martes, febrero 15, 2011

Un poquito de mal en la vida.


Estos días en las lecturas de la Misa se lee el Génesis, el origen: del mundo, del hombre y de la mujer, fuimos creados a imagen y semejanza de Dios, el feo asunto de la serpiente, el árbol prohibido, el pecado, la desnudez, la expulsión del paraíso y la promesa de que una Mujer aplastará la cabeza de la serpiente y que seríamos redimidos. O felix culpa (feliz culpa), que nos hizo merecer a Jesús, hombre y Dios, como Salvador. No entro en el tema de los géneros literarios...pero lo que cuenta el génesis merece la pena ser meditado, y además está muy bien contado (inspirado por Dios). La serpiente, más o menos, te dice: Dios no juega limpio, no te lo ha contado todo. Este es el árbol de la ciencia del bien y del mal. Está muy metido en nuestro interior, el de cada uno y el de la humanidad, que hay que probar de todo. Si no conoces el mal, no apreciarás el bien; sé un poco infiel a tu mujer o tu marido (ojos que no ven...), qué se siente con las drogas, esas células de 15 días en el vientre materno es imposible que sean una persona (todos fuimos esas células en un momento de nuestra vida). San Agustín, un gran pecador y un gran santo, narra que de pequeño con unos amigos, robó unas manzanas; no tenían hambre, eran chicos de dinero, pero les atraía robar, qué se siente?, puede que te dé un subidón. Los buenos padres, los buenos maestros, los benditos abuelos te dan mucho la vara con sus consejos y experiencias. Pero hay que experimentar, probar. La frase tan manida, cómo sabes que no te gusta si no lo has probado?. Todos somos Adán y Eva. Pecado?, yo no peco: no he matado a nadie, no fumo en zonas prohibidas, pago mis impuestos, soy buena gente y una canita al aire que no pasa nada. El bien , la belleza, la bondad...son un poco aburridos. Nadie se arrepiente de nada. Pues bien, me arrepiento de no haber hecho caso a mis padres, a la gente que me quiere bien. No es santo el que no cae, sino el que siempre se levanta. Y un buen ladrón, le robó a Jesús el cielo en diez segundos. El demonio es el padre de la mentira y como dice Alejandro Llano, es aburrido. Siempre es tiempo de recomenzar.

8 comentarios:

Javier Vicens y Hualde dijo...

¿Alguna vez ha tratado usted de imaginar al primer Adán? Miguel Ángel lo pintó bastante atlético; en pelotas, claro, y casi tocando a Dios sin mucho esfuerzo... como un hombre fuerte, pero tranquilo.

Sinretorno dijo...

??????? No le sigo Father, en su comentario.

LAH dijo...

Pero es mas listo que peta! y entra el engaño creyendotelo... en el génesis leemos algo asi: "la serpiente le pregunta a Eva ¿cómo que Dios no os deja comer de ningún árbol?, y deja ese primer engaño caer...No, contesta Eva, podemos comer de todos menos de uno..."
Te lleva a donde queria haciendote creer que encima te ayuda!
Querer ser dioses de nuestra vida. un abrazo Militos

Sinretorno dijo...

Viva Militos, y gracias. Nos sitúa en el tablero.

Javier Vicens y Hualde dijo...

Es que cada vez me explico peor. Pero no importa. Entre usted otra vez en eso del Dalai Lama de mi blog. Ha dejado usted allí un comentario muy amable y le he dejado una respuesta muy interesante... espero.

Sinretorno dijo...

He entrado otra vez y dejé dos comentarios . A mi Karma le viene bien un pco de paciencia, en la línea oriental del pijama amplio.

LAH dijo...

aY aY aYYYYY Sin retorno!!!!
ya no me pasa más....es la 2ª vez que me pasa, mil perdones
me he reido mucho con el comentario que has dejado en mi blog...soy muy despistada.

mjbo dijo...

A mí el Génesis me encanta y escribí lo que siento al respecto aquí: http://portimadrugo.blogspot.com/2010/12/lo-viejo-ha-pasado-aunque-aun-el.html
Creo que siempre lo veré de ese modo. Y está muy mal lo de echar canitas al aire como muy bien dice Ud. ... que conste.
Saludos