de vida interior"( Santa Teresa dixit), patrono de las vocaciones sacerdotales y el mejor amigo para una buena muerte. El evangelio no nos trasmite ni una sola palabra de José. Pero actúa, obedece a Dios en sueños(yo pensaría en pesadillas), acoge a María, la cuida, la mima, se va a Egipto y nadie le dice cómo organizar el viaje, enseñó a trabajar a Jesús de carpintero y no sólo le cuidó, sino que le abrazó, le peinó, le besó. Nos lo han pintado viejo y con barbas, pero sería joven y fuerte y casto. En este libro , el autor capta la grandeza del Santo Patriarca y nos presenta a San José como un hombre que todo es estar con Cristo, la oración y la vida, el trabajo y la amistad. Felicidades Father Peter.

8 comentarios:

Felicitas dijo...

Vaya cara... mira que copiarle el post al Dalai Vicens.... a este paso, comenzará pronto a levitar.
¿Lo hacen los buduistas, verdad?
bueno, seguro que es un libro muy bueno sobre San José. A ver si lo pillo, cuando salga.
;O)

Sinretorno dijo...

LEA LA FIRMA DEL POST DEL dALAI, FIRMA SINRETORNO, ME EQUIVOQUE, COSA DE LOS PRIVILEGIOS.

José Antonio del Pozo dijo...

Hermosa reivindicación de San José, sí señor. Saludos blogueros de un josé.

Titania dijo...

Pobre José, parece que los últimos no son los primeros o si, no lo sé.
Algún día lo descubriré.
Saludos.

Aaron dijo...

SinRetorno, hablemos en esta su casa. No se me enfade usted por lo del sobrepeso, que fue una broma inocente. Por cierto, y ya que lo pregunta, la tengo larga.

Saludos cordiales,

A.

lourdes dijo...

Gracias, por esta reflexión para mi San José es el hombre del gran silencio y de oración muchas gracias. sabe bueno es sólo Dios nosotros sólo somps instrumentos en sus manos desde ahora cuente con mis oraciones lo tendre muy presente mil gracias por su confianza que Dios le bendiga simpre y le conceda lo que pide su corazón unidos en oración

Miriam dijo...

Viva San Jose, que supo vivir en Dios los gozos y dolores
Me encantan las entradas de grandes santos¡¡

Anónimo dijo...

San JOSE, espero que me reciba en el cielo y me ayude a colarme.
Bien por d Pedro tele5